Hogar Betania cuestionado por supuesta administración fraudulenta

Imagen: Hogar Betania cuestionado por supuesta administración fraudulenta
Implicada se defiende y reveló que ella también presentó una denuncia por salarios atrasados

Xinia Zúñiga Jiménez
xinia@perezzeledon.net

La nueva Junta Directiva de la Asociación Hogar Betania Pacientes en Fase Terminal de Pérez Zeledón, presentó una denuncia en la Fiscalía contra la Administradora Sandra Luz Silva Álvarez por una supuesta administración fraudulenta, retención indebida, estafa y hurto simple.

A raíz de esta situación se realizó una Conferencia de Prensa el pasado 10 de enero en el Hotel Diamante Real, en donde se ventilaron los motivos por los que aparentemente la señora Silva Álvarez ya no podía seguir como administradora de dicho hogar, el cual tuvo a su cargo durante seis años y dos meses.De acuerdo con los hechos que describen los denunciantes, les detallamos los puntos más importantes, que según la nueva Junta Directiva, tuvieron para interponer la denuncia y despedir sin responsabilidad patronal a Silva Álvarez.

El PRIMER motivo que se señala es porque el Hogar carece totalmente de Personería Jurídica inscrita en el Registro de Asociaciones; SEGUNDO, que el 11 de noviembre del 2005 se procedió a reelegir la Junta Directiva debido a que la anterior no había ejercido sus funciones; TERCERO, los libros legales tienen más de seis meses de atraso, en donde se observó que con sólo los recursos que sí se reportaron se hubiera podido afrontar las deudas; CUARTO, porque no ha existido una supervisión siquiera medianamente estricta departe de las juntas directivas anteriores para con dicha administración, generándose un abuso y empleo indebido de los recursos de la misma, lo que llevó a provocar una situación económica y jurídica de la Asociación que amenaza con una quiebra o insolvencia; QUINTO, al IMAS se le deben alrededor de 3 millones de colones, por desviar dichos fondos públicos para cancelar cuentas que no estaban autorizadas por dicha institución; SEXTO, el señor Rafael Rojas González, vecino de San Rafael de Platanares, nos informa que doña Sandra fue a su abastecedor y firmó facturas por alrededor de UN MILLÓN Y MEDIO DE COLONES. No existía un acuerdo de la Junta Directiva en que le autorizara a solicitar ese crédito (…); SÉTIMO, al Banco Popular se le debe todavía un préstamo total de TRES MILLONES DE COLONES la suma de SETENCIENTOS CINCUENTA MIL COLONES, que a nombre personal solicitó Ángela Vargas Picado, Presidente de la Junta Directiva en ese momento para cancelar cuotas obrero patronales con la C.C.S.S, dinero que manifiesta le fue entregado a Sandra Silva Álvarez, pero que en contabilidad no consta ni en el expediente del arreglo con la C.C.S.S que se hayan cancelado (…); OCTAVO, se dio la queja de los empleados de que en muchas ocasiones les han pagado el salario de las contribuciones en especie que hacen al hogar, exigiéndoles que las reciban como parte de pago, negociando las contribuciones en abarrotes y ropa que algunas instituciones públicas entregan a la Asociación (…); NOVENO, desde hace algunos meses supimos que la señora Sandra Silva Álvarez retiraba la pensión alimenticia del señor Pablo Sandoval Sandoval, a pesar que dicho señor falleció en el hogar (…); DÉCIMO, Es tal la situación contable del Hogar que es casi imposible montar la contabilidad de los meses que faltan, y lo único que nos quedan son faltantes de dinero y deudas casi inmanejables (…) y UNDÉCIMO, que en la oficina de la Asociación se encontraron cinco talonarios de facturas y un talonario de recibos de dinero membretados (…) los cuales manejaba la señora Sandra Silva en su escritorio y a su discreción encontrándose la mayoría de facturas y recibos en blanco, utilizados en forma salteada todos los talonarios, los cuales se entregan en custodia en este mismo acto a la Fiscalía (…)

Asimismo, la calificación legal de la denuncia se detalla de la siguiente manera: “Los hechos contienen los delitos de ADMINISTRACIÓN FRAUDULENTA por cuanto la señora Sandra Luz Silva Álvarez recibió de la Junta Directiva anterior la administración de la Asociación, empleando las contribuciones y finanzas en general en forma abusiva e indebidamente perjudicando el patrimonio y estabilidad de la institución por cuanto adquirió deudas sin autorización de la Junta Directiva.

