Maratónica de dos días para ayudar a Josué

Josué Muñoz

Carlos L Monge B
prensa@perezzeledon.net

H
oy –primero de junio de 2015- arrancó, en San Isidro de El General, el Festival Estudiantil de las Artes (FEA), con la participación de un grupo representativo de cada uno de los diez circuitos que conforman la Dirección Regional Educativa de Pérez Zeledón.

Grupo estudiantil del Liceo Fernando Volio, de Daniel Flores.

Grupo estudiantil del Liceo Fernando Volio, de Daniel Flores.

Desde ahora, y hasta finales del próximo mes de octubre, los estudiantes de cada una de las escuelas y los colegios de la región educativa, tendrán la oportunidad de participar en las cuatro áreas de las artes concebidas en el plan del festival: Artes Escénicas, Artes Musicales, Artes Literarias y Artes Visuales.

Luego, los seleccionados de cada escuela participarán en concursos distritales, para acudir a la gran final, que se desarrollará en diversos escenarios de San Isidro, como el Auditorio Profesor Alfonso Quesada Hidalgo, del Complejo Cultural de Pérez Zeledón, el edificio de la Dirección Regional Educativa (ahora remodelado y con espacio para actividades colectivas) y gimnasios del área urbana.

El FEA, que se ha venido desarrollando a lo largo de los años como una actividad de cumplimiento de un programa y ha culminado con una competencia –en la final regional- este año se realiza con dos variantes significativas: se incluyó la gran inauguración de hoy, en el gimnasio del Complejo Cultural, y la final regional no va a ser competitiva, sino tan solo participativa, detalló Eduard Ureña Bonilla, jefe del Departamento de Asesoría Pedagógica.

Atentos al llamado, para iniciar su presentación.

Atentos al llamado, para iniciar su presentación.

El Festival Estudiantil de las Artes es todo un acontecimiento, en que participan niños y muchachos sorprendentemente desinhibidos, apegados a los guiones, sin trabarse en los diálogos, con los vestuarios adecuados, producto –a título general- de grandes esfuerzos económicos realizados por los padres de familia.

Cantan, declaman, actúan… obligan a reír y a reflexionar, con mensajes que dan de lleno en los espectadores. No los atemoriza enfrentarse al público; quienes participan en el evento no son, ni lo serán jamás, personas que le teman a los desafíos que les vaya interponiendo la vida.

Pero el FEA, con su enorme acopio cultural, no ha podido permear hacia el público, porque en Pérez Zeledón no hay un recinto que con capacidad para albergar a una cantidad importante de personas. En el Auditorio del Complejo Cultural, en el mejor de los casos, apenas caben los estudiantes que van haciendo sus presentaciones, acompañados por sus profesores y los padres de familia.

El tamaño del Auditorio del Complejo Cultural no admite la presencia del público.

El tamaño del Auditorio del Complejo Cultural no admite la presencia del público.

Esta es la razón por la que algunas de las actividades que demandan más espacio,  como la danza (nacional e internacional) y el baile (coreográfico y coreográfico conceptual) y obligan a la atomización del evento, con el recurso de los gimnasios. La cantidad de participantes para cada una de las cuatro disciplinas se duplica, si se toma en cuenta que cada una de ellas se desarrolla en dos categorías: para estudiantes de escuelas y para estudiantes de colegios.

Este limitante, que ha obligado a los organizadores a conseguir gimnasios de instituciones educativas, durante los años anteriores, los lleva a pensar en la posibilidad de que la final regional (en las disciplinas de mayor participación de actores) se pueda realizar en el gimnasio del Polideportivo, un lugar que, además, es común a todo el colectivo generaleño.


3 junio, 2015

Anúnciate Gratis