Inaugurado Corredor Biológico Alexander Skutch

Xinia Zúñiga Jiménez
xinia@perezzeledon.net

El Corredor Biológico Alexander Skutch fue inaugurado en Santa Elena
de General Viejo por autoridades del Centro Científico Tropical (CCT)
y del Ministerio del Ambiente y Energía. El mismo está ubicado
en la zona de amortiguamiento de la Reserva de la Biosfera La Amistad en la
Cordillera de Talamanca y tiene un área de 6012.60 hectáreas,
según se informó.

El nuevo Corredor Biológico comprende las comunidades rurales de Santa
Elena, Quizarrá, Santa Marta, Montecarlo, San Francisco, Santa María,
San Ignacio y Trinidad.

Durante la actividad se informó que uno de los objetivos más
importantes es incluirlo dentro del Corredor Biológico Mesoamericano.Se brindó información

Al inicio las cosas no fueron fáciles, ya que los dueños de
propiedades dentro del Corredor Biológico se cuestionaban ¿qué
pasaría si vendían los terrenos?, pero según miembros de
la Comisión Local del Corredor Biológico Alexander Skutch, se
les explicó todos los procedimientos y se tuvo una buena aceptación.

Durante el proceso se visitaron escuelas y colegios de la zona, se contó
con el apoyo de Coopeagri R.L. y otros patrocinadores, pero sobre todo, se reunieron
con los pobladores de las comunidades que estarían dentro de este proyecto,
lo cual produjo la concientización de todos.

La función de un corredor biológico es proporcionar conectividad
entre las áreas silvestres protegidas, paisajes, ecosistemas y habitats,
para hacer posible la emigración y la dispersión de la flora y
fauna silvestre, asegurando la conservación y mantenimiento.

La idea del naturista

El nombre del Corredor Biológico se escogió en honor al Dr.
Alexander F. kutch, filósofo y naturista, quien estudió durante
muchos años las aves y plantas del trópico americano.

Skutch además escribió diversos libros y artículos que
describen sus observaciones y percepciones de la naturaleza; asimismo, se destacó
por sus textos filosóficos y éticos sobre sus experiencias personales
como estudioso sobre la vida animal y vegetal.

El Santuario de Aves Neotropicales Los Cusingos, ubicado en Quizarrá,
fue el lugar de trabajo y hogar de don Alexander, quien vivió ahí
por más de 50 años con su esposa Pamela Lankester.

Por otro lado, en 1993 el Centro Científico Tropical compró la
finca de don Alexander, socio de esta institución desde 1964, con el
propósito de proteger y preservar el legado de toda una vida de este
gran sabio, motivado por el deseo de conocer y proteger la naturaleza.

El CCT convirtió Los Cusingos en un santuario para aves. Este lugar
se encuentra rodeado de paisajes, cultivos de caña y café, bosques,
montañas y ríos de agua cristalina; cercano a pequeñas
comunidades campesinas integradas armoniosamente con su entorno natural.
Encierra un potencial natural e histórico para el desarrollo de programas
de conservación, investigación y educación, con la participación
de la comunidad, lo cual ya se empieza a ver al haberse integrado ocho comunidades
rurales en el Corredor Biológico Alexander Skuth, un hombre y un nombre
que quedarán para la historia.


27 abril, 2005

Anúnciate Gratis