APROPIACIÓN Y RETENCIÓN INDEBIDAS en cuanto no entregó los dineros que fueron retenidos a los empleados por concepto de cuotas obreras, como la pensión que ha retirado del señor Pablo Sandoval Sandoval de nacionalidad nicaragüense, quien falleció siendo paciente del Hogar, desde hace aproximadamente dos años, actuando en perjuicio del Estado y de la Asociación.

ESTAFA por cuanto tanto la señora Silva Álvarez como la señora Karla Leonor Araya Mora, esposa del señor Rafael Rojas González, quien se menciona en el hecho SEXTO, inducieron a error a los miembros de la Junta Directiva vigente en ese momento, a fin de lograr los cheques requeridos por ellas, simulando hechos falsos mediante el patrimonio de la Asociación y los dineros de las instituciones del Estado.

HURTO SIMPLE por cuanto se apoderaron ilegítimamente de bienes ajenos, todos de CONCURSO MATERIAL. Delitos previstos y sancionados en los artículos 208, 216, 222 y 223 del Código Penal.

“Pretendemos limpiar la imagen del Hogar”

Por otra parte, durante la Conferencia de Prensa se informó a los medios de comunicación que la situación económica era más difícil de lo que pensaban, que están en trámites legales para la Personería Jurídica y realizan gestiones para contar de nuevo con ayuda de instituciones del Estado.


De izquierda a derecha: Melvin Rojas Vargas ( Tesorero), Dra. Amarilys Mora Carrion (Fiscal), Sr. Armando Bolaños Rojas(Presidente), LIcda. Marìa Ester Vargas Mora(Secretaria), Sr. Bernardo Ribera Fonseca(Vocal I), Sr. Denis ARguedas Venegas, (funcionario del hogar).

Armando Bolaños Rojas, Presidente de la actual Junta Directiva, manifestó que la labor del Hogar Betania es muy conocida por todos y que ahora lo que quieren es limpiar la imagen para que las personas e instituciones que colaboraban lo vuelvan a hacer, ya que la situación económica actual es crítica, pues sólo a la C.C.S.S se le adeudan 34 millones de colones por cuotas obrero-patronales.

“Lo que pretendemos con esta conferencia de prensa es despejar las dudas callejeras, que la gente se entere verdaderamente por qué fue que despedimos a la señora Sandra Silva, ya que esta es una institución única en Costa Rica y lo que estaba pasando tenía que denunciarse”, expresó el directivo.

Por su parte, María Esther Vargas Mora, Secretaria y Abogada de la actual Junta Directiva, manifestó que procedieron a despedir a la señora Sandra Silva Álvarez por grandes irregularidades que encontraron, entre ellas exceso de posesión para que no se inscribiera ninguna junta, pues asegura que ya eran dos juntas directivas sin nombrar; asimismo, indicó que la ahora ex administradora del Hogar Betania, prácticamente les escondía los libros contables, pero que cuando decidieron despedirla en la oficina de Asociación encontraron todas las pruebas que necesitaban.

Mientras tanto, Melvin Rojas Vargas, actual Tesorero de la Junta Directiva, reveló que la situación económica es crítica y que esperan en un año tener mejores noticias.

“El Hogar Betania olía mal y ese olor llegó a la comunidad. De ahora en adelante habrá total apertura a los medios de comunicación para que lo visiten, pregunten e investiguen.

Estamos tratando de poner al día los salarios, porque es un derecho de los empleados del Hogar como de cualquier otra persona; asimismo, empezaremos a pagar las cuotas obrero patronales, los servicios públicos y la gran deuda que existe con la Caja del Seguro Social”, señaló Rojas Vargas durante la Conferencia de Prensa.

