La patria que se ha forjado en las aulas del Unesco

"Sí juro", cincuenta años después del acto de graduación del incipiente Liceo Unesco.

Carlos L Monge B
prensa@perezzeledon.net

Cuando se es joven cuesta mucho digerir que la juventud es el futuro de la patria, pero es fácil entender cuando se han vivido cincuenta años de acontecimientos que han tenido fuerte repercusión en los destinos del país y del mundo entero.

La caída del Muro de Berlín; la Cuba de Fidel –que sigue vigente-, la caminata  de Neil Armstrong sobre la superficie de la luna; la muerte nunca asimilada de Kennedy, Presley, Lennon; la era digital de internet… acontecimientos de los que han sido testigos los egresados del Liceo Unesco –de Pérez Zeledón- en el medio siglo que ha pasado desde que recibieron los títulos que los acreditó como bachilleres.

Fernando Quesada: cuando se es joven es difícil digerir que el futuro está en nuestras manos.

Fernando Quesada: cuando se es joven es difícil digerir que el futuro está en nuestras manos.

—Muchachos, sépanlo, ustedes son el futuro de la patria; no es que el futuro ya pasó; hoy somos esa patria, dijo Fernando Quesada a los estudiantes que se graduaron el jueves (10 de diciembre de 2015) como bachilleres graduados por el Liceo Unesco.

Citó a algunos de sus compañeros y recordó que entre ellos hay médicos, economistas, educadores, ingenieros, que a su vez han procreado médicos, economistas, educadores e ingenieros, como una muestra de que, los jóvenes son “el punto de fuga” (término gracioso, pero siempre asociado a las atribulaciones de los estudiantes) desde donde se ha ido forjando la patria.

Quesada fue uno de los egresados del Unesco de 1965 que el viernes estuvieron celebrando los 50 años de su graduación. También fueron homenajeados los bachilleres de 1990, con motivo del vigésimo quinto aniversario de su graduación.

Más de doscientos muchachos se graduaron en el Liceo Unesco, en 2015.

Más de doscientos muchachos se graduaron en el Liceo Unesco, en 2015.

El homenaje, que sin excepciones lleva a los egresados a vivir aquel momento sublime de su graduación como bachilleres, es una práctica que se viene realizando en el Liceo Unesco. Homenaje, cinta, marcha triunfal y la ratificación del juramento, a quienes cumplen 50  y 25 años de haberse formado en esta destacada institución generaleña.

Además, durante la graduación del jueves se dio un hecho histórico: de los 213 bachilleres –de las nueve secciones del último nivel se graduaron 203, con el más alto porcentaje de rendimiento alcanzado por el Liceo Unesco en su historia.

Quesada hizo un recorrido por los cambios que se han venido dando en la educación y la sociedad, y la responsabilidad mayor que les corresponde a los estudiantes de hoy, ante un horizonte más incierto, ante un gimnasio abarrotado de estudiantes y parientes… y graduados del 65 y del 90 que, en algunos casos regresaron al suelo que los vio crecer, desde tierras muy lejanas.

 


13 diciembre, 2015

Anúnciate Gratis