Historia de Buena Vista: ¡Qué Buena Vista!

Imagen: Historia de Buena Vista: ¡Qué Buena Vista!

Tomado de: “Monografía de Buena Vista de Rivas: 1915-2008. UNA, Sede Región Brunca, 2008”

Editado por: 0scar Esquivel Garrote

En otrora Iglesia Buena Vista.

El nombre se debe a que en un momento de la historia, uno de los pioneros y fundador del pueblo,  Lisímaco Barrantes, exclamó: ¡Qué buena vista! Refiriéndose al hermoso paisaje del río, la montaña y la frescura de la cuenca en aquellos tiempos.

Buena Vista es una comunidad ubicada en las márgenes del río homónimo, entre los 1380 y 2010 msnm, siendo el Cerro Paraguas el punto más alto del distrito de Rivas, que sirve de mirador natural con gran panorámica del Valle de El General.Cafetales, lecherías, frutales, hortalizas y la mora son parte de las actividades productivas de esta bucólica comunidad, en la que aún se pueden observar variedad de animales silvestres, entre ellos,  aves como el quetzal y mamíferos como monos, dantas, zainos, tigrillo y tepezcuintles.

Los pioneros. Inocencio Barrantes, procedente de General Viejo, decidió trasladarse a vivir con su familia allá por el año  1915. Esto después de haber descubierto las bondades de la zona a través de sus actividades de monteador (cazador).

Para 1918 Lisímaco y Bienvenido, hermanos de don Inocencio, lo mismo que Calisto y Segundo Gamboa, llegaron a vivir a la zona.

Cuenta la historia que la  familia Montero Rodríguez,  procedente de Aranjuez de San José, se vio obligada a alojarse  por meses en una piedra, para mientras construían su rancho, situación que dio origen al nombre de un caserío ubicado mas al norte conocido en la actualidad como La Piedra.

Buena Vista en sus inicios fue habitada principalmente por personas provenientes de General Viejo, Los Santos y el Valle Central.

Caminos, caminadas, caballos y carros. Buena Vista sirvió de ruta para los primeros colonos del Valle de El General, mucho antes de abrirse la primera picada de Calderón, entre Cartago y General Viejo.
Al mando de una cuadrilla, Moisés Valverde inició en 1942 y a base de pico y pala, abrió una trocha que comunicaba La Piedra con División, agilizando de esa forma el tránsito a pie y a caballo realizado antaño. 

Se dice que el primer vehículo en Buena Vista, era de Joaquín Elizondo, quien en 1949 trajo un “Willis”.

Agua y alimento para vivir. Al principio el agua para consumo se halaba  en recipientes desde las nacientes cercanas hasta los ranchos de paja y piso de tierra. Después se hicieron canales por la tierra, pero por algunos  inconvenientes, posteriormente se uso chonta y bambú para trasladar el liquido vital.
Allá por 1947 se inició con el primer acueducto, producto de las gestiones del maestro Serlindo y otros, construyéndose un tanque y cañerías hasta la escuela.

Por el difícil acceso en aquellos tiempos, la economía se basaba en agricultura de subsistencia y animales de domésticos .No faltó la carne silvestre. El sistema de canje, a veces de productos, a veces mano de obra,  era común y de alguna  forma fue el sustituto del dinero, muy escaso por cierto en aquel momento.

La historia registra que la primera vaca que trajeron al lugar fue propiedad de Bienvenido Barrantes, que le había costado 7 onzas (128 reales). Durante  mucho tiempo se intercambió productos  con la zona de Los Santos, especialmente tabaco que se trasladaba a caballo y se negociaba a cambio de manteca, frijoles, dulce y café.

La primera escuela. El primer maestro fue Ismael Ulloa, quien llegó a gracias a Don Ismael Montero Rodríguez, que lo trajo para que le diera clases a sus hijos en su casa. En 1933 se estableció la escuela de esa comunidad. Era un ranchito sencillo, techo de paja y paredes de “burío” amarrada con bejuco. La construcción estuvo a cargo de la familia Torres Angulo, con un costo de 100 colones. Debido a que se quemó por un accidente, no fue sino hasta 1938 que se levantó otro rancho y se reiniciaron las clases.

En 1945 se construyó con madera aserrada el tercer edificio escolar. La primera maestra oficial fue Luisa Gutiérrez, procedente de Guanacaste. Los primeros alumnos  recuerdan a Rafael Angulo, María Elena Valverde, Edith Valverde y Jesús Mora.

