Municipalidad asumirá el control sobre el estadio de Pérez Zeledón

Estadio Municipal de Pérez Zeledón.

Carlos Monge
prensa@perezzeledon.net

L
a Asociación Deportiva Municipal de Pérez Zeledón seguirá manteniendo derechos sobre el Estadio, si bien es cierto que cede terreno a la participación de equipo As Puma Generaleña y a otras organizaciones deportivas que eventualmente lleguen a ocuparlo.

En la administración del recinto, sin embargo, será la Municipalidad de Pérez Zeledón la que dicte la última palabra, condición que nunca debió perder, por tratarse de un inmueble de su propiedad y, por consiguiente, de la totalidad de los generaleños.

La Municipalidad tendrá la última palabra, en caso de conflicto.

La Municipalidad tendrá la última palabra, en caso de conflicto.

Estas nuevas condiciones en la administración del Estadio Municipal, en que aparecen dos nuevos actores: la propia Municipalidad y un tercero (As Puma o el equipo de futbol femenino, por ejemplo) están concebidos en el borrador de acuerdo de cooperación especial presentado ayer –martes 30 de setiembre de 2014- por la alcaldesa Vera Corrales a conocimiento del Concejo de Pérez Zeledón.

El borrador del documento fue redactado sobre la base de acuerdos a los que habían llegado previamente las juntas directivas de los dos equipos de Pérez Zeledón que participan en la primera división del futbol costarricense y fue trasladado, para su análisis, a la Comisión de Asuntos Jurídicos. Está disponible en la Secretaría Municipal.

As Puma tendrá derecho a jugar dos partidos oficiales por mes y también disfrutará de acceso dosificado al estadio para entrenamientos; y las inversiones en que se incurran, a partir de la suscripción del acuerdo, serán compartidas en una proporción de 60/40: sesenta por ciento el Municipal de Pérez Zeledón y cuarenta por ciento el As Puma.

Las grandes inversiones proyectadas, en principio, se refieren a la necesidad de mejorar el alumbrado, con la luminosidad requerida por la Federación Costarricense de Futbol, para que se jueguen partidos nocturnos, y la eventual sustitución de la gramilla natural por una sintética.

La Alcaldía deberá designar a un funcionario para que se encargue de la administración del Estadio.

La Alcaldía deberá designar a un funcionario para que se encargue de la administración del Estadio.

Como complemento de los cambios inmediatos, y más como muestra de buena voluntad, la Municipalidad aportará una chapeadora para darle mantenimiento al enzacatado, con un costo de cuatro millones de colones, que vendrá a sustituir al veterano y caduco chapulín del Municipal de Pérez Zeledón.

El acuerdo contempla la necesidad de que la Alcaldía asigne a uno de sus colaboradores la función de administrador del campo deportivo.

El derecho al uso del estadio fue causa de una amarga, larga e innecesaria polémica entre los dos equipos de la primera división. Por falta de llegar a un entendimiento, As Puma, recién ascendido a la categoría de privilegio del futbol nacional, tuvo que optar por estadios ubicados en el Valle Central, para utilizarlos como canchas sede.

El costo económico fue devastador, por los gastos en transporte y alimentación, por el cansancio y por la inestabilidad emocional que pudo causar a directivos, cuerpo técnico y jugadores. Además, por causa de la lejanía y los costos, la inmensa mayoría de sus leales no pudieron acompañarlo.

En la práctica, los términos contenidos en el borrador de acuerdo ya se vienen ejecutando: el Municipal de Pérez Zeledón ha anunciado, de manera oficial, que cederá el Estadio al As Puma para que juegue sus próximos partidos contra los equipos Saprissa y Universidad de Costa Rica.


1 octubre, 2014

Anúnciate Gratis