Pablo Brenes por la titularidad en el Saprissa

Imagen: Pablo Brenes por la titularidad en el Saprissa

Firmó por 3 años y una de sus metas es jugar en
el Mundial de Clubes este año

Xinia Zúñiga Jiménez
xinia@perezzeledon.net

El volante, Pablo Brenes Quesada, oriundo de Pérez Zeledón, es
uno de los jugadores de los que está dando de qué hablar últimamente
en el Deportivo Saprissa y esto que aún le falta el gol, el cual ha acariciado
en varias oportunidades.

Lo cierto del caso es que Brenes anda encendido futbolísticamente, pone
buenas asistencias a sus compañeros, trata de hacer el gol y le saca
el jugo a la oportunidad que le da el técnico Hernán Medford.
Su meta es ganarse la titularidad con los morados, según reveló
a este medio.Experiencia provechosa


Pablo Brenes

Brenes asegura que su paso por el fútbol estadounidense fue una de las
experiencias más provechosas que ha tenido, primero porque tuvo que salir
de su casa por primera vez y luego porque iba a un fútbol diferente,
donde se habla otro idioma y muchos otros obstáculos, los cuales tuvo
que superar.

“Gracias a Dios me pude acoplar rápido, y aprendí de todo
los aspectos bastante; además, me permitió hacer amigos, que es
lo más grande que deja el fútbol, así como intercambiar
con jugadores de gran nivel y de selecciones nacionales. Poco a poco me fui
acoplando al juego de allá y por dicha terminé jugando lateral,
fueron 5 meses y medio, más el lapso que estuve en las olimpiadas”,
comentó.

Agregó que decidió regresar porque este es un año muy
importante para él tanto en lo académico como en lo futbolístico;
además, asegura que pretende como todo jugador ser llamado a la Selección
Nacional y cuando esto ocurra, dar lo mejor.

Oportunidades y obstáculos

Al regresar al país, reveló que varios equipos de Primera División
le hicieron saber su interés en contratarlo, lo cual lo llenó
de esperanza para seguir en conversaciones con varios clubes.

“Mi contrato vencía el 31 de diciembre pero con la opción
de 1 año más, mi representante aceptó esa propuesta sin
consentimiento mío y a partir de ahí se complicó mucho
el camino, hasta el punto de regresar a Estados Unidos y conversar con la gente
del Real Salt Lake.

Ellos me hicieron entender que no querían que regresara porque les
podía ayudar mucho este año, pero hablé con el entrenador
y me dijo lo mismo, aunque añadió que él quería
lo mejor para mí y si era que yo regresara él lo permitía.
Tengo que agradecerle al entrenador y a los directivos su comprensión”,
explicó.

No obstante, las cosas no fueron nada fáciles, ya que el proceso de
negociación fue de casi 4 meses, aunque asegura que al final con el traspaso
de Douglas Sequeira se facilitó y ya tenía adelantado el contrato
en Saprissa, pues apenas llegó firmó por 3 años, con la
opción de salir del país en cualquier momento.

“Me gustaría disputar la final con mi ex equipo”

“Estando ya en Saprissa la presión empieza porque es un equipo
grande, la gente y la prensa espera lo mejor y son muy exigentes, gracias a
Dios todo me ha salido a la perfección y tengo que agradecerles a todos,
pero en especial a la afición que me brindaron el máximo apoyo
desde que llegué aquí”, manifestó.

Consultado sobre lo que está por venir, Pablo es muy optimista y dice
que ahora espera seguir igual o mejor para llegar a disputar la final con su
ex equipo el Municipal de Pérez Zeledón, del cual tiene grandes
recuerdos, y también tiene otra meta como es poder participar en el Mundial
de Clubes este año.

“Claro que me gustaría disputar la final con el Campeón
del Apertura, sería un sentimiento en contraste, ya que por el Municipal
de Pérez Zeledón estoy donde estoy y me di a conocer ahí,
pero si quiero ser campeón tendré que dar lo máximo de
mí sea cualquier equipo.

Me siento muy contento por lo que ellos ya lograron, hicieron historia y eso
va a quedar para siempre, ellos ya quedaron campeones alguna vez y yo no, así
que si se me presenta la oportunidad lo haré dignamente, aunque sea con
mi ex equipo”, indicó.

Más de cerca

Pablo también nos contó que viene a Pérez Zeledón
sólo cuando puede, porque tienen mucho trabajo y a veces no les dan día
libre. Asegura que se lleva bien con todos los compañeros, pero
es normal que ande más con los de su edad; además, vive solo como
a unos 10 minutos del Estadio Ricardo Saprissa, pero su familia lo visita casi
todas las semanas.


12 Abril, 2005

Anúnciate Gratis