Hoy no hay misa, pero sí laudes, escenificación, procesión y oficios

Dramatización: Los soldados imperiales llevan preso a Jesús en la noche del jueves, para presentarlo ante las autoridades en la mañana del viernes.

Carlos Monge
prensa@perezzeledon.net

L
os católicos bien enterados saben que en días como hoy, Viernes Santo, no se celebra misa. Tampoco los sábados santos. En su lugar, se desarrollan otras actividades que conmemoran la pasión y muerte de Jesucristo, como la escenificación del Pretorio y el Vía Crucis y la Procesión del Santo Entierro.

En San Isidro de El General, como en el resto del país, la sociedad tiende a cambiar; si bien la Iglesia mantiene un programa casi invariable, como no sea por una tradición ya decenaria, de personificar a Jesús y a quienes lo rodearon durante sus días finales como ser humano y su resurrección como Dios, durante algunas de las actividades, con personas en lugar de representaciones materiales.

Una importante cantidad de feligreses se concentra en el parque de San Isidro para darle seguimiento a las escenificaciones.

Una importante cantidad de feligreses se concentra en el parque de San Isidro para darle seguimiento a las escenificaciones.

Las cosas cambian, en la sociedad, por una suerte de interpretación del principio que consagra los días santos a la reflexión. Antes, el concepto se llevaba al extremo de no hacer nada que contradijera el absoluto respeto hacia la pasión y muerte de Jesús, absteniéndose de trabajar, escuchar música, gritar, reírse, razón de más para dejar los alimentos preparados desde el día anterior. Hoy, el extremo de irse a cualquier lugar que sugiera reposo.

Pero la Iglesia siempre mantiene una columna vertebral de feligreses fieles a la tradición y anoche –jueves 28 de marzo de 2013- durante la solemne eucaristía que evocó la última cena de Jesús y  el lavatorio de los pies, además de la representación de la oración en el huerto, el prendimiento y el juicio, fue posible ver concentrada a una importante cantidad de generaleños.

Una cantidad importante, no mucha, de personas que asistieron a la representación celebrada en el parque de San Isidro, respetuosamente y más bien con cierto hálito de curiosidad. Los actores, en cambio, que contribuyen año con año con su presencia en las actividades religiosas, con muestras de convicción de que están haciendo algo significativo por su espíritu y la perpetuación de la fe cristiana.

Las actividades del Viernes Santo

Hoy, de previo a la escenificación del Pretorio y el Vía Crucis por las calles de San Isidro, programadas para las nueve de la mañana, habrá una hora de laudes en la catedral. No hay misas, y esto es uno de los gestos de la Iglesia católica más apreciados por los creyentes.

Escenificación de la última cena de Jesús con sus apóstoles, simbolizada por la Iglesia Católica con la Santa Misa.

Escenificación de la última cena de Jesús con sus apóstoles, simbolizada por la Iglesia Católica con la Santa Misa.

En la tarde, a las tres, será el Sermón de las Siete Palabras, en la catedral; a las cuatro oficios; y a las 5:30 de la tarde la procesión del Santo Entierro, por las calles de San Isidro, un momento para compadecer –aunque sea en una parte infinitamente pequeña- el sufrimiento de Jesús durante las horas previas a la muerte;  imaginar el escenario dantesco en que el Hijo de Dios se desangraba, se debilitaba y perdía oxígeno, por causa de las laceraciones en su espalda y las heridas de las espinas en su frente.

De imaginar el acoso brutal de los gorilas; los golpes de martillo que hunden en sus manos y sus pies unos clavos toscos capaces de soportar el peso de un cuerpo y escucharlo, como si hoy mismo, a esta misma hora, estuviera presente en cuerpo y espíritu en su tierra natal, decir aquellas ignoradas palabras: “Perdónalos, porque no saben lo que hacen”.


29 marzo, 2013

Anúnciate Gratis