Jaque mate al matadero

Carlos Luis Monge Barrantes
prensa@perezzeledon.net

Un giro repentino en el tratamiento que se ha venido dando al tema del Matadero Municipal de Pérez Zeledón trasluce que todas las condiciones están dadas para que la Municipalidad ceda el sacrificio y destace de ganado a la empresa privada.

El Concejo se reunirá en sesión extraordinaria en la noche de hoy, miércoles 26 de setiembre, para conocer el informe de una comisión especial creada para estudiar la viabilidad del proyecto y, de paso, decidir si se prescinde de los 16 trabajadores asignados al matadero o se les reubica en otros departamentos.

Todo era cuestión de tomar un acuerdo de índole política, pero la Municipalidad y diversos sectores de la población generaleña se trabajaron en estudios, análisis y ponencias desde hace alrededor de año y medio, cuando el entonces alcalde Luis Mendieta cerró provisionalmente el matadero, por intervención del Servicio Nacional de Salud Animal (Senasa) y el Ministerio de Salud.

El problema se limitaba al adecuado tratamiento de las aguas servidas, pero a partir de ahí se inició una controversia en alrededor de la importancia de convertir el matadero de clase “C” (para el consumo local) en uno de clase “A” (para la exportación); en la “competencia desleal” en que se iba a convertir la industria municipal en perjuicio de un matadero creado por ganaderos y carniceros bajo la figura de cooperativa (Coopecarnisur); en que si el matadero era rentable o estaba dejando pérdidas; en que si la ganadería local alcanzaría para abastecer dos mataderos, etc.

Hubo defensores férreos de ambas partes y hasta manifestaciones de fuerza en el auditorio del Compejo Cultural, donde se reúnen los regidores en sesiones ordinarias.

En la disputa participaron ganaderos, carniceros, los sindicatos de trabajadores municipales… al punto de que convirtieron al matadero en el tercer asunto que más ha ocupado la atención de la Municipalidad durante los últimos años. Los dos primeros han sido el del basurero y la destitución del anterior alcalde.

Si de tomar una decisión política se hubiera tratado, bastaba con darle continuidad al matadero que existió durante décadas o cerrarlo; si era de actuar en protección de la economía de los generaleños, era suficiente un estudio sobre el fenómeno “dumping” y su aplicabilidad a las municipalidades; si era de rentabilidad, hubiera sido suficiente con conseguir una fotocopia del estudio de viabilidad realizado por los dueños del matadero privado.

De previo a la decisión de esta noche, que apunta al cierre definitivo del matadero, ya la Municipalidad había suspendido la realización más estudios y más trabajos en torno al matadero, mientras se conocía el acuerdo de la Comisión Especial.


26 septiembre, 2012

Anúnciate Gratis