La tragicomedia municipal adquiere ribetes sombríos

La tragicomedia municipal adquiere  ribetes sombríos

Carlos Monge
prensa@perezzeledon.net

L
a tragicomedia característica del Concejo más famoso que ha tenido Pérez Zeledón toma ribetes sombríos, cuando la denuncia de agresión proviene de un regidor como Wilberth Ureña Bonilla, de temperamento apacible y expresión comedida.

Wilberth Ureña. A su lado, Kemly Jiménez.

Wilberth Ureña. A su lado, Kemly Jiménez.

Ureña se refirió a ciertos similares del Concejo que lo agredieron verbalmente por no haberlos apoyado en alguno de sus proyectos, para solicitar a la presidenta municipal, María Esther Madriz, que frenara las interrupciones y las agresiones, en la sesión ordinaria del martes 17 de junio de 2014.

Pero no tardó en decirlo, cuando le respondieron, Geiner Alvarado para pedirle que dijera nombres, porque no se manchara su nombre y el de otros inocentes, “como corresponde a un caballero”, y Kemly Jiménez para expresar que ella le guarda el más profundo respeto.

Y la discusión –algo típico del Concejo de Pérez Zeledón- se hubiera alargado hasta que la sesión hubiera terminado abruptamente –algo típico de tiempos pasados, en el Concejo- si no es porque el regidor Manuel Alfaro presenta una moción de orden, para dejar de lado la disputa y entrar a conocer los asuntos de agenda, y porque la Presidenta Municipal decreta un receso de cinco minutos, para que se calmara el avispero.

Cira Obando y María Esther Madriz, vicepresidenta y presidenta de la Municipalidad de Pérez Zeledón.

Cira Obando y María Esther Madriz, vicepresidenta y presidenta de la Municipalidad de Pérez Zeledón.

Y la discusión no hubiera tenido ninguna trascendencia (como sí la tuvieron otras anteriores (que generaron, por ejemplo, un plebiscito para destituir al Alcalde) si no fuera porque Ureña, de temperamento apacible y expresión comedida, advirtió que iba a hablar con las personas que lo ofendieron y porque dijo que “creo que las cosas… no sé hasta dónde va a llegar eso…”.

Una semana antes, inusualmente alterado, le había pedido a Jiménez que no lo interrumpiera y le había dicho que si bien él la apoyaba en la mayoría de sus proyectos, se reservaba el derecho de tomar sus propias decisiones.
Jiménez no desaprovechó la noche para decirle al “Clan Alfaro” (como denomina a los demás miembros del Concejo) que puede seguir engañando y vendiendo imágenes falsas, “en lo que algunos ya han sacado doctorado”, pero que con la justicia de Dios no se juega.

Geinier Alvarado pide que se digan nombres.

Geinier Alvarado pide que se digan nombres.

Parafraseando a Ureña, dijo que todos tienen un nivel de tolerancia, cuando se violentan los derechos y que ella recurre a las herramientas que le da el sistema y que lo hará cuantas veces sea necesario, mientras Dios le dé la posibilidad de seguirlo haciendo, “porque no es posible que aquí se trame, se hagan cosas ocultas, ustedes hagan jugarretas que venden como si estuvieran legales”.

Cira Obando Granados, vicepresidenta municipal, dijo que a una persona como Wilberth Ureña se le respeta, porque merece respeto, pero hay una gran diferencia con doña Kemly quien, justamente durante la disertación, le estaba tomando un video.

Granados, a quien su ex aliada política le ha venido tomando el tiempo que tarda en el servicio sanitario, denunció que, Jiménez la había seguido hasta el baño, tomándole un video. Video o fotografías, Kemly Jiménez las ha venido tomando también a los periodistas, cuando están conversando con algún regidor, como una forma de documentar una posible confabulación en su contra.

En el audio, la vicepresidenta municipal, Cira Obando, denuncia que le toman videos hasta cuando va al servicio sanitario.

[soundcloud url=”https://api.soundcloud.com/tracks/155229324″ params=”color=ff5500&auto_play=false&hide_related=false&show_artwork=true&show_comments=true&show_user=true&show_reposts=false” width=”100%” height=”166″ iframe=”true” /]


19 junio, 2014

Anúnciate Gratis