Otros ingredientes del Festival

66 obras de Gerardo Selva fusionan lo tradicional y lo contemporáneo

Las exposiciones artísticas en el edificio de los Tribunales de Justicia y en el Complejo Cultural, así como los espectáculos de danza y teatro nutren el Festival.

Por ejemplo, la exposición retrospectiva de Gerardo Selva con sus creaciones en cerámica y vidrio se exhibe en el Complejo Cultural en San Isidro y reúne 66 obras que fusionan lo tradicional y lo contemporáneo.

Platones, jarrones, tazones, tetereras, vasijas y máscaras resaltan la transparencia del vidrio y la textura de la cerámica.

Por otra parte, la comunidad indígena maleku se armó de cámaras desechables para rescatar en imágenes su diario vivir en las llanuras de la zona norte de Costa Rica.

La exposición “Los malekus vistos por ellos mismos” se exhibe en el edificio de la Corte de Justicia. Dicha exposición la organizó el Centro Cultural de España y muestra 23 fotografías a color que retratan la cotidianidad de este grupo indígena desde la óptica de sus protagonistas.

El teatro destaca también como otro de los atractivos del Festival. Precisamente muchos generaleños acudieron a presenciar los funciones que se realizan por las noches en la Casa de la Juventud, transformada durante estos días en Teatro San Isidro.

Un menú surtido de obras se han podido presenciar, entre las cuales destacan Supergallo y gallos de contención”, “Hasta que la suerte nos separe”, El diario de Ana Frank, “Cuentos eróticos”, entre otras.

Además, los talleres para niños y adultos se han desarrollado con notable participación, en aras de generar la creatividad y el sano esparcimiento.

Los amantes del cine también han presenciado películas hechas en el país y documentales; espectáculos de danza, artes circenses, cuentacuentos, cimarronas y mariachi.


3 Abril, 2009

Anúnciate Gratis