Heredia se reviste con oro ganado por un generaleño

Israel Galeano ha ganado cuatro medallas de oro en Juegos Deportivos Nacionales.

Carlos Monge
prensa@perezzeledon.net  

Contra todas las vicisitudes imaginables, que incluyen un desaire de su entrenador en Pérez Zeledón y una situación económica devastadora, un boxeador generaleño volvió a traerse una medalla de oro de los Juegos Deportivos Nacionales.

Aún más: Israel Galeano Atencio, vecino del barrio Boston, de San Isidro de El General, estuvo en los Juegos Nacionales de Desamparados 2013 a solamente un punto de volver a adjudicarse el reconocimiento como mejor atleta en la rama del boxeo, título que ya se había acreditado en los Juegos Nacionales de Alajuela 2010, cuando tenía 16 años.

Israel, de 19 años, ha ganado cuadro medallas de oro, una de ellas representando a Pérez Zeledón cuando apenas contaba con 13 años de edad y las demás en representación del cantón central de Heredia. ¿Por qué? Porque el entrenador que tenía en Pérez Zeledón lo expulsó del grupo, debido a una mala relación de afecto con el padre del boxeador.

Desde entonces –año 2009- ha venido practicando solo, sin entrenador y sin fogueo, en un gimnasio que le instaló su padre en la casa. Ahí castiga al saco; ahí hace sombra; ahí hace abdominales; ahí imagina al sparring; ahí hace los ejercicios y tiene su meta de salida y regreso cuando sale a correr.

No es de extrañar, entonces, que sin fogueo, recibiera un par de golpes que lo tuvieron al borde del K.O. en la primera pelea que sostuvo en Desamparados. Esa es una circunstancia –explica Israel- que lo ha obligado a aprender sobre la marcha: “si los golpes vienen de este lado, me quito y golpeo…”.

La brillante trayectoria del boxeador generaleño le permite ahora ser considerado por la Federación Nacional de Boxeo para que forme parte de