Pablo Coste estudiará medicina

Imagen: Pablo Coste estudiará medicina

El segundo mejor promedio de admisión de la UCR es de Pérez Zeledón

Xinia Zúñiga J.

La Facultad de Enseñanza de la Universidad de Costa Rica (UCR), entregó
los mejores promedios de admisión de esa casa de enseñanza y el
generaleño Pablo Coste Murillo, fue el segundo mejor promedio del país
con 798,96 puntos de los 800 que vale la prueba.

En total, la UCR admitió con nota mayor a 442 a 16.266 estudiantes de
los 28.694 que efectuaron el examen. El primer lugar con 800 puntos fue para
Silvia Benavides Vega del Colegio Lincoln y el tercero para Sofía Coto
Guzmán del Colegio Calasanz con 792,65 puntos.Coste Murillo, de 17 años, es egresado del Colegio del Valle, vive en
Barrio El Prado con sus padres Pedro Coste Morón y Deby Murillo Gómez;
también tiene dos hermanos mayores, Pedro José de 23 años
y Juan Manuel de 19.

Se confiesa un mejenguero de primera línea y pese a su juventud, no
oculta su orgullo de ser padre de un bebé de cinco meses, el cual se
llama José David y a quien estaba cuidando tres días seguidos
cuando le hicimos la entrevista, pues su madre estudia Informática. “Yo
le doy el chupón, lo cambio y todo”, añadió.

“Primero el estudio”

En el campo sentimental aún no pretende formalizar nada pues asegura
que su prioridad es estudiar; sin embargo, no oculta que el tiempo que pasa
con su hijo no lo cambia por nada.

Referente a la parte académica, reveló que estudiará medicina
y que le gustaría ser cirujano plástico, para ayudar a la gente
quemada; y confirma que siempre ha querido ser médico por vocación,
porque asegura que no tendría corazón para no atender a alguien
que no le pueda pagar una consulta. Su hermano Juan Manuel también estudia
medicina en la UCR.

Su meta en este campo es terminar una especialidad en los Estados Unidos y
trabajar allá, porque considera que es más cómodo, hay
más tecnología y los casos más difíciles de todo
el mundo se atienden en ese país.

Siempre el mejor

Desde la escuela Coste estuvo en el cuadro de honor y en el colegio no fue
la excepción; en la primaria su nota más baja fue un 95 y en la
secundaria un 90, según indicó.

Asismismo, en 1998 logró el segundo lugar en la Olimpiada Nacional de
Matemáticas y esa misma posición en el Torneo Nacional; mientras
que en 1999 obtuvo el tercer lugar Iberoamericano.

Y motivado al máximo cuando su hijo estaba por venir al mundo, Pablo
manifestó a este medio que de 40 notas obtenidas en 4 bimestres, 12 de
ellas fueron un 100. “Han sido las mejores notas de mi vida, en realidad
estaba inspirado”, agregó, mientras contaba que tendrá derecho
a escoger la carrera, los profesores y hasta los horarios; no obstante, debe
mantener muy buenas calificaciones, de lo contrario perderá esos beneficios.


Pablo con su hijo José David. Se declara “mejenguero a lo último”.

“Estaba motivado al máximo por mi hijo”

“Los momentos con mi hijo no los cambio por nada”

“Lo cambio y todo… si no me cree le enseño los pañales”


1 Diciembre, 2004

Anúnciate Gratis