El actual Administrador, Denis Arguedas Venegas, quien laboró durante tres años y medio en el Hogar mientras la señora Sandra Silva era la Administradora, expresó que habían leyes muy estrictas como amonestaciones por escrito por cualquier cosa y que el personal trabajaba bajo una presión muy grande.

“No compartía algunas cosas que doña Sandra hacía, pero por mantener mi puesto seguía ahí como los demás; sin embargo, actualmente no califico para el Bono de la Vivienda ni para créditos bancarios, ya que fui uno de los empleados del Hogar que firmaron para llegar a un supuesto arreglo con la deuda de la Caja del Seguro Social”, reveló el señor Arguedas Venegas.

“No me he robado un sólo cinco”

Buscamos la versión de doña Sandra Luz Sandra Silva Álvarez, para conocer su opinión en relación a los delitos que se le imputan y el siguiente es un extracto de las declaraciones brindadas a Perez Zeledon.net

En primer lugar manifestó que le preocupa muchísimo que hayan denunciado también a la señora Karla Leonor Araya Mora, porque asegura que el esposo de ella es distribuidor de productos básicos y que ellos les hacían el favor de darles crédito, pagándoles cuando ingresaban donaciones al hogar.

“Me da muchísima pena saber que esta pobre señora fue denunciada, porque ni vela en el entierro tiene. Que eran montos grandes, sí eran montos grandes porque a veces durábamos hasta mes y medio y dos meses para cancelar”, sostuvo.

“Los pacientes nunca dejaron de comer”

Con respecto a las aseveraciones que se hicieron en la conferencia de prensa, en relación a que en ocasiones en las tardes los pacientes no tenían qué comer, Silva Álvarez aseguró que nunca durante los seis años que ella estuvo como administradora, ellos dejaron de comer. “Eso te lo puedo asegurar y si de algo que yo me preocupaba era de eso”, añadió.

En cuanto a que si los pacientes se enviaban a bañar a las 3:00 AM, dijo que sí es cierto, porque son personas del campo que se acuestan a las 6:00 PM y a esa hora ya han dormido nueve horas. “No es peligroso porque se están bañando con agua tibia y no fría; además, se bañan a esa hora porque ellos lo piden”, afirmó.

También expresó que no es cierto que las amonestaciones se daban por cualquier cosa, porque en primer lugar le llamaban la atención dos veces al empleado y hasta la tercera vez le daban la amonestación escrita, lo cual considera bueno, porque dice que no es bueno hablar y hablar, ya que el personal se acostumbra al ver que no le pasará nada.

Referente a los 3 millones de colones del IMAS que aparentemente fueron desviados, agregó que la nueva Junta Directiva lo que está haciendo es poniendo palabras que realmente no son.

“Al IMAS es cierto que le debemos 3 millones y resto de colones, plata que nos dio para asistencia social, en donde podemos cubrir las necesidades básicas. También hubo un grupo de gente que yo despedí, quienes hicieron un documento en donde me acusaban de haber llenado galones con agua y un tinte para aparentar que era desinfectante, pero una de ellas fue Sonia Bolaños (fue supervisora) quien me pidió perdón por todo lo que habían hecho en mi contra”, indicó.

“Pagábamos a la Caja o los pacientes comían”
En relación a la deuda con la Caja del Seguro Social, manifestó que es verdad que empleados del hogar sirvieron de fiadores, pero que ella encabeza la lista pues también estaba respondiendo por eso y que sí sabían que iban a servir de fiadores. Al consultarle que por qué no hicieron ningún pago, dijo que la situación era tan difícil que pagaban a la C.C.S.S o los pacientes comían.

“Los hogares no podemos hacer fiesta con las platas que nos llegan, es mentira. La nueva Junta Directiva está dando a entender eso, pero no se puede, porque si el IMAS me da 5 millones de colones, yo tengo que devolverle ese dinero en facturas y ellos las revisan con lupa; asimismo, lo mismo sucede con los demás dineros que ellos mencionan. Esta gente no tiene que reclamar absolutamente nada”, afirmó.

