Muerte de Jaguar pone en evidencia carentes recursos del MINAE

Imagen: Muerte de Jaguar pone en evidencia carentes recursos del MINAE

El hecho ocurrió en El Llano de Río Nuevo de Pérez Zeledón

Juan Diego Jara A.
prensa@perezzeledon.net


Fotografía con fines ilustrativos, tomada de arqueomex.com

La muerte de un Jaguar en El Llano de Río Nuevo, parte de la reserva Los Santos y el Corredor Biológico Paso de la Danta demuestra que el Ministerio de Ambiente y Energía (MINAE) está desprovisto de guardaparques y patrullas.

El pasado lunes 11 de febrero, cazadores furtivos mataron a una especie en peligro de extinción y aunque vecinos denunciaron el caso a los agentes del MINAE para que intervinieran, estos no se presentaron debido a que los vehículos estaban dañados.Según un comunicado que llegó a la redacción de PerezZeledon.net, firmado por María Valenzuela del Instituto Conexiones, en los Estados Unidos, los restos del Jaguar se encuentran en la casa de un hombre de apellido Mata, quien vive cerca del puente El Llano. Autoridades de ambiente se desplazaron al sitio el jueves 14 de febrero para recabar las pruebas correspondientes.

Valenzuela señaló en la carta: “Hay un Jaguar que fue asesinado y va a ser pelado. Todo el mundo salió a verlo – es uno grande – posiblemente macho. Lo mataron en la zona sur de la reserva Los Santos”.

Atados de manos. Por su parte Luis Sánchez, gerente del Área de Conservación La Amistad Pacífico (MINAE) con sede en San Isidro de El General, comentó que el caso no se atendió a tiempo, debido a que funcionarios de la Zona de los Santos encargados de la jurisdicción de Aguirre y Parrita, no pudieron trasladarse pues no contaban con vehículos.

“También en San Gerardo de Rivas se dio la alerta, pero el vehículo se encontraba ocupado y lamentablemente el MINAE opera por programación, aunado a que la distancia de unos 100 kilómetros hacia el lugar donde ocurrió el ilícito influyó para no atender el caso”, acotó Sánchez.

Ronald Chan, gerente de Recursos Naturales del Área de Conservación La Amistad Pacífico (MINAE) comentó que reprochan este tipo de actos. “Hacemos un llamado a las personas para que nos ayuden a denunciar, y a la vez nos sirvan de testigos para demostrar ante un juez la culpabilidad de quienes realizan estos ilícitos”, dijo.

La piel de un Jaguar es un gran trofeo para el cazador, pues estos animales tienen un valor ecológico dentro de las especies de la cadena alimenticia.

Según los funcionarios del MINAE, el caso del Jaguar es un delito porque implica la muerte de una presa en peligro de extinción.

“Si el cazador lo mató es un delito, pero si no ha tenido antecedentes penales tendría que pagar una multa. Si se comprueba que ha sido recurrente si podría ir a prisión”, explicó Sánchez.


14 febrero, 2008

Anúnciate Gratis