La Iglesia anuncia gran batalla contra “la cultura de la muerte”

Marcha por la Vida y la Familia 2015.

Carlos L Monge B
prensa@perezzeledon.net

Las marchas por la vida y la familia, realizadas durante el presente fin de semana en torno a las cinco vicarías de la Diócesis de San Isidro de El General, se proyectan como el preludio de una gran batalla de la Iglesia Católica contra el aborto y la fertilización in vitro.

En las calles y en las barras de la Asamblea Legislativa. “Esto apenas empieza”, dijo hoy el obispo fray Gabriel Enrique Montero, durante una concurrida eucaristía celebrada frente a la catedral de San Isidro de El General, a la que acudieron varios miles de feligreses.

La marcha se realizó ayer y hoy, en cinco puntos de la Diócesis.

La marcha se realizó ayer y hoy, en cinco puntos de la Diócesis.

Se avecina una fuerte (y raras veces vista) presión de la Iglesia Católica de Costa Rica frente a las fuerzas poderosísimas, a favor de la muerte, que hay en la Asamblea Legislativa y en el propio Gobierno de la República, según expuso el obispo.

La de hoy, domingo 23 de agosto de 2015, fue la cuarta marcha por la vida y la familia que realizan los católicos de la Diócesis de San Isidro de El General, constituida por 26 parroquias de la denominada Zona de los Santos y todo el sureste del país y la segunda liderada por monseñor Montero.

El prelado manifiesta, sin ambages, que la Iglesia Católica se encuentra ante una batalla de proporciones enormes y consecuencias fatales, debido a ciertas políticas y ciertas decisiones que se están tomando en muchos países y que también se quieren imponer en Costa Rica.

Comparó el crucial momento con el desafío del 86, cuando el pueblo de Costa Rica se unió para defender su soberanía (cuando los filibusteros quisieron imponerle una dictadura desde afuera) y cuando el pueblo se volvió a unir para decirle que no a una imposición comunista.

Los obispos Montero y Barrantes presidieron la marcha y concelebraron la misa.

Los obispos Montero y Barrantes presidieron la marcha y concelebraron la misa.

Para la Iglesia Católica, en los términos expresados por el Obispo Montero, el aborto y la fertilización in vitro son sinónimos de muerte.: “Las víctimas del aborto, en el mundo, son millones y millones y millones, que no se pueden contar”, dijo.

Sentenció: “Uno de los más grandes crímenes de la humanidad actual es ver morir en el vientre materno a miles y millones de seres humanos indefensos. Y eso lo ha contemplado la humanidad con demasiada pasividad; lo hemos sufrido los cristianos con demasiada indiferencia”.

Evocó al papa Francisco: “…lo vive diciendo continuamente, que si hay que vencer algo es la globalización de la indiferencia”.

Atacó a la fertilización in vitro: “… no es sino otra forma de aborto, otra forma de matar. Para satisfacer el deseo de tener hijos, se están utilizando técnicas que lo que hacen es seleccionar embriones humanos”.

Algunos lograron conseguir espacio bajo las sombras, en el parque.

Algunos lograron conseguir espacio bajo las sombras, en el parque.

“Querer tener un hijo es un santo deseo; pero es un deseo que no se puede satisfacer a costa de la vida de otros, que no pueden hablar. Se matan docenas de embriones humanos. Tenemos que decirle al resto de Costa Rica y del mundo, que estos embriones son vidas humanas, son personas, desde el momento de su concepción.

Apeló a la ciencia: “La ciencia está a nuestro favor, demostrando, y cada día con mayor claridad, que la Iglesia tiene razón; que en el embrión humano hay una vida, y una vida que es única. Ningún embrión humano ha evolucionado para convertirse en un animal”, expresó.

Conforme lo expone el Obispo, la batalla que se está librando es desigual, como la de David y Goliat; como la del pueblo contra los poderos intereses de las empresas transnacionales y los medios de comunicación, cuyo interés único es lucrar, y en el caso específico, lucrar con la vida humana.

Recordó que a Costa Rica la condenó la Corte Interamericana de Derechos Humanos por no haber aprobado este tipo de leyes que está combatiendo la Iglesia, pero dijo que a otros países también los han condenado y no ha pasado nada.


23 agosto, 2015

Anúnciate Gratis