La catarsis de mi alma sobrevino esa noche de rock

Imagen: La catarsis de mi alma sobrevino esa noche de rock

Maravilloso concierto con Pato Barraza, Bernal Villegas y la Big Band de Pérez Zeledón

Juan Diego Jara A.
prensa@perezzeledon.net



Bernal Villegas y Pato Barraza

Fue magistralmente emocionante ver a Pato Barraza y Bernal Villegas –dos grandes del rock nacional– tocando juntos con la Big Band de Pérez Zeledón ese sábado por la noche en el Complejo Cultural.

Pese a que el recinto estaba lleno, faltaron almas sedientas de escuchar un espectáculo de tal envergadura, que pocas veces se vive en suelo generaleño.Llegué puntual a la cita, ansioso y muy contento. Mas que como periodista, iba como acérrimo fiebre que presenciaría un concierto sin precedentes; dispuesto a emitir criterio, a corear las canciones y a sentir la dosis musical que generaría la catarsis de mi espíritu.

Me acompañaban mis amigos, quienes también son unos entusiastas rockeros y por ende disfrutaron ese portentoso momento.

Y de pronto entró la Big Band con su talante y presencia y sonaron así “Área 51”, “Every little thing she does is magic” del grupo The Police, “Enter sandman” de Metallica, esta última, interpretada por el sagaz guitarrista generaleño Andrés Soto, que hizo vibrar el escenario con su estrepitosa guitarra y la furiosa resonancia de su  voz, en suma, maravilloso.

Pero mi gradación ascendente llegó al término más alto cuando Bernal Villegas irrumpió con su potente guitarra, sí, ante mí se encontraba uno de los pioneros del rock nacional, quien se ha mantenido vigente por la diversidad de grupos con los que ha compuesto, tocado y grabado. Entre ellos: Shenuk, Modelo para Armar, 50 al Norte, U-Manos y Suit Doble, sí, ante mí tenía toda una eminencia del género que admiro ¡linda flaco!



La Big Band de Pérez Zeledón

Villegas, introspectivo como siempre, nos llevó a un viaje de vertiginosas pulsaciones con “Profanar”; luego vino “Altamar”, de su más reciente material discográfico, estos dos temas en un ensamble armonioso junto con los muchachos de la Big Band.

Pero habría más: Pato Barraza, exlíder de Inconsciente Colectivo, apareció en escena demostrando ese lazo de afecto que lo une a nuestro pueblo y, sobre todo, a la Escuela de Música Sinfónica, con la cual se ha fusionado en otras ocasiones.

Y sonaron así  “Avenida central”, y la melancólica “Condición”. De pronto, entró de nuevo Bernal, quien al unísono con Pato y la Big Band tocaron una pieza de cada cual: “A Dios le pido” y “Cautiva de mar”.

Clímax. El frenesí del momento llegó cuando ambos tocaron la inigualable “Dime que puedo hacer sin ti”, que produjo esa sensación de cantarla a más no poder… ¡qué lapso más extraordinario!



El público disfrutó el concierto

Ya extasiados de tan buen espectáculo, era necesario escuchar una canción más, por lo que resultaba obvio que la imprescindible “Frágil” se fraguaría en sortilegio gracias a estos artífices de la música.

Al final, el público pidió otra, y en memoria al padre del rock nacional José Capmany, Pato y Bernal interpretaron “Concepción”.

En síntesis, aplausos para estos dos grandes que nos hicieron brotar profusas satisfacciones, y sobre todo, aplausos a la Big Band de Pérez Zeledón que ratificó su prodigioso talento,  y nos enaltece como generaleños.


5 Noviembre, 2008

Anúnciate Gratis