El Padre William reubicado en la diócesis de Limón

El padre William Rodríguez, monseñor Gabriel Enrique Montero y el padre Elí Quirós.

Carlos L Monge B
prensa@perezzeledon.net

Tras una década de ejercer el sacerdocio en la diócesis de San Isidro de El General, el presbítero William Rodríguez se trasladó a Limón, en respuesta a un llamado del obispo Javier Gerardo Román.

El padre William (derecha) durante una conferencia de prensa del Obispo.

El padre William (derecha) durante una conferencia de prensa del Obispo.

Se cumplió ayer, domingo 27 de diciembre de 2015, el anuncio acerca de su traslado, que formuló un mes antes el obispo de San Isidro, fray Gabriel Enrique Montero, durante una conferencia de prensa en que informó sobre la reubicación de sacerdotes y seminaristas correspondiente a 2016.

Ordenado como presbítero el 9 de diciembre de 1989, en la Catedral de San Isidro, el padre William ha brindado sus servicios eclesiásticos como vicario parroquial en Quepos, párroco en Sabalito y Santa María de Dota; como director de Radio María Costa Rica, rector de la Preciosa Sangre de Cristo en San José.

Luego sustituyó al padre Álvaro Coto Orozco como director de Radio Sinaí y se desempeñó como vicario episcopal de Comunicación, párroco de San Pedro y secretario ejecutivo de Comunicación de la Conferencia Episcopal de Costa Rica (CECOR).

Imágenes en que aparecen los padres William y Elí. (Fotos son de Elí Quirós).

Imágenes en que aparecen los padres William y Elí. (Fotos son de Elí Quirós).

Tras su relevo como director de la Radio Sinaí, el padre William fue asignado a la Vicaría Parroquial de Pejibaye, oficio que desempeñó durante todo el presente año. Durante su estadía en San Isidro ha ganado el aprecio de los feligreses y dejó una grata sensación entre los miembros de los medios informativos locales.

A propósito de su traslado a la zona atlántica, el presbítero Elí Quirós –su sustituto en la dirección de Radio Sinaí y de su condición de vicario episcopal de Comunicación- ayer escribió en su muro de Facebook una sentimental despedida a quien considera “un amigo y un hermano”. Escribió:

Dios me dio la oportunidad de conocer a un amigo y un hermano, siendo muy niño el padre William Jesús Rodríguez León llegó a mi pueblo como párroco, de sus manos recibí a Jesús Eucaristía por primera vez y desde ahí inició una historia de hermandad y buenos recuerdos….

Los sacerdotes William Rodríguez y Elí Quirós, con el obispo Gabriel Enrique Montero.

Los sacerdotes William Rodríguez y Elí Quirós, con el obispo Gabriel Enrique Montero.

“Siendo seminarista me enseñó y motivó en el camino de la vocación cristiana y sacerdotal…, los años pasaron y trabajamos juntos en los medios de comunicación…, luego su espíritu de servicio lo llevó a colaborar en la Parroquia Pejibaye Pérez Zeledón y después Dios nos daría el gran regalo de servir juntos en esta amada parroquia…

“Hoy llega a su término su estadía entre nosotros. No me queda más que agradecer a Dios por su infinita bondad y a usted mi hermano William mi afecto sincero y admiración profunda… Que Dios te guíe siempre en tus nuevos servicios allá en Limón y sepa que acá cuentas con mi oración y cariño. !!!Hasta pronto mi hermano!!!”.

Los sacerdotes suelen dejar una profunda huella entre los feligreses y esa es una de las razones por las que se les reubica periódicamente. Se les asignan labores diferentes o se les releva por la edad, la salud, porque se les necesita en otras parroquias y por la conveniencia de que no se arraiguen por muchos años en una misma comunidad, explicaba el obispo Gabriel Enrique Montero.


28 Diciembre, 2015

Anúnciate Gratis