Los campesinos retomaron la finca; la situación es confusa el sur

Puente del Térraba, Osa Informativo.

Carlos L Monge B
prensa@perezzeledon.net

Las negociaciones entre los campesinos de Palmar Sur y el Gobierno de la República, que se mantenían en un punto muerto,  quedaron rotas en la tarde de ayer y, en su lugar, los agricultores  levantaron el mitin que mantenían en la carretera interamericana y retomaron las tierras de donde habían sido desalojados.

Hoy, sábado 15 de agosto de 2015, el puente del río Grande de Térraba, amaneció despejado, con mínimos indicios de que su plataforma sirvió de campamento a una manifestación de hasta mil personas y durante más de más de dos semanas; pero todo presagia un conflicto social que se extiende hacia otros sectores de Costa Rica, según se desprende de diversos comunicados emitidos por las redes sociales y los diversos medios de comunicación de masas.

Alberto Salom, rector de la UNA, lamentó que no se hubiera llegado a un acuerdo.

Alberto Salom, rector de la UNA, lamentó que no se hubiera llegado a un acuerdo. (Universidad Nacional).

El texto también resume los despachos de prensa del Gobierno de la República y la Universidad Nacional de Costa Rica.

A la salida de la Universidad de Costa Rica (San Pedro de Montes de Oca) en las afueras de San José, un centenar de personas mantuvo la calle cerrada, anoche, tras conocerse el fracaso de las negociaciones; y dirigentes de un poderoso sindicato limonense habían advertido que convocarían a medidas de presión, si el Gobierno no encontrara soluciones a los campesinos desalojados.

Los campesinos también han recibido el apoyo de estudiantes de la Universidad Nacional, en el centro de San Isidro de El General y en su sede central de Heredia y, además de diversas organizaciones civiles, el de otras instituciones como la Federación de Municipalidades del Sur (Fedemsur) aunque su respaldo ha sido una tibia manifestación a favor de las familias desalojadas, más bien cristalizada en la recolección y el abastecimiento de alimentos.

Los campesinos fueron desalojados de una finca (Chánguena) y el cuadrante de otra (Finca Tres), ubicadas en Palmar Sur, cantón de Osa, el martes de la semana antepasada, por una disposición judicial que, según alegan los representantes de los campesinos, está viciada de nulidad.

El puente fue cerrado por completo, en la tarde de ayer, pero hoy amaneció despejado.

El puente fue cerrado por completo, en la tarde de ayer, pero hoy amaneció despejado. (Osa Informativo).

Una autoridad judicial habría ordenado el desalojo sobre la base de un contrato avalado a contrapelo por la Contraloría General de la República, a favor de un empresario josefino. El contrato es sobre una finca propiedad del Estado, heredada por la Compañía Bananera, se argumenta.

Desde su desalojo, los campesinos se mantuvieron en actitud de protesta, ocupando el puente del Grande de Térraba. No parecían existir vías de solución, hasta que emergió la figura de Alberto Salom, rector de la Universidad Nacional, como intermediador entre el Gobierno y los líderes de los campesinos.

Se dio toda una serie de reuniones (cinco en total) pero las posiciones de ambos lados no variaron, en lo sustancial: el Gobierno les ofreció ayuda asistencial (alimentos, albergue en las viviendas de una finca que es parcialmente ocupada por otros campesinos) mientras el Instituto de Desarrollo Rural (Inder) les consigue una ubicación permanente; pero ellos están plantados en que se les debe ubicar en la misma finca de donde fueron desalojados o en otra que les permita desarrollar labores agrícolas.

Los campesinos retomaron la finca, antes del amanecer.

Los campesinos retomaron la finca, antes del amanecer. (Fedemsur).

Estas reuniones de punto muerto se daban en Palmar Sur, al filo de la tarde de la noche, mientras en Palmar Norte un grupo de personas (actitud que no se puede atribuir, en principio, a los campesinos) cerraba los dos carriles del puente.

Fue cuando el ministro Alfaro abandonó las negociaciones, con el argumento de que “el Gobierno no negocia bajo amenazas” y el intermediador Alberto Salom lamentó que no se hubiera llegado a ningún acuerdo, cuando consideraba que el conflicto estaba en vías de solución.

El puente se mantuvo cerrado durante la noche y en la madrugada se inició la evacuación sorpresiva. Los manifestantes retomaron las propiedades de donde fueron desalojados y, a las cuatro de la madrugada, del puente habían desaparecido los manifestantes y todo indicio de que ahí hubo una manifestación.

Puesto que existe una orden judicial de desalojo, y la agitación social se ha extendido, la situación en el Palmar no puede ser más tensa, y el ministro de Seguridad Pública, Gustavo Mata, estaba convocando a conferencia de prensa para la mañana de hoy.

 

Créditos: Imágenes de la Universidad Nacional, Osa Informativo y Gerardo García por medio de Fedemsur.


15 agosto, 2015

Anúnciate Gratis