No hubo desfile del 15 de setiembre ¿y qué?

Imagen: No hubo desfile del 15 de setiembre ¿y qué?

Juan Diego Jara A.
prensa@perezzeledon.net

Este año nos quedamos sin ver a las bastoneras

No hubo desfile del 15 de setiembre en la ciudad de San Isidro de El General este año ¿y qué? Como si el no haberse hecho haya sido una falta ¡qué va!

Acaso que porque no se hizo ahora somos menos patriotas… ¡Mentira! Aquí lo que pasa –al igual que en otras partes del país– es que estos desfiles se han vuelto pura pasarela, jolgorio y borrachera, y de civismo no tienen nada o tienen muy poco.La mayoría de personas que asisten a estos desfiles lo hacen por costumbre; no por nacionalismo, ya que de por sí en Costa Rica en eso somos siervos menguados.

Las bandas tocan sus tambores, liras y trompetas con ritmos populachos y foráneos lejanos a la idiosincrasia costarricense. Las bastoneras lucen sugestivos trajes que de típicos no tienen ni los colores de la bandera. A decir verdad, el espectáculo se convierte en un movimiento sensual de muslos y caderas al son de la macarena.

Por su parte los varones mitigan la sed, el calor y las ansias con las ‘birritas’ que atiborran las hieleras, y las féminas  aprovechan la ocasión para que las vean.

Después del desfile viene la lluvia y la ingesta de alcohol y, a resumidas cuentas, pocos o casi nadie se percata si eran 188 o 40 años de vida independiente, pues aquí el civismo representa pachanga.

Por tal motivo, el que no hubiera desfile en San Isidro no es un desafuero a la patria. Por el contrario, creo que así no se mancilla tanto.

Ojo, y que quede claro que me refiero al desfile del 15 de setiembre, porque las demás actividades patrias que en Pérez Zeledón se acostumbra realizar son muy emotivas. Por ejemplo: el recibimiento de la antorcha, el desfile de faroles, la diana, las presentaciones culturales, entre otras, que este año se hicieron pero a lo interno de cada centro educativo.

Y lo digo abiertamente: apoyo la decisión que tomaron los directores y docentes del cantón de suspender la realización de los eventos patrios como medida de presión contra el MEP, y el que exijan que todo alumno que salga de una institución cuente con un seguro de responsabilidad civil, eso es justo y necesario,  ya que lamentablemente  en nuestro país, “los educadores son culpables hasta que no se demuestre lo contrario”.

Recordemos que la determinación tomada resulta del juicio por ¢18 millones que los padres de un niño, estudiante de la Escuela Peñas Blancas, interpusieron contra la directora  Gerardina Fonseca Zúñiga y el docente José Luis Vargas por la amputación de la yema del dedo que sufrió el menor cuando, aparentemente, otro compañero cerró la puerta del aula.

Así que repito: no hubo desfile del 15 de setiembre este año ¿y qué? Vale más ver esas casitas de campo con su banderita pegada en la puerta; representa más el rescate de valores que por once años vienen promoviendo los inquilinos del mercado y otras organizaciones, que en definitiva nos hacen remembrar nuestras raíces campesinas a diferencia del cortejo de modas en que se ha ido transmutando el “desfile patrio”.

En otros lugares como Alajuela y Guápiles no se llevaron a cabo desfiles, pero por temor a un contagio masivo de las gripe AH1N1, en Pérez Zeledón se juntaron diversas razones.

Cabe mencionar que en Palmares de Daniel Flores la escuela realizó un pequeño desfile, lo cual fue una acertada iniciativa de esa comunidad. Algunas escuelas del centro de San Isidro también hicieron lo propio, como la 12 de Marzo, Pedro Pérez, Laboratorio, entre otras.

Nos quedamos sin desfile del 15 este año. De todas maneras, fijo no faltan las juergas patrióticas en nuestro cantón.  Esta vez también las hubo y en mayor proporción.


16 septiembre, 2009

Anúnciate Gratis