Niños de Tierra Prometida aprenden a través del Circo Vida Nueva

Imagen: Niños de Tierra Prometida aprenden a través del Circo Vida Nueva

Director reveló que enfrentan problemas económicos, pero que
se esfuerzan mucho para que el proyecto siga siendo de ayuda para los niños

Xinia Zúñiga Jiménez
xinia@perezzeledon.net

Al
final de la obra los integrantes del circo posaron para la cámara

Tierra Prometida es una comunidad de Pérez Zeledón que siempre
se ha conocido como en riesgo social. Algunos líderes han luchado fuertemente
para cambiar la historia, pero a pesar del esfuerzo, el calificativo pareciera
que aún no se ha podido borrar, y las opciones de recreación
para los niños y jóvenes son escasas.

Por eso, de la Asociación Vida Nueva, la cual trabaja con los “niños
de la calle”, nació el proyecto del Circo Vida Nueva, en donde
hay menores de los 8 a los 15 años, quienes con mucho esfuerzo ensayan
todos los días y los fines de semana, con el fin de pulir lo mejor posible
sus obras, aprender y brindar al público un mensaje positivo.

Bastante público asistió al estreno de la obra

Philpp Meyer de origen alemán, es uno de los directores del grupo,
y según dijo a este sitio, el problema que enfrentan es económico
y que al trabajar con voluntarios, estos tardan poco tiempo y cuando se van
llegan otros que primero tienen que adaptarse y conocer el proyecto para que
siga funcionando.

Obra muy aplaudida por el público
El Niño Explorador, este es el nombre de la obra que estrenó el
Circo Vida Nueva el pasado 26 de marzo en el Polideportivo, durante el Día
Nacional del Deporte, en donde una cantidad importante de público se
acercó a presenciar el trabajo de los menores, quienes se desenvolvieron
con mucha naturalidad y dando lo mejor de cada uno.

“Esta obra está dividida en dos partes: el día y la noche.
La parte que presentamos fue la de la noche y como hay bosque y mucho fuego,
tuvimos que variar algunas escenas; sin embargo, estamos muy emocionados con
la respuesta que tuvimos del público”, expresó el joven
Philpp Meyer minutos después de concluida la obra.

El niño explorador combate contra otro de mejor estrato socia

El Niño Explorador trata de un niño de la calle que al llegar
a la selva se ve confrontado con un mundo diferente, en donde no sabe si es
un sueño o es la realidad, aunque pareciera que eso no importara.

“Cuando llega a ese mundo se encuentra con el rey, quien le regala muchas
cosas como alimentos, ropa y un monociclo (que sería un caballo). Luego
con el monociclo va al día y busca al rey de la luz, en donde vivirá muchas
aventuras y se encuentra con la boda del Rey de la Luz, a quien le entrega
un regalo que le había dado el Rey de la Noche, y pasando por todas
las aventuras llega a la boda, en donde se celebra un gran fiesta… Hasta
aquí ensayamos, pero aún nos falta mucho”, detalló Meyer.

El
Niño explorador también mostró sus habilidades con el monociclo

Consultado sobre el mensaje que pretenden brindar a través de esta
obra, el alemán dijo que se enfocan en las cosas pequeñas y sencillas
de entender. Por ejemplo, en la escena donde aparecen dos payasos –uno
grande y el otro muy pequeño-, la cual demuestra el poder del grande
contra el más pequeño. Otro de los mensajes se da con la actitud
del rey, quien trata de demostrar su poder ante los demás.

Y referente a los participantes, indicó que pertenecen a Tierra Prometida
y que pueden ingresar quienes le ponen muchas ganas y seriedad. Asimismo, manifestó que
en cuanto a la importancia de estar en el circo, los menores pueden invertir
su tiempo de una manera interesante, porque están aprendiendo y los
niños quieren aprender muchas cosas.

La escena de los dos payasos demuestra el poder del grande contra el pequño

“El circo tiene que ver con movimientos del cuerpo y los que forman
parte van explorando su cuerpo y también lo que es un artista, porque
en el escenario uno se tiene que convertir en otra persona muy diferente a
la que es”, explicó el alemán.

Por último, con respecto al apoyo del público en el estreno
de la obra, dijo que fue magnífico, porque al ser una obra nueva necesitan
mucho la participación de la gente, ya que la motivación para
ellos es muy importante para continuar ensayando las demás escenas.

Público disfrutando de una de las escenas

“La verdad es que el apoyo que se recibe es mucho más importante
que la plata que uno puede recoger después de la presentación.
Estamos muy agradecidos con las personas que llegaron a presenciar El Niño
Explorador y esperamos que ese apoyo no sea sólo hoy, sino que los habitantes
de este cantón comprendan que nuestro trabajo es a favor de los niños
y que todo nuestro esfuerzo lo hacemos por ellos sin esperar nada a cambio”,
finalizó Philpp Meyer.


5 abril, 2006

Anúnciate Gratis