Las calles del aeropuerto no están entre las prioridades

Calle del aeropuerto.

Carlos Monge
prensa@perezzeledon.net  

L
as necesidades en la infraestructura vial son tantas y tan grandes, en Pérez Zeledón, que la reconstrucción de los accesos al aeropuerto de San Isidro de El General ni siquiera están contemplados entre las prioridades.

A los trechos de “carretera” que conectan al aeropuerto con San Isidro, por la ruta del Brasilia por un lado y de El Hoyón por el otro, no se les considera prioritarios en la Municipalidad. Tampoco como una extensión del aeropuerto, como para que la Dirección de Aviación Civil le de otra manita a Pérez Zeledón.

La calle del aeropuerto demanda frecuentes reparaciones.

La calle del aeropuerto demanda frecuentes reparaciones.

No son carreteras nacionales (son cantonales), como para que las intervenga el Ministerio de Obras Públicas y Transportes. Y tampoco reúnen características que puedan justificar una inversión de la Comisión Nacional de Emergencia.

Son, a ojo de buen cubero, carreteras poco transitadas. Pero esa es una apreciación que puede ser engañosa, si se toma en cuenta que es una de las dos rutas de evacuación alternativas de San Isidro (ya por una manifestación en la carretera interamericana, ya ante un potencial evento de la naturaleza) y que en algún momento (cuando la interamericana y La Trocha no den abasto) va a servir de ruta circunvalar que conecte a San Isidro con el sector urbano sur del distrito Daniel Flores

Pero, además, son las vías de acceso a un aeropuerto que por falta de mejores cosas es utilizado cada muerte de obispo, cuando hay que movilizar por aire a una persona que por causa de accidente o enfermedad debe ser trasladada de emergencia algún hospital nacional y que impactarían, a primera vista, a los empresarios que puedan llegar a Pérez Zeledón cuando se les invite a traer inversiones.

Se invirtieron 1200 millones en el aeropuerto y "nada" en las calles de acceso.

Se invirtieron 1200 millones en el aeropuerto y «nada» en las calles de acceso.

Estos dos trechos de carretera son una desastrosa herencia recibida por la actual administración municipal. La falta de compactación de las bases y los malos materiales utilizados en épocas anteriores inducen a un deterioro permanente. Sin recursos para hacerla nueva, sólo queda irla habilitando con trabajos de bacheo.

En su lugar, Pérez Zeledón –el Ayuntamiento y la Junta Vial Cantonal- están dando prioridad a tres proyectos de infraestructura, con los recursos procedentes de un convenio de préstamo entre el Gobierno de la República y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), explica Ronny Rojas, ingeniero municipal.

Con el respaldo de este proyecto, que contempla para Pérez Zeledón inversiones de cerca de millones de dólares de parte del BID y una contrapartida del 17 por ciento del Gobierno local, la Municipalidad está avanzando sobre una primera etapa, en la adecuación de La Trocha, la histórica carretera que sirvió para comunicar a San Isidro con Buenos Aires, hasta que fue construida la interamericana, hace más de seis décadas.

El aeropuerto es utilizado rara vez y se le tiene relegado a segunda fila en importancia.

El aeropuerto es utilizado rara vez y se le tiene relegado a segunda fila en importancia.

La Trocha es una vía paralela a la carretera interamericana que recorre el sector norte del área urbana de Daniel Flores, un sector que –de la misma manera que ocurre hacia el sur de la interamericana- se ha ido llenando de barriadas populosas.

La segunda etapa contempla la reconstrucción de la calle principal del barrio Santa Cecilia, de acceso rápido al sector sur de San Isidro (donde se encuentran el hospital y el estadio) y la carretera de Quebradas, amplía Rojas.

La calle principal del barrio Santa Cecilia –además de muy transitada- es la que utilizan las ambulancias que ingresan en condición de emergencia desde los sectores ese, noreste y sureste de Pérez Zeledón y demanda una reconstrucción total, conforme lo recomienda el Laboratorio Nacional de Materiales y Modelos Estructurales de la Universidad de Costa Rica, porque es una calle rústica a la que se le han ido haciendo reparaciones y mejoras de una manera improvisada e inadecuada, desde el principio.

 

 


8 abril, 2014

Anúnciate Gratis