Municipalidad forzada a instalar las tapas de las alcantarillas

Alcantarillas y aceras, en Pérez Zeledón.

Carlos Monge
prensa@perezzeledon.net

A
unque basta el más mínimo descuido para que un transeúnte caiga en una caja de alcantarilla, cuya profundidad puede superar su estatura, la comunidad de San Isidro de El General deberá esperar hasta 2015 para que la Municipalidad ponga las tapas y rejillas que hacen falta.

Al menos así se desprende de un acuerdo del Concejo municipal adoptado en una sesión extraordinaria, a finales del pasado mes de julio de 2014.

Las aceras deberán ser construidas, desde la catedral hasta el hospital.

Las aceras deberán ser construidas, desde la catedral hasta el hospital.

La Administración deberá hacerlo, sin embargo, no porque haya encontrado los recursos que se necesitan para la instalación de las tapas de alcantarilla que hacen falta, ni porque haya presentado una propuesta para que las tapas sean a prueba de ladrones, sino un emplazamiento del Consejo Nacional de Rehabilitación y Educación Especial (CNREE), que fue acogido primero por la Comisión de Accesibilidad y después por el Concejo.

San Isidro de El General es un campo sembrado de trampas para los peatones y también para los vehículos. Algunas alcantarillas son pequeñas, con cabida para una persona o para la llanta de un automóvil y alguna tan grande –en la que bien puede hundirse una motocicleta con todo y motociclista- como la que existe a 50 metros al sur de las oficinas de la Unión de Trabajadores Independientes de Pérez Zeledón (Utraipez).

Es un inconveniente que se ha prolongado por años, particularmente peligroso cuando llueve fuerte, porque los huecos desaparecen de la vista de las personas y porque el poder de arrastre del agua puede succionar a una persona.

Algunas alcantarillas sin tapa son anchas y profundas.

Algunas alcantarillas sin tapa son anchas y profundas.

La disposición del Concejo de Pérez Zeledón es para que se incluyan los recursos necesarios para la colocación y aseguramiento de las tapas de las alcantarillas de los diez cuadrantes alrededor del parque de San Isidro y para la construcción de las aceras, desde la catedral hasta el Hospital Dr. Fernando Escalante Pradilla, con las características y los requisitos que exige la ley.

Estas disposiciones fueron adoptadas por la totalidad de los ocho regidores presentes en la sesión, al aprobar un informe de la Comisión de Accesibilidad y Condición de la Mujer que, a su vez, dio curso a una demanda del director regional del Consejo Nacional de Rehabilitación, Marcos Gutiérrez Jorge.

En el dictamen de comisión, los regidores también consideraron oportuna la solicitud de Gutiérrez para que se formule una política municipal de discapacidad y accesibilidad, que oriente los planes a corto, mediano y largo plazo y lo incluya en el presupuesto del Plan Operativo Anual 2015.


15 agosto, 2014

Anúnciate Gratis