La Escuela de Música Sinfónica ya está en su propia casa

Centro de Arte y Cultura Pérez Zeledón.

Carlos Monge
prensa@perezzeledon.net

L
a Escuela de Música Sinfónica estrenó hoy, viernes seis de junio de 2014,su casa propia, un lindo edificio de tres módulos construido entre arboledas que suscita la inspiración, para que funcione la sede al Centro de Arte y Cultura de la Región Brunca.

Es un lugar muy lindo y amigo de la naturaleza.

Es un lugar muy lindo y amigo de la naturaleza.

La esperada inauguración fue todo un acontecimiento que reunió a la ministra de Cultura, Elizabeth Fonseca, la rectora de la Universidad Nacional, Sandra León, la alcaldesa Vera Corrales, diputados, funcionarios, colaboradores particulares y toda una lista de personalidades del arte, la cultura, la academia y la administración.

Llega, el Centro de Arte y Cultura, como complemento de los esfuerzos que ha realizado la Municipalidad de Pérez Zeledón para disponer del edificio del antiguo Mercado Municipal para el funcionamiento del Complejo Cultural de Pérez Zeledón, donde funcionan la Biblioteca Pública Profesor Humberto Gamboa, el Auditorio Profesor Alfonso Quesada Hidalgo y las oficinas de la Asociación de Escritores y Editores Generaleños.

Los niños y los muchachos en su nueva sede.

Los niños y los muchachos en su nueva sede.

El edificio está ubicado en el barrio Villa Ligia, distrito Daniel Flores, en la entrada al barrio San Francisco de Asís. Su sede es un edificio de 980 metros cuadrados, construido a un costo de 688 millones de colones.

En su construcción medió un aporte estatal conseguido por el entonces diputado Alexander Mora, cuyo proyecto original era por un monto de dinero que casi duplicaba lo invertido y que incluía la construcción de un auditorio; pero una emergencia nacional (el terremoto de finca La Cinchona, en Sarapiquí) absorbió los recursos y el proyecto estuvo a punto de sucumbir.

Median también los esfuerzos de una larga lista de personas ligadas a Universidad Nacional y a la Escuela de Música, que trabajaron sin declinar durante ocho años, hasta que lograron levantar el edificio. Falta el auditorio, pero bastan por ahora, para el concierto y la retreta, los amplios patios verdes y el cielo azul infinito del Centro de Arte y Cultura y, por supuesto, el Auditorio del Complejo Cultural, que ha sido su caja de resonancia durante las precedentes dos décadas.

Un reconocimiento de la UNA para Wilberth Vargas, artífice y líder de la Escuela de Música.

Un reconocimiento de la UNA para Wilberth Vargas, artífice y líder de la Escuela de Música.

Por ahora, el edificio servirá de sede a la Escuela de Música, pero luego abrirá sus puertas a algunas de las otras seis artes. ¿Cuáles eran? La Pintura, la Escultura, la Danza y el Teatro, la Literatura y la Arquitectura.

La inauguración del Centro de Arte y Cultura coincide con las celebraciones del Vigésimo Aniversario de la Escuela de Música Sinfónica de Pérez Zeledón. Ha sido un evento histórico que marca una etapa más de la cultura generaleña, desde aquellos músicos tarrazuceños que viajaban a pie desde San Marcos para amenizar las fiestas patronales y desde aquellas orquestas filarmónicas municipales de los maestros Celestino Mora y Ramón Mata, hasta una Escuela que aporta músicos a las grandes orquestas sinfónicas nacionales e inclusive más allá de las fronteras costarricenses.

En el audio, Leonel Calvo Aguilar habla sobre los orígenes de la Escuela de Música Sinfónica de Pérez Zeledón:

[soundcloud url=”https://api.soundcloud.com/tracks/153181870″ params=”color=ff5500&auto_play=false&hide_related=false&show_artwork=true&show_comments=true&show_user=true&show_reposts=false” width=”100%” height=”166″ iframe=”true” /]


6 junio, 2014

Anúnciate Gratis