¿Y a la Municipalidad quién le importa?

Las iniciativas de la Alcaldía y las decisiones del Concejo suelen incidir en muchas personas.

Carlos L Monge B
prensa@perezzeledon.net

Más de una década después de que fue establecido el sistema de elección popular de los alcaldes y de que se inició un proceso paulatino de apoyo al régimen municipal, los generaleños siguen mostrando una manifiesta ignorancia acerca de las funciones de una municipalidad.

+++++

Lo dice el Instituto de Fomento y Asesoría Municipal de 2004 y lo ratifican informaciones periodísticas publicadas en el presente mes de enero de 2016 del canal de televisión local TVSur Canal 14, mediante sondeos realizados entre transeúntes entrevistados al azar.

La Municipalidad es la llamada a velar por el desarrollo y el bienestar de los administrados, en el ámbito cantonal.

La Municipalidad es la llamada a velar por el desarrollo y el bienestar de los administrados, en el ámbito cantonal.

Acerca de las labores que corresponden al Concejo y a la Alcaldía, los generaleños saben entre poco y nada, al punto de que algunos apenas llegaron a mencionar una o tal vez dos (arreglar caminos, por ejemplo) de las 39 funciones que debe desempeñar un alcalde.

Y si bien se puede entender que el común de los generaleños ignore los alcances de un gobierno municipal (porque los esfuerzos del IFAM para que los conozca no han sido efectivos, por déficit en las clases de Estudios Sociales o porque la Municipalidad carece de una oficina de relaciones públicas), más difícil es concebir que los propios regidores, alcaldes y síndicos obvien las ordenanzas del Código Municipal, en temas tan sustanciales como los concejos de distrito.

Prueba de la ignorancia –por culpa o con intención- es que a lo largo de los años, los síndicos de Pérez Zeledón se han quejado (solamente eso, “se han quejado”) de que el Concejo, tanto como la Administración Municipal, los ha empequeñecido, hasta negarles espacio para que se manifiesten.

Los concejos de distrito siguen al margen, el ordenamiento urbano al mínimo y el concepto del desarrollo casi en cero.

Los concejos de distrito siguen al margen, el ordenamiento urbano al mínimo y el concepto del desarrollo casi en cero.

Sin embargo, sin llegar a otorgarles poderes para sustituir a las municipalidades, los concejos de distrito deben funcionar, a modo de juntas de vecinos, con tanto liderazgo o autoridad, como que “El Concejo Municipal tiene la obligación de respetar las decisiones de los concejos de distrito” y como que “…serán los órganos encargados de vigilar la actividad municipal…”.

Son los llamados –dice el Código Municipal- a proponer beneficiarios de becas y bonos de vivienda y alimentación, recomendar al Concejo el orden de prioridad para ejecutar obras públicas en el distrito; proponer la forma de utilizar los recursos públicos destinados al respectivo distrito.

Una municipalidad

Cada cantón de Costa Rica dispone de un gobierno formado por dos órganos diferentes: El Concejo y el Alcalde. Una municipalidad “… tiene carácter de corporación pública, en cuanto son los vecinos los que promueven y administran sus propios intereses por medio del ente municipal…”, establece el Código.

Los partidos políticos han realizado una campaña intensa, mucho más que en épocas anteriores.

Los partidos políticos han realizado una campaña intensa, mucho más que en épocas anteriores.

En Costa Rica gobiernan el Gobierno Central y cada gobierno local y toman decisiones la Asamblea Legislativa y los concejos municipales. Hoy, el concepto de provincia no tiene ninguna importancia desde el punto de vista administrativo. (Sólo sirven para el nombramiento de alcaldes).

De ahí la trascendencia de las funciones de un Concejo y de la Alcaldía, en las “pequeñas cosas” cantonales.

Las atribuciones de la Alcaldía, en efecto, son 39, y entre ellas las hay que se salen del concepto tradicional de la administración municipal (infraestructura vial, la basura).

Tiene que “…promover el desarrollo local en armonía con el entorno nacional e internacional; coordinar y concertar con personas o entidades nacionales o extranjeras, pacatos, convenios, contratos necesarios para el cumplimiento de sus funciones municipales…”, por ejemplo.

Y todo debe hacerlo mediante un programa de gobierno que debe ser presentado a conocimiento del Concejo, antes de entrar en posesión de su cargo; “…un programa de gobierno basado en un diagnóstico de la realidad del cantón que deberá ser difundido entre las diferentes organizaciones y vecinos del cantón”.

La Alcaldía

La Municipalidad está llamada a promover todas las facetas del desarrollo. (Foto de Roberto Chacón).

La Municipalidad está llamada a promover todas las facetas del desarrollo. (Foto de Roberto Chacón).