De los pueblos aledaños se tiene registro de que la escuela de La Piedra fue fundada en 1951, la de Palmital en 1960 y San Juan en 1970. Anterior a estos centros educativos todos los  niños y niñas asistían a la escuela de Buena Vista, pues antes todo era una sola comunidad.

Iglesia y Patrona de Buena Vista. La santa eucaristía se celebraba en un rancho en donde en esa  época funcionaba la escuela. Posteriormente, entre 1938 y 1950, se   edificó un templo en un terreno donado por Trinidad Ángulo. Esto se logró con la ayuda del pueblo, que sacaban un día a la semana para apoyo al servicio de la comunidad.

La madera se cortó con  sierras de mano y luego  se llevaban a lomo de bestias y carretas a aserrar a San Isidro o a Palmital, al aserradero de  Ernesto Barrantes (Neto) o en Buena Vista, donde Joaquín Elizondo. La pulgada de madera costaba 0.50 colones.

En 1961se compraron las campanas  provenientes de Alemania con un costo de 3.500 colones, que por su procedencia, junto con las de Canaán, eran únicas en el cantón de Pérez Zeledón.

La patrona de Buena Vista es la “Virgen de la Medalla Milagrosa”, que fue elegida mediante un concurso, en el cual se eligió la propuesta de Rosa Valverde Chinchilla.

La primera fiesta patronal se celebró los días 25,26 y 27 de noviembre de 1950, y como no se contaba con una imagen, esta se consiguió prestada de la Parroquia de Rivas. Cuando se adquirió la imagen propia, en noviembre de 1951, fue todo un evento pues la comunidad de Buena Vista se dio cita en División para recibirla y acompañarla en peregrinación hasta su delicado altar donde hoy se encuentra. La acompañaron gente de San José, Cartago y la Banda Municipal de  Santa María de Dota y, desde ese entonces, se celebra  cada año el 27 de noviembre, la fiesta patronal en su honor.

Electricidad, teléfono y bus. En forma cacera la electricidad fue impulsada por Joaquín Elizondo, quien instaló un dínamo y cobraba dos colones por mes a los usuarios. Por  problemas y accidentes con el servicio se fue quedando sin clientela, al punto que por seguridad de los pobladores el  servicio concluyó.

En 1981 ingresó la electricidad por parte del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE). Por otra parte el telégrafo fue desplazado por el teléfono en 1975. Y en lo que respecta a transporte público, este fue iniciado por ahí de 1953, por Florentino Mata Elizondo, con dos viajes diarios a San Isidro.

Carrera al Cerro Paraguas. Forma parte de las  nuevas y más recientes actividades de interés común de  Buena Vista, asociadas a las fiestas patronales. La primera edición se realizó en el año 2003, con base en la idea de Gerardo Fonseca Hernández y el apoyo de Marino Angulo Arias, quienes emprendieron la organización, buscando darle un nuevo atractivo a los festejos patronales en honor a la Virgen de la Medalla Milagrosa.

Esa primera carrera se realizó el sábado 29 de noviembre del 2003, a las 9 a.m. en donde participaron 20 atletas, 18 hombres y 2 mujeres. El ganador fue Gilberto Calderón Ureña, con un tiempo de 2 horas 20 minutos y 11 segundos.

La competencia tiene como propósito fomentar el atletismo, la sana diversión, el contacto con la naturaleza y rescate de  valores culturales.

En  la octava edición, la  organización del evento decidió darle mas fuerza a los aspectos culturales y ambientales, y se ha fijado como fin diseñar un proyecto para promover la protección de la cuenca del río Buena Vista.

Protejamos la cuenca del río Buena Vista. La deforestación causada por la tala y los incendios forestales, ha disminuido la cobertura forestal de la cuenca del río Buena Vista. Por  tal motivo muchos de los bosques originales, ahora son tierras al descubierto que no amarran el suelo y no ponen freno alguno a las lluvias. De ahí los problemas de avalanchas e inundaciones que nos aquejan durante la  época lluviosa.

Por eso y conscientes de que contribuir a evitar los incendios forestales, es una forma de ayudar al progreso y al desarrollo de las diferentes comunidades de la cuenca del río Buena Vista, le hacemos un llamado para que usted también ponga su granito de arena a favor de la naturaleza, la vida silvestre, el bosque y su comunidad. Recuerde que las fuentes de agua y la calidad de vida dependen del cuidado que le brindemos a los recursos naturales.

El bosque es la vida de nuestra comunidad, evite los incendios forestales.


18 noviembre, 2010

Anúnciate Gratis