Como en los cuentos de hadas y princesas

Escuela de Música Sinfónica de Pérez Zeledón.

Carlos L Monge B
prensa@perezzeledon.net

Como en los fascinantes cuentos de hadas y princesas, el bosquecito donde se encuentra la Escuela de Música Sinfónica de Pérez Zeledón se inundó, hoy, con las notas de los mil y un instrumentos musicales que los niños y muchachos son capaces de tocar.

El bosque en que está ubicada la Escuela de Música se llenó, hoy, de sonidos y algarabía.

El bosque en que está ubicada la Escuela de Música se llenó, hoy, de sonidos y algarabía.

¿Cuántos instrumentos musicales hay…? O, mejor: ¿Con cuántos instrumentos musicales diferentes cuenta la Escuela de Música Sinfónica? ¿Cuáles son sonidos de madera, metal, cuerdas, percusión…?

Porque, a decir verdad, hoy por hoy son tantos los instrumentos musicales y tantos los estudiantes y los graduados de la Escuela de Música, que es difícil individualizarlos y todavía más difícil concebir que, bajo la dirección de un maestro, todos juntos alcancen la armonía perfecta de esa –que se dice- es la que se escucha en el cielo.

Hoy –primero de octubre de 2016- en efecto, maestros y estudiantes salieron a patios y corredores de la Escuela de Música –situada en Villa Ligia, distrito Daniel Flores- a recibir al pueblo generaleño, con una exhibición de sus instrumentos musicales.

Los estudiantes muestran sus instrumentos, los tocan y explican a los visitantes cuál es su función.

Los estudiantes muestran sus instrumentos, los tocan y explican a los visitantes cuál es su función.

Celebran, así, la Segunda Gran Feria Musical Puertas Abiertas, un evento de acercamiento de la Escuela de Música con la comunidad de Pérez Zeledón. Los estudiantes muestran los instrumentos, los tocan, explican sus funciones dentro de una orquesta, hablan de su historia.

Es un gesto espléndido y acogedor, en que los visitantes pueden entrar al recinto sin restricciones y disfrutar de juegos tradicionales, mejengas, inflables, participar en un bingo y comprar comidas. El evento también tiene el fin de recaudar fondos para cubrir algunas de las tantas obligaciones económicas de la institución.

Había estudiantes en los pasillos, en las zonas verdes, en el auditorio...

Había estudiantes en los pasillos, en las zonas verdes, en el auditorio…

La Escuela de Música Sinfónica de Pérez Zeledón es un proyecto de la Universidad Nacional de Costa Rica, la Municipalidad y el Ministerio de Educación Pública. Desde sus inicios, hace veintidós años, ha mantenido un crecimiento sostenido, que se volvió explosivo, hace dos años, al saltar la matrícula de 170 estudiantes a 260.

Crece en matrícula y crece en prestigio, que trasciende fronteras, con la formación de músicos que forman parte de orquestas sinfónicas nacionales y extranjeras y con ocho orquestas de excelencia. Además de que necesita profesores especializados, requiere apoyo para llevar programas de extensión a los distritos. De ahí, por ejemplo, las crecientes necesidades de financiamiento.


1 octubre, 2016

Anúnciate Gratis