Entre otras atribuciones, el Alcalde tiene que:

  • Ejercer la administración general y jefatura de todas las dependencias municipales; vigilando la organización, el funcionamiento, la coordinación y el fiel cumplimiento de los acuerdos municipales, las leyes y los reglamentos en general.
  • Establecer y priorizar los objetivos, metas y actividades institucionales según los diagnósticos y pronósticos realizados tanto a un nivel externo como en una esfera interna.
  • Elaborar y presentar ante el Concejo Municipal y para su aprobación tanto el Plan de Desarrollo Municipal (PDM) y el Plan Operativo Anual (POA), como el Presupuesto Municipal en concierto con los parámetros señalados por el Código Municipal.
  • Mantener una política económica y financiera adecuada, principalmente en cuanto a la recaudación de tributos municipales (impuestos, tasas, contribuciones, contribuciones especiales y precios) y demás ingresos municipales para el desarrollo institucional.
  • Asistir con voz pero sin voto, a todas las sesiones del Concejo Municipal y a las asambleas, reuniones y demás actos que la Municipalidad realice y requiera la presencia del Alcalde.
  • Están bien sus propuestas, dicen los muchachos. Pero ¿en qué trabajamos nosotros?

    Están bien sus propuestas, dicen los muchachos. Pero ¿en qué trabajamos nosotros?

    Presentar ante organismos nacionales e internacionales, ya sean públicos o privados, los proyectos necesarios para el desarrollo institucional, incentivando de ese modo la cooperación internacional y la coordinación interinstitucional.

  • Coordinar y negociar convenios con el Estado, sus homólogas y demás entes y órganos de la Administración Pública para el mejor cumplimiento de los fines municipales, ya sea respecto de la realización de obras públicas y/o la gestión de servicios públicos.
  • Concertar con personas o entidades nacionales o extranjeras, pactos, convenios, contratos necesarios para el cumplimiento de sus funciones municipales.
  • Atender y responder las necesidades presentadas por los diferentes grupos comunales organizados. Cumplir con las demás atribuciones y obligaciones que correspondan, conforme al Código Municipal y demás normativas integrantes del ordenamiento jurídico que así lo establezcan.

El Concejo

¿Y qué es lo que hace el Concejo, reuniéndose martes a martes y jueves a jueves? También es una larga lista de atribuciones, que debe tomar por decisión de mayoría en todo lo relacionado con políticas de desarrollo, tributos, presupuestos, reglamentos.

Aunque las decisiones municipales pueden repercutir fuertemente en cada munícipe, el interés en las sesiones municipales es mínimo.

Aunque las decisiones municipales pueden repercutir fuertemente en cada munícipe, el interés en las sesiones municipales es mínimo.

Cuenta con atribuciones de trascendental importancia que –por desconocimiento o negligencia- se han mantenido al margen de sus grandes resoluciones: El Concejo tiene que dictar medidas de ordenamiento urbano y puede constituir, por iniciativa del alcalde, establecimientos públicos, empresas industriales y comerciales y autorizar la constitución de sociedades públicas de economía mixta.

¿Lo hará, el próximo Concejo? He, aquí, algunas de sus atribuciones:

  • Políticas: fijar las políticas y prioridades de desarrollo del municipio conforme el programa de gobierno inscrito por el alcalde municipal.
  • Tributos, precios y presupuestos: acordar los presupuestos y aprobar las contribuciones, tasas y precios que cobre por los servicios municipales, así como proponer los proyectos de tributos municipales a la Asamblea Legislativa
  • Reglamentos: dictar los reglamentos de la municipalidad
  • Servicios municipales: organizar mediante reglamento la prestación de los servicios municipales
  • Convenios, fondos o bienes: celebrar convenios, comprometer fondos o bienes y autorizar los egresos de la municipalidad, excepto los que sean competencia del alcalde.
  • Nombramientos externos: nombrar a miembros de Juntas Administrativas, Juntas de Educación y representantes municipales ante cualquier órgano que lo requiera.
  • Proyectos de ley: proponer a la Asamblea Legislativa los proyectos de ley necesarios para el desarrollo municipal a fin de que sean acogidos para su trámite.
  • Consultas populares: acordar la celebración de plebiscitos, cabildos y referendos.
  • Planes: aprobar el plan de desarrollo municipal y el plan operativo anual, que el alcalde elabore con base en su programa de trabajo.
  • Membresías: autorizar las membresías ante entidades nacionales y extranjeras, públicas o privadas, que estime pertinente para beneficio del cantón.

 

Todos estos, y otros (además de los atributos de cada candidato y los antecedentes y particularidades de cada partido) son conceptos que deberían tomar en cuenta los generaleños, para tomar la mejor decisión, en las elecciones del próximo 7 de febrero de 2016.


24 Enero, 2016

Anúnciate Gratis