Músicos hechos y derechos regalan un concierto de lujo

Banda de Honor Escela de Música Sinfónica de Pérez Zeledón.

Carlos L Monge B
prensa@perezzeledon.net

Los egresados de la Escuela de Música Sinfónica de Pérez Zeledón se vuelven a encontrar en San Isidro de El General, para brindar un espectáculo musical de agradecimiento por el apoyo que la comunidad les ha brindado en el transcurso de su formación profesional.

Los músicos volvieron a encontrarse en Pérez Zeledón, para regalar un concierto.

Los músicos volvieron a encontrarse en Pérez Zeledón, para regalar un concierto.

Directores invitados, músicos generaleños que se desempeñan en orquestas sinfónicas de enorme prestigio, músicos con títulos académicos universitarios que se dedican a las más diversas actividades del quehacer humano; todos ensayando juntos, para ofrecer gratuitamente un concierto de lujo y enteramente gratuito, a quienes quieran acompañarlos.

Así como lo hicieron el año pasado, volverán a brindar un concierto con música tradicional de banda sinfónica y hasta música navideña,  en Monte Tabor –en el barrio Santa Cecilia, San Isidro de El General- mañana miércoles, 30 de diciembre de 2015. Siete de la noche.

Los músicos generaleños están integrados en la Banda de Honor de Pérez Zeledón, un proyecto musical sin fines lucrativos, que aportan sus conocimientos, virtudes y recursos económicos para darles gracias a los generaleños.

Aspiran a contar con el apoyo necesario para darle sostenibilidad a una banda sinfónica profesional.

Aspiran a contar con el apoyo necesario para darle sostenibilidad a una banda sinfónica profesional.

Si bien entre los intérpretes hay directores destacados, éstos se acoplarán con los restantes músicos, para aprovechar al máximo la presencia de dos prestigiosos directores invitados: Eduardo y Jorge Rodríguez, los gemelos que son profesores en el Instituto Nacional de Música, director el uno de la Banda Nacional de Alajuela e integrante de la Orquesta Sinfónica Nacional el otro.

Los hermanos Eduardo y Jorge, dos virtuosos clarinetistas del Valle Central, ya familiares en Pérez Zeledón, pagan sus gastos de transporte y estadía con dinero de sus bolsillos, de la misma manera que lo hacen todos los miembros de la Banda. No podrá ser de otra forma, mientras la Banda de Honor –por el honor de ser miembro de la banda- no encuentre el apoyo empresarial e institucional que ha andado buscando.

Durante sus ensayos previos al concierto, en diciembre de 2014.

Durante sus ensayos previos al concierto, en diciembre de 2014.

Básicamente, el apoyo (incondicional) les viene de la Escuela de Música, que les concede la oportunidad de ensayar en sus instalaciones y les presta los instrumentos que los músicos no pueden trasladar desde sus casas, debido al tamaño, como las tubas, los contrabajos y las cajas de percusión.

La Banda de Honor de Pérez Zeledón es un proyecto musical sin fines lucrativos, creada por el maestro Josué Jiménez Camacho, con el fin de presentar el ensamble, tanto a la comunidad generaleña como a las autoridades de diversas instituciones, para crear una banda sinfónica profesional. El cantón, hasta el momento, ha contado únicamente con bandas sinfónicas estudiantiles, detalla Juan Esteban Matamoros, uno de los impulsores del proyecto.


29 diciembre, 2015

Anúnciate Gratis