Motivan a los campesinos con proyectos avícolas

INDER, módulos avícolas.

Carlos L Monge B
prensa@perezzeledon.net

Tres módulos avícolas creados en San Gerardo de Platanares se perfilan como el modelo de una actividad a la que pueden dedicarse los campesinos que tienen el terreno adecuado para el desarrollo de un pequeño proyecto y son de bajos ingresos económicos.

El INDER -antes IDA- ahora puede ayudar a los campesinos fuera de los tradicionales asentamientos.

El INDER -antes IDA- ahora puede ayudar a los campesinos fuera de los tradicionales asentamientos.

Es un proyecto del Instituto de Desarrollo Rural (INDER), Oficina Subregional de San Isidro de El General, y de él se espera que los beneficiarios produzcan huevos y carne para el autoconsumo y vendan los excedentes.

Cada una de las unidades productivas contará con una parvada de  sesenta gallinas de la raza sex link negra, con un espacio mínimo de seiscientos metros cuadrados, con un área sembrada de manicillo forrajero, con el fin de reducir los costos en concentrados y, con ello, se abaraten los costos de producción, detalla un comunicado del INDER.

El Instituto de Desarrollo Rural aportó los materiales para la construcción del corral y contempla la instalación de incubadoras, aunque la inversión principal será la que determine el costo de las gallinas incorporadas al  proyecto.

Recibiendo los materiales para la construcción del corral. Las gallinas se alimentarán, en buena parte, de manicillo.

Recibiendo los materiales para la construcción del corral. Las gallinas se alimentarán, en buena parte, de manicillo.

Conforme lo plantea el INDER, los proyectos se desarrollarán bajo el concepto de agricultura familiar sostenible y tienen como finalidad que los beneficiarios tengan sus unidades productivas consolidadas y fortalecidas, a corto y largo plazo, para el autoconsumo familiar de huevos y carne y para la venta de los excedentes.

Estos proyectos fueron creados fuera de los asentamientos campesinos, a diferencia de la tradición del Instituto de Desarrollo Agrario, cuya actividad estaba orientaba exclusivamente a tierras cedidas por la institución.

Eso sí, se procura que los proyectos sean desarrollados bajo conceptos amigables con el medio ambiente. Se busca un mayor acercamiento a la producción de alimentos más sanos, en salvaguarda de la salud de los consumidores y la protección de la naturaleza.

Un descansito, después de bajar los materiales. La familia beneficiada pronto estará produciendo huevos para comer y vender.

Un descansito, después de bajar los materiales. La familia beneficiada pronto estará produciendo huevos para comer y vender.

Cada vez es mayor la demanda de productos agropecuarios libres de contenidos químicos y parte del desarrollo de estos proyectos está orientado a ir estableciendo una cultura productiva conservacionista, mediante el adecuado manejo de plagas, labranza y precisión.

La Ley que creó al INDER modifica sustancialmente el concepto de producción agropecuaria y uno de los cambios más radicales consiste en crear consejos de desarrollo rural,  para que sean las comunidades las que determinen qué es lo que necesitan para mejorar sus condiciones socioeconómicas, en lugar de que lo hagan los funcionarios públicos desde sus escritorios.

En esa ruta, el INDER ha trabajado intensamente en la conformación del Consejo de Desarrollo Rural de Pérez Zeledón –a lo largo de meses y meses de visitas y reuniones- cuya junta directiva será nombrada el ya próximo 29 de octubre de 2015, en el salón de convenciones de CoopeAgri, en Peñas Blancas, distrito General.

 

NOTA: Fotos internas por cortesía del INDER.


22 octubre, 2015

Anúnciate Gratis