Los productores orgánicos apuntan a crear un puesto de ventas

Agricultura orgánica en Pérez Zeledón.

Carlos L Monge B
prensa@perezzeledon.net

Los miembros de la Asociación de Productores Orgánicos de la Región Brunca analizan la posibilidad de establecer un exclusivo puesto de ventas, en San Isidro de El General.

La apertura de una tienda de productos de la tierra –que estaría funcionando un día por semana- es una de las alternativas que están considerando los integrantes de diversas organizaciones de productores orgánicos de la Región, unidos en un solo bloque desde abril del presente año 2015.

La Asociación está abierta a todos los productores orgánicos de la Región.

La Asociación está abierta a todos los productores orgánicos de la Región.

Otra alternativa, complementaria en sus esfuerzos por consolidar un mercado para sus productos, es la instalación de un sistema de frío que les permita acopiar cantidades importantes de frutas y hortalizas y verduras, con el fin de colocarlas en los supermercados regionales y nacionales.

La Asociación está integrada por 28 productores (algunos de los cuales trabajan en grupo o ya están constituidos en otras asociaciones) certificados y a ella se van sumando otros diez que están en el proceso de obtener la certificación.

Pero la posibilidad de que la organización crezca está abierta a muchos otros agricultores de toda la Región, que se han dedicado a la producción orgánica durante años y a los hayan avanzado sobre la producción libre de productos químicos, señaló Bolívar Ureña, dueño de Probioti, una finca de producción orgánica ubicada en El Pilar de Cajón, en Pérez Zeledón.

Durante los tres meses de existencia, la Asociación ha estado en permanente movimiento, preparando su plan de trabajo 2015-2017, y desarrollando, sobre la marcha, una serie de actividades orientada a mejorar las prácticas culturales.

Las exigencias de los consumidores son cada vez mayores, y la agricultura orgánica es una solución. (Imagen del MAG).

Las exigencias de los consumidores son cada vez mayores, y la agricultura orgánica es una solución. (Imagen del MAG).

Algunos de los miembros de la Asociación tienen muchísima experiencia; y entre todos se están ayudando. Sus fincas están sirviendo para capacitar a los iniciados en la producción orgánica y así, por ejemplo, tienen programada una capacitación para el 23 de julio próximo, acerca de bioles, biofermentos y abonos orgánicos, sustitutos de los tradicionales productos químicos.

Esta capacitación se realizará en la finca de Edwin Elizondo, en Canaán de Rivas; pero tendrán otra el 14 de agosto (sobre harinas de roca, para mineralizar y fortalecer los suelos) en la finca Las Orquídeas, en Pueblo Nuevo de Rivas. Luego otra en la finca de Daniel Solano, en Tirrá de Rivas, y otra en la de Danilo Agüero, en San Ramón…

Los productores orgánicos se unieron con el fin de apoyarse en diversos campos, como la apertura de mercados y la reducción de costos. Como integrantes de una Asociación, tienen que cubrir los costos de una certificación que anda entre los 1.500 y los 2.000 dólares anuales; pero si lo hacen independientemente, cada grupo de productores o cada productor debe contar con una certificación, algo que, para la mayoría, está fuera de sus posibilidades económicas.

Quieren, en principio, contar con una certificación que les permita vender sus productos en el territorio nacional y saben que deben trabajar todos para uno y uno para todos. Significa que, para que todos puedan salir adelante, cada uno tiene que cumplir rigurosamente los requerimientos del Servicio Fitosanitario del Estado. Saben que si uno falla, al utilizar productos químicos, va a dar al traste con los esfuerzos de todos.


30 junio, 2015

Anúnciate Gratis