La agricultura parece radiante; los agricultores “agónicos”.

Agricultura Costa Rica.

Carlos L Monge B
prensa@perezzeledon.net

Costa Rica se mostró boyante, durante un foro internacional, al mencionar que el sector agropecuario genera el 45,7 de las exportaciones costarricenses, por los días en que los productores de granos básicos de la zona norte advierten que se encuentran al borde de la bancarrota.

El foro -la edición LXI de la Reunión Anual del Programa Cooperativo Centroamericano para el Mejoramiento del Cultivo y Animales (PCCMCA- congregó a investigadores, académicos, productores y especialistas de dieciséis países de América, en el Hotel Crowne Plaza San José Corobicí.

El país se luce con las exportaciones agropecuarias, pero no es lo que sienten los agricultores "de a pie".

El país se luce con las exportaciones agropecuarias, pero no es lo que sienten los agricultores “de a pie”.

Carlos Manuel Araya, director ejecutivo del Instituto Nacional de Innovación y Transferencia en Tecnología Agropecuaria (INTA) de Costa Rica, presentó cifras del Censo Nacional Agropecuario 2014, según las cuales, en Costa Rica hay 2,4 millones de hectáreas dedicadas a usos agrícolas y pecuarios. Dijo que la producción agropecuaria aporta un 8% del Producto Interno Bruto y que, a sumanda la agroindustria, la cifra aumenta al 13%.

Pero también habló de pobreza, marginación y exclusión, en las áreas rurales de Costa Rica y el resto de Latinoamérica. “En términos de generación de trabajo, el sector agropecuario es responsable del 12,3% de empleo. Estos datos nos muestran la trascendencia de la agricultura para la estabilidad económica y social para nuestro país, por lo que es vital que la producción agropecuaria sea sostenible”,   dijo Araya.

Las exportaciones de productos agropecuarios son importantes, pero no es lo que sienten los pequeños y medianos productores.

Las exportaciones de productos agropecuarios son importantes, pero no es lo que sienten los pequeños y medianos productores.

Lo cierto es que mientras la estadística sobre las exportaciones se muestra venturosa, en los campos costarricenses se vive un drama. Los productores de la zona norte no han podido vender la última cosecha de frijoles; están sin dinero, se están quedando sin alimentos y las obligaciones con los bancos se les están viniendo encima.

La situación de los productores de granos básicos de Pérez Zeledón y Buenos Aires no ha sido diferente, en los años recientes, y si hoy no comparten la angustia con los del norte, es porque han ejercido una intensa presión y desarrollan una fuerte dinámica, para colocar sus productos en instituciones, supermercados y ferias y para evolucionar hacia una incipiente agroindustria.

Años después de que se inició el camino hacia la industria y la tecnología, el sector agropecuario sigue generando el 45% de las exportaciones.

Años después de que se inició el camino hacia la industria y la tecnología, el sector agropecuario sigue generando el 45% de las exportaciones.

Con la etapa en que los intermediarios eran los que decían si les compraban sus productos y a qué precio superada, hoy el inconveniente proviene de las importaciones desde países con bajísimos costos de producción, autorizadas por los tratados de comercio suscritos por Costa Rica. En el sureste de Costa Rica, por añadidura, una parte de la producción proviene de tierras alquiladas.

En Pérez Zeledón hay 8059 fincas dedicadas a la agricultura y la ganadería, con una extensión de 97 mil hectáreas; pero de 1984 (cuando se realizó el anterior censo agropecuario) a la fecha, hubo una disminución de casi nueve mil fincas. Y hasta los cafetaleros y cañeros, que cuentan con organizaciones e instituciones que los respaldan, están renunciando a la agricultura, por las grandes dificultades culturales y la baja rentabilidad.

 

Créditos: Imágenes suministradas por Comex.


10 abril, 2016

Anúnciate Gratis