Imparten Tercer Ciclo y Bachillerato por Madurez en la Casa de La Juventud

Claman ayuda para que utilicen los servicios de esta asociación y así
poder financiar los programas

Xinia Zúñiga Jiménez
[email protected]

Por segundo año consecutivo la Casa de La Juventud en Pérez Zeledón
imparte el programa de Tercer Ciclo y Bachillerato por Madurez, con el fin de
ayudar a terminar la secundaria a quienes por diversos motivos no han tenido
la oportunidad de culminar sus estudios.

Por espacio y la parte económica sólo se ofrece Inglés
y Matemáticas en Tercer Ciclo; mientras que en Bachillerato por Madurez
se dan estas mismas materias y además Estudios Sociales. La idea,
según la administradora de la Casa de La Juventud, Diana Jiménez
Quesada, es tener horarios flexibles para quienes trabajan y que por falta de
tiempo se han quedado rezagados en alguna de las materias que imparten o aún
no han empezado a estudiar.“Si tuviéramos las posibilidades se dieran todas las materias,
pero al menos se imparten las más difíciles. El horario es de
lunes a viernes de 6 p.m. a 9 p.m. y los sábados de 8 a.m. a 11 a.m.,
así como de 11 a.m. a 2 p.m.”, indicó Jiménez Quesada.

Profesores reconocidos

El costo de la matrícula es de ¢1.000 y ¢300 para cancelar
un carné. Lo único que limita la matrícula es que para
recibir lecciones de Tercer Ciclo el estudiante debe tener 14 años de
edad y para Bachillerato por Madurez 18.

Con respecto a los profesores, la funcionaria aseguró que la mayoría
ha impartido clases en instituciones locales y algunos de los actuales laboran
en colegios diurnos.

Al consultársele sobre las demás materias que no se imparten,
Jiménez dijo que lo más indicado es que el estudiante las estudie
en casa, es decir, son programas en donde se preparan con folletos para hacer
los exámenes del Ministerio de Educación y por eso, se dan sólo
las materias que más les cuesta.

“Este programa nació a raíz de la labor que realiza la
Casa de La Juventud en las comunidades, es decir, nos dimos cuenta que había
una gran necesidad de ayudar a muchos jóvenes quienes por diversos motivos
no habían podido terminar la secundaria”, manifestó la joven.

Claman ayuda

El mantenimiento de las instalaciones y los programas de la Casa de La Juventud,
se financian en gran parte con el dinero que genera el alquiler del inmueble
para reuniones, charlas y cursos, entre otros; asimismo con el hospedaje y el
servicio de alimentación.

Por lo tanto, su administradora Diana Jiménez, aprovechó la oportunidad
de este medio para hacer un llamado a las instituciones, organizaciones, asociaciones
y otros grupos del cantón, con el fin de que hagan uso de las instalaciones.

Con respecto a los precios, reveló que son muy cómodos. Por ejemplo,
el alquiler de las aulas cuesta ¢1.000 por hora; el hospedaje ¢1.000
la noche y ¢1.500 con ropa de cama; además, se ofrece un menú
variado para quienes también necesiten alimentación.


1 Marzo, 2005

Anúnciate Gratis