La Municipalidad ofrece, pero es mala paga

Fudebiol, Pérez Zeledón.

Carlos L Monge B
prensa@perezzeledon.net

En el “cementerio de acuerdos municipales” agonizan cuatro decretos cuya trascendencia material y sentimental pudieron remendar la triste imagen de la Municipalidad de Pérez Zeledón y que, por falta de ejecución, más bien contribuyen a perpetuarla como un ayuntamiento para el olvido.

Eran –si no es que la Administración Municipal encuentra una solución milagrosa, en las próximas cinco semanas- cuatro acuerdos que tocaban fibras sentimentales del pueblo generaleño, con los que los políticos “de antes” se hubieran lucido, sacando cheques de un sombrero, a auditorio lleno.

Hasta ahora, un legítimo alegrón de burro para las sacrificadas colaboradoras del Centro de Cuidado Paliativo.

Hasta ahora, un legítimo alegrón de burro para las entregadas colaboradoras del Centro de Cuidado Paliativo.

Pero los acuerdos del Concejo no se han cumplido, bajo el argumento legal de que la Municipalidad no puede dar contribuciones en dinero en efectivo (aunque tampoco lo ha hecho entregándole, en especie, lo que correspondía  a cada uno de los interesados).

El año antepasado se acordó otorgar una partida de 500 mil colones a un equipo infantil de ajedrez, para que fuera a representar a Pérez Zeledón (y a todo Costa Rica) a un campeonato que se celebraba en el Ecuador, y no giró el dinero; el año pasado se acordó girar una partida de un millón cien mil colones para comprar cuatro mesas de tenis y tampoco les ha girado el dinero.

El año pasado le ofrecieron a la Fundación para el Desarrollo de la Cuenca del Río Las Quebradas (Fudebiol) cinco millones de colones para que los dedicara a la siembra de arbolitos y no le giraron el dinero; y el año pasado ofrecieron cuatro millones de colones para ayudar a una fundación que se dedica a atender niños con enfermedades terminales y  en el  Centro de Cuidado Paliativo Pediátrico Dr. Gastón Acosta Rúa todavía están esperando.

Generaleños brillantes que han ido a representar a Costa Rica. (La imagen es de Fernando Solano, sólo para ilustración).

Generaleños brillantes que han ido a representar a Costa Rica. (La imagen es de Fernando Solano, sólo para ilustración).

Vergüenza ajena

La mala experiencia del año anterior -2014- llevó a Fernando Solano y a sus colaboradores a prescindir de cualquier solicitud de ayuda a la Municipalidad, en una nueva gira al exterior realizada el año pasado. En el 14, alentados por el acuerdo municipal de otorgarle al equipo de ajedrez una partida de 500 mil colones, habían adquirido compromisos cuyos costos tuvieron que cubrir con recursos de sus propios bolsillos.

Esta es una situación decepcionante que también ha venido afectando a los tenismesistas generaleños, quienes invocaron el respaldo municipal, reiteradamente, para fortalecer la práctica de una disciplina que –junto con la de ajedrez- ha cosechado incontables medallas, para el prestigio de Pérez Zeledón.

Su decepción era tanta, que cuando la Municipalidad invitó a los deportistas ganadores que participaron en los Juegos Estudiantiles del año pasado, para otorgarles un reconocimiento, los jugadores de tenis de mesa se negaron a asistir a la sesión. No recogieron el certificado, entre otros, el entrenador Iván Fernández y el jugador Jeison Martínez, que había representado al país en tres campeonatos mundiales.

Cuatro mesas de tenis para proyectar a Pérez Zeledón; acuerdo unánime... y todavía esperando.

Cuatro mesas de tenis para proyectar a Pérez Zeledón; acuerdo unánime… y todavía esperando.

Por iniciativa y una nueva excitativa de la regidora Kemly Jiménez, el Concejo quiso reivindicarse,  otorgándole a los deportistas cuatro mesas de tenis que necesitaban para completar las que se necesitaban en un campeonato nacional de liga menor que se celebró en el gimnasio del Polideportivo.

Siguen esperando. En el recién pasado mes de febrero de 2016, el Concejo conoció un documento de Iván Fernández en que solicitaba colaboración para agilizar la ejecución del acuerdo relacionado con las mesas de tenis (o que se le indicara qué procede o qué hacía falta para que el acuerdo fuera ejecutado) y el presidente, David Araya, lo que hizo fue remitir la solicitud a la Alcaldía, por tratarse de un asunto de la Administración Municipal.

Imagen tomada en Fudebiol, uno de los lugares más bonitos de Pérez Zeledón.

Imagen tomada en Fudebiol, uno de los lugares más bonitos de Pérez Zeledón.

Cuando no hubo Carrera del Agua

La Carrera del Agua ha sido un proyecto desarrollado por Fudebiol y la Municipalidad. Ésta le ha otorgado una partida de dinero (y le ha ayudado en las labores logísticas) pero el año pasado se dio una serie de imprecisiones que dieron al traste con la Quinta Edición de la Carrera del Agua. El dinero, para cubrir los gastos, hubiera salido a destiempo.

Para enmendar el fiasco, el Concejo dispuso redirigir la partida, de cinco millones de colones, para que Fudebiol los invirtiera en un proyecto de protección de la cuenca del río Las Quebradas (que abastece a los acueductos de los sectores urbanos de San Isidro y Daniel Flores). Pero el domingo (20 de marzo de 2016) se celebró una nueva edición de la Carrera del Agua, y el dinero prometido no ha llegado.

Igual ocurre con la partida de cuatro millones de colones otorgada por el pleno del Concejo al Centro de Cuidado Paliativo, el año pasado. El dinero no llega. ¿Cuántos niños con enfermedades en fase terminal han partido, desde entonces? ¿Qué parámetros pueden existir para medir la decepción de los niños y muchachos deportistas y de quienes entregan alma, vida y corazón a una desigual batalla por enfrentar la sequía?


23 Marzo, 2016

Anúnciate Gratis