Irremediable tragada de polvo antes de que asfalten La Trocha

Tanque de agua de Daniel Flores.

Carlos Monge
prensa@perezzeledon.net

L
a Administración de la Municipalidad de Pérez Zeledón aspira a iniciar, en febrero de 2015, los trabajos de asfaltado de “La Trocha”, la vieja ruta por la que se desplazaron los habitantes del Valle de El General entre San Isidro y Buenos Aires hasta la construcción de la carretera interamericana sur.

Han tenido que improvisar las entradas a sus casas.

Han tenido que improvisar las entradas a sus casas.

Es una noticia esperanzadora, para los habitantes de los poblados que se han ido formando junto al histórico “camino real”, si bien es cierto que ya están comenzando a sufrir, en estos primeros días de verano de diciembre de 2014, los trastornos generados por las labores que realiza la maquinaria municipal en la ampliación de la ruta.

Los generaleños que viven cerca de La Trocha han tenido batir barro en las temporadas de invierno y tragar polvo durante las épocas veraniegas a lo largo de la historia; pero en esta ocasión la magnitud será mayor, por los trabajos de ampliación y emparejamiento de la carretera.

Las tradicionales entradas a las casas, usualmente construidas con alcantarillas de escaso grosor, desaparecieron y, en su lugar, quedaron gradientes que los habitantes han tenido que minimizar provisionalmente, para entrar a pie o para que puedan ingresar sus vehículos.

Detrás de cada vehículo, una nube de polvo.

Detrás de cada vehículo, una nube de polvo.

Un chilate durante los últimos meses durante el invierno y una nube de polvo más grande y envolvente que entra por las puertas y las ventanas, cada vez que pasa un vehículo. Es el costo la satisfacción que van a tener cuando, el año entrante, cuenten con la ruta asfaltada que han idealizado desde los años 60.

Los trabajos de asfaltado están contemplados para el trecho comprendido entre el barrio Sinaí, al este de San Isidro, y Palmares, en el distrito Daniel Flores. Se le financiará con parte de los recursos provenientes de un préstamo del Banco Interamericano de Desarrollo.

Para dar inicio a los trabajos de asfaltado, la Municipalidad ha debido ampliar la calle e instalar alcantarillas y cajas de registro, trabajo que se encuentra en su última etapa. La maquinaria está trabajando en el último trecho de la ruta, entre Palmares y el barrio también llamado Daniel Flores.

Ya casi están listos los trabajos previos al asfaltado.

Ya casi están listos los trabajos previos al asfaltado.

Este ha sido un trabajo lento, pero explicable, porque que la Municipalidad ha venido dando tiempo al Instituto Costarricense de Acueductos y Alcantarillado a que instale las tuberías madre que abastecerán de agua a un amplio sector del populoso distrito Daniel Flores, para evitar romperlas posteriormente.

Conforme se había anunciado, el acueducto de Daniel Flores deberá estar funcionando a mediados del próximo año, 2015. Además de los tanques de depuración y captación de agua, AyA está ampliando la red de tuberías, de manera que abarquen el sector más amplio posible de estos sectores urbanos de Pérez Zeledón.

Con la instalación de este nuevo acueducto, que tomará agua del río Chirripó, en el distrito Rivas, AyA estaría solucionando una necesidad que limitó el desarrollo de nuevos proyectos urbanísticos y comerciales, debido al temor de que el viejo sistema que se alimenta del río Las Quebradas, en San Isidro, no diera abasto para atender todas las demandas.

Nota: En la foto de entrada, el nuevo tanque de agua de Daniel Flores, junto al cementerio.

21 diciembre, 2014

Anúnciate Gratis