El INDER se ofrece como mediador en Palmar Sur

Familiares reciben a los agricultores que fueron encarcelados.

Carlos L Monge B
prensa@perezzeledon.net

El Instituto de Desarrollo Rural (INDER), institución llamada a resolver una disputa por la posesión de la finca Chánguena, en la zona sur del país, se ofreció como mediador entre las diversas partes en conflicto.

La solicitud del presidente ejecutivo del INDER, Ricardo Rodríguez, fue emitida de emergencia ayer, jueves 18 de febrero de 2016, durante un período de tregua implícito en disposiciones de la Sala Constitucional que dan curso a una serie de acciones legales relacionadas con el conflicto.

Los campesinos desfilaron ayer, apoyados por representantes de la Municipalidad de Osa y organizaciones sociales y sindicales.

Los campesinos desfilaron ayer, apoyados por representantes de la Municipalidad de Osa y organizaciones sociales y sindicales.

El INDER dio muestras de vida tras varios días de tensiones en la comunidad de Palmar Norte, que volvieron a generar la reacción de organizaciones sociales, sindicales y políticas, si bien es cierto que los acontecimientos se desarrollan ante la impasividad de la generalidad de los costarricenses.

El lunes (15 de febrero) los campesinos respondieron a la presencia de fuerzas policiales, ocupando un carril del puente del río Grande de Térraba, en Palmar Norte, ante el temor de que los expulsaran de la finca nuevamente.  Fueron desalojados por la policía, al cabo de una trifulca en el que resultaron golpeados un policía y algunos de los agricultores.

Siete de ellos fueron arrestados, denunciados por resistirse al arresto y por obstruir el libre tránsito por el territorio costarricense y, luego, puestos en libertad.

Y ayer, jueves, fueron achicados  por la policía, en el puente, cuando realizaban una marcha hacia Palmar Sur, sector donde se encuentran la finca Chánguena y el cuadrante de la Finca Tres, objetivos del conflicto. Se les permitió desfilar, pero bajo un control estricto.

La sola presencia de la policía exaspera a la gente. Escena de ayer, en Palmar Norte.

La sola presencia de la policía exaspera a la gente. Escena de ayer, en Palmar Norte.

Este conflicto, nace a inicios de los años 80, con el abandono de las plantaciones que el Estado había concedido a la Compañía Bananera. A vista de pájaro, el Estado le concede el derecho de explotación de la tierra a una cooperativa y ésta se la cede, a su vez, a un empresario privado que se declara en quiebra y deja a los trabajadores guindando.

La disputa por el derecho a la tierra, entre el empresario y los campesinos, es de años; y al cabo de un largo proceso judicial, una juez de lo contencioso administrativo ordenó el desalojo de los agricultores. Fueron expulsados y se les permitió volver a entrar, pero se dio una orden “definitiva” de evacuación para antes del 25 de diciembre del año pasado.

Desde entonces, han sido diversas las acciones judiciales y las manifestaciones de los campesinos, acompañados por algunas organizaciones sociales, estudiantiles y sindicales. También la Municipalidad de Osa volvió a fijar su posición favorable a los manifestantes.

Los campesinos detenidos durante la trifulca del lunes, tras su liberación.

Los campesinos detenidos durante la trifulca del lunes, tras su liberación.

Ayer, el alcalde Alberto Cole de León, volvió a emitir un comunicado en que condena “las acciones de violencia y abuso policial…” en contra de los campesinos y conmina al Gobierno a buscarles una solución definitiva. Hizo llamados a no criminalizar las protestas campesinas pacíficas y a la solidaridad de los habitantes.

El Gobierno de la República alega estar actuando respaldado en órdenes judiciales y sugiere la presencia de agitadores infiltrados, aunque no los saca del juego ni especifica quiénes son.

El INDER, mientras tanto, deberá tener soluciones concretas para resolver la situación de una manera efectiva. Se le había conferido tiempo para que dispusiera de tierras y un proyecto de desarrollo para mediados de año; pero la solución ahora debe ser inmediata –acaso durante una tregua que eventualmente logre en la mediación- porque una resolución desfavorable de la Sala Constitucional –en relación con los recursos que han sido interpuestos- daría validez inmediata a evacuación de Chánguena y el poblado de Finca Tres.

 

Créditos: Imágenes por cortesía de Ricardo Caminante, Zona Sur Vive y Lucha y Nuevo Partido Socialista.


19 Febrero, 2016

Anúnciate Gratis