Nadie puede ingresar sin guía al Nacional Parque Corcovado

Pizote, el orero.

Carlos Monge
prensa@perezzeledon.net

T
odo turista que ingrese al Parque Nacional Corcovado deberá hacerlo acompañado por un guía acreditado por el Instituto Costarricense de Turismo y que demuestre que conoce la zona.

La disposición fue adoptada por el Área de Conservación de Osa (Acosa), dependencia del Sistema Nacional de Áreas de Conservación (Sinac) y rige desde el sábado pasado, primero de febrero de 2014.

Funcionarios y particulares planeando estrategias de búsqueda.

Funcionarios y particulares planeando estrategias de búsqueda.

El propósito fundamental de la medida está orientado a prevenir o eliminar el aprovechamiento o la ocupación del Parque y, con ello, hacer respetar las características ecológicas, geomorfológicas y estéticas de la zona, pero también para evitar los contratiempos que provienen del extravío de personas y, en el caso extremo, de su muerte.

La entrada en vigencia de este sistema de control fue establecida apenas unos días después de que funcionarios del Sinac, oficiales de la Fuerza Pública y brigadas de particulares, tuvieron que internarse en la selva a buscar a un hombre extraviado. Aun para un orero, como el que se extravió, la selva puede convertirse en un “infierno verde” que lo desorienta y absorbe.

Dos propósitos: proteger el medio ambiente y evitar que la gente se extravíe.

Dos propósitos: proteger el medio ambiente y evitar que la gente se extravíe.

“Pizote, el orero” fue localizado diez días después de que sus familiares reportaron su desaparición y si lo encontraron, todavía con vida, fue porque las brigadas que participaron en la búsqueda tenían una idea más o menos clara sobre el sector que frecuentaba. Lo encontraron, cerca del río Sirena, deshidratado, con hambre y desorientado.

Tuvo suerte con que lo encontraran, porque un ucraniano que viajaba solo que viajaba solo fue encontrado muerto por otros turistas. Y las fechas recientes, de noviembre de 2013, registraron también el extravío de dos turistas españoles que, habiéndose aventurado a ingresar solos al parque, tuvieron que dormir a la intemperie y sin alimentos, por haber perdido el sendero.

Hasta un experto puede verse en apuros, si pierde el sendero.

Hasta un experto puede verse en apuros, si pierde el sendero.

Apasionante y conmovedor, el Parque es un amplio territorio de selva en que un pequeño descuido puede ser causa de extravío. Los baquianos que se acrediten ante la Oficina de Turismo del Parque, debe estar asociados a los gremios de guías locales o presentar declaración jurada en que indique la experiencia de haber guiado a personas dentro del Parque.

Los guías locales y nacionales que deseen ingresar a realizar la actividad de guiado deberán acreditarse ante de la Oficina de Turismo del Parque Nacional Corcovado, aportando el carnet de guía local debidamente acreditado por el ICT y demostrando que está asociado a cualquier gremio de guías radicada en la región, debidamente legalizada o presentar declaración jurada en la que indique la experiencia de guiado de personas dentro del Parque Nacional Corcovado.

Pero no basta con contar con el servicio de un baquiano. Existe todo un listado de requisitos que incluye normas de conducta y limitaciones a los objetos con que un turista puede ingresar al parque, de manera que no se expongan a peligros ni causen daños al medio ambiente.

En la foto de entrada: Las brigadas de búsqueda encuentran al orero extraviado. Fotos por cortesía del SINAC.


3 febrero, 2014

Anúnciate Gratis