Por otro lado, al consultarle que por qué se retiraron las ayudas de la Junta de Protección Social de San José, El Consejo Nacional de la Persona Adulta Mayor y otras, expresó que por la deuda con la Caja del Seguro Social, ya que entre los requisitos piden una certificación de NO deuda con la Caja.

“No soy abogada”

Al preguntarle el por qué la Asociación no contaba con Personería Jurídica, dijo que ella no es abogada y que esos trámites los tiene que realizar un profesional de ese tipo.

“Esa Personería no salía no por culpa de nosotros, sino porque la regresaban muchas veces por errores. Los trámites de Registro son larguísimos, no es que en quince días podemos sacar una Personería. Nosotros el problema que teníamos es que se nos había vencido la Cédula Jurídica y para poder actualizarla, nos pedían unos documentos que habían que llevar al IMAS, los cuales nuestra abogada tenía ahí… y que después ellos mismos dijeron que iban a hacer”, manifestó.

“Sí, yo retiraba la pensión de un paciente difunto”
Al ser consultada sobre si retiraba la pensión del señor Pablo Sandoval, de origen nicaragüense y quien falleció una alrededor de dos años, manifestó que sí es cierto que la retiraba, porque ella una de las autorizadas para sacar el dinero y se vio obligada a hacerlo.

“El Hogar estaba autorizado para retirar el dinero. En primer lugar yo no hacía nada sin asesoramiento legal, entonces le hice la consulta a nuestra abogada… Llegó el momento en que teníamos muchísimas deudas y en la cuenta de Pablo Sandoval había cerca de medio millón de colones. Le dije que me daba miedo retirar el dinero, pero ella me dijo que el problema no era del hogar sino de la Caja del Seguro Social que siguió depositando la pensión, pese a que el paciente falleció en el mismo hospital. Me indicó que lo que podía pasar era que la Caja cuando se diera cuenta que estaba depositando a un paciente difunto, le cobrara al hogar ese dinero; sin embargo, que se podía hacer un arreglo para cancelar como pudiéramos. Fui saqué la plata y pagué lo que tenía que pagar, pero la nueva Junta Directiva quiere hacer ver que yo me robé el dinero, pero nunca me he robado ni un solo cinco”, subrayó.

“Yo también tengo una denuncia”

Y con relación al sueldo que percibía como administradora, dijo que empezó ganando 110.000 colones, pero conforme a lo que conseguía en donaciones el salario aumentaría un 10% con respecto a las donaciones, acuerdo que llegó con Minor Corrales, Presidente de la Junta Directiva en ese entonces.

Así las cosas, aceptó que su salario subió a 325.000 colones y que con un aumento de sueldo que hubo ascendió a 374.000 colones; sin embargo, indicó que nunca percibió el salario correspondiente al acuerdo, el cual hubiera sido mucho más alto.

“Lo que no dicen es que a mí también se me pagaban vales, ya que nunca llegué a recibir los 325.000 mensuales. De hecho en este momento me están debiendo por salarios atrasados cerca de tres millones y medio de colones y por eso yo también tengo una denuncia contra la Junta Directiva del Hogar Betania”, expresó doña Sandra Silva.

“A mí me despidieron y no me dieron la oportunidad de explicarles la situación actual del Hogar para que supieran a qué atenerse, porque pensaban que teníamos las cuentas llenas de plata y que yo no le pagaba a la gente porque no me daba la gana, pero la realidad es que en el Hogar no hay plata”, sostuvo.

“No hay peligro de fuga”

La señora Silva Álvarez reiteró que hace tres o cuatro años ya había sido acusada de malversación de fondos y que en la Corte deben estar los documentos en donde se desestima el caso por falta de pruebas, es decir, indica que para ella esto no es nuevo.

Aseguró estar preparada para enfrentar esta denuncia y que no existe peligro de fuga (sonríe), como se indica en la denuncia, en donde se solicita la prisión preventiva por temor a que salga del país, tomando en cuenta que la señora Silva Álvarez es de nacionalidad mexicana.

Por último, al ser consultada que si volvería al Hogar Betania, manifestó “De visita con mucho gusto, pero como Administradora no, por el momento no y creo que más adelante tampoco”.


27 Enero, 2006

Anúnciate Gratis