¡Lo logró! El Taller 3B obtuvo la certificación de carbono neutro

Taller 3B, Pérez Zeledón

Carlos Monge
prensa@perezzeledon.net

E
l Taller de Enderezado y Pintura 3B, de Pérez Zeledón, obtuvo el certificado de carbono neutro, convirtiéndose en una ejemplar empresa costarricense que entrega esfuerzo en recursos, tiempo y esmero a los urgentes propósitos de “hacer algo” por la conservación del planeta.

El certificado, válido por tres años a partir del primero de enero de 2015, fue otorgado por la Unidad de Carbono Neutro de la Universidad de Agricultura de la Región Trópico Húmedo (Earth), con base en las normas internacionales ISO e INTE.

Fabián Ureña, contribuyendo para que el mundo sea más placentero.

Fabián Ureña, contribuyendo para que el mundo sea más placentero.

Es el resultado de un largo y minucioso trabajo de verificación de todas las actividades que realiza la empresa (con sedes a 100 metros al sur de RTV-Pérez Zeledón y en Ciudad Neily) con el fin de comprobar a ciencia cierta sus emisiones de elementos contaminantes, para contrarrestarlos.

Esta certificación convierte al Taller 3B en una empresa de vanguardia en la Región Brunca, en la protección de la naturaleza, y la primera de Costa Rica, en el campo de la pintura, en alcanzar una distinción tan alta.

A primera vista, el certificado de carbono neutro es un acontecimiento que llena de orgullo a Fabián Ureña, administrador del Taller 3B (Inversiones y Transportes Tres B S.A.) a su familia, su personal y, en general, a todos los costarricenses.

Un reconocimiento a la excelencia.

Un reconocimiento a la excelencia.

Pero analizado con detalle, el reconocimiento es el producto de un trabajo desarrollado con la orientación de expertos y bajo un proceso de verificación, “con lupa”, de cada una de las actividades que desarrolla.

Significa, explica Fabián Ureña- que durante los meses previos al reconocimiento, se ha revisado factura por factura, línea por línea, cada una de las labores que se han venido realizando, para comprobar cuánta fue la pintura utilizada durante 2013, cuánto el diésel de los equipos de trabajo, cuánto el gasto en combustibles de los vehículos de hacer mandados, cuánta el agua, la corriente eléctrica, el papel…

De ahí, determinar cuánto es el equivalente de contaminación que en el caso de 3B (con una limpieza impecable, como destaca un artículo de PerezZeledon.Net- publicado en 2014) cuando Ureña anunciaba su decisión de apostar por la certificación- alcanzó las 58 toneladas de CO2 equivalente. Y, de ahí, empezar a reducir y compensar las emisiones.

Abanderado en la protección del medio ambiente.

Abanderado en la protección del medio ambiente.

Parecía imposible que en una empresa donde se trabaja con tanta rigurosidad, eficacia y limpieza se pudiera reducir algún elemento contaminante. Pero sí: en lugar de diésel, se podía utilizar gas; se podía sacar mejor provecho al agua de la lluvia; se podía reutilizar en borradores el papel que ya estaba impreso; se podía perfeccionar el sistema de reciclaje; se podía… Fabián pudo.

Para lograrlo, el Taller 3B contó con el apoyo trascendental de dos empresas expertas en temas ambientales, que acudieron a prestarle ayuda cuando –en artículos publicados por Amelia Rueda y PerezZeledon.Net- el administrador anunció la decisión de ir por la certificación: la empresa de asesoría en temas ambientales GreenLook (en que participa el también generaleño Edgar Oviedo) y Purdy Motors, una pionera costarricense en el campo de la conservación ambiental.

El certificado es válido por tres años; y el proceso continúa. La primera gran inversión de 3B en compensar las emisiones la hizo a favor del Fondo Nacional de Financiamiento Forestal (Fonafifo) para el cultivo y la protección de bosques en Guanacaste. Y continuará con la reducción de emisiones contaminantes. Y continuarán las charlas a estudiantes, investigadores y empresas interesadas. Y continuará, cada vez con mayor intensidad, ese propósito de Fabián Ureña y la empresa que representa, de hacer algo; algo.


13 febrero, 2015

Anúnciate Gratis