Los sacerdotes apenas dan abasto

Fray Gabriel Enrique Montero.

Carlos L Monge B
prensa@perezzeledon.net

Aunque el clero da muestras de crecimiento, con jóvenes que van cumpliendo las prolongadas y rigurosas etapas de la formación, la Diócesis de San Isidro de El General continúa mostrando un déficit de sacerdotes.

Los sacerdotes apenas dan abasto; hay parroquias grandes con un solo sacerdote; hay unas muy grandes que se deberían dividir.

Los sacerdotes apenas dan abasto; hay parroquias grandes con un solo sacerdote; hay unas muy grandes que se deberían dividir.

Hay parroquias grandes que cuentan con un solo sacerdote y hay parroquias tan grandes, que necesitan dividirse, comentó el obispo de San Isidro de El General, fray Gabriel Enrique Montero, durante una conferencia de prensa celebrada al mediodía de hoy -14 de diciembre de 2016- en la Casa Sinaí.

La convocatoria fue para dar a conocer el tradicional informe de diciembre sobre la reubicación de sacerdotes. No muchos, para el año 2017, de acuerdo con el informe del Obispo; pero todos con una disponibilidad maravillosa para los cambios y siempre con algún sentimiento de tristeza entre los feligreses.

En la decisión de la reubicación de sacerdotes (cuyos cambios podrá conocer detalladamente en los sitios web de Radio Sinaí y la Diócesis de San Isidro de El General) mediA el criterio de muchas personas, analizado y considerado por el Consejo Presbiteral.

Entre las facetas más visibles están la restauración y el embellecimiento de los templos.

Entre las facetas más visibles están la restauración y el embellecimiento de los templos.

La reubicación de sacerdotes no es un capricho del Obispo, como se pudiera pensar. “Es un proceso lento, tedioso, pero importante para que la gestión de la diócesis sea lo más participativa posible”, comentó el Obispo quien, a la postre, ha generado una intensa dinámica en todo el territorio diocesano, por cuyas parroquias ha ido llevando una labor misionera.

En las facetas más visibles, van mejorando la vocación sacerdotal y el compromiso de las comunidades, que se esfuerzan por mejorar las condiciones de sus templos. En cuanto a las vocaciones, “…hemos ido modestamente caminando… tenemos vocaciones, no el montón”, dijo monseñor Gabriel Enrique.

Pero no es el montón –lo ha dicho- sino gente verdaderamente convencida y comprometida con la Iglesia, lo que quiere el titular de la Diócesis de San Isidro de El General.

Mencionó, entre los que van llegando o van saliendo del Seminario y los que se han ordenado y los que pronto se van a ordenar, cuatro que fueron aceptados por el Seminario Mayor, tres para la etapa introductoria y otros cuatro para la etapa pre introductoria.

El Obispo de San Isidro de el General dio a conocer hoy el informe sobre la reubicación de sacerdotes.

El Obispo de San Isidro de el General dio a conocer hoy el informe sobre la reubicación de sacerdotes, al finalizar la Asamblea Diocesana que inició el martes.

Sí, modestamente, estamos caminando, creciendo, siempre con la esperanza de tener algunas otras más, dijo fray Gabriel Enrique, al reconocer que no descarta que a la Diócesis de San Isidro de El General le llegue ayuda de sacerdotes de afuera, porque hay necesidades.

Con los que hay, apenas se están atendiendo las necesidades actuales, se necesitan más sacerdotes, porque hay parroquias que necesitan refuerzos e, inclusive, hay parroquias muy grandes que deberían dividirse.

Es por esas necesidades no está siendo posible que los sacerdotes puedan salir a estudiar. Pero en todas las parroquias hay una cruz vocacional, para pedir por más vocaciones, expresó el Obispo.

Podría decirse que monseñor Gabriel Enrique Montero ha recorrido la extensa Diócesis de San Isidro metro a metro, por las (nueve) ciudades y los pueblos y hasta los caseríos más remotos. Ha visto y denunciado enormes necesidades sociales y económicas y está preparando un documento que sería dado a conocer en el próximo mes de enero.


14 Diciembre, 2016

Anúnciate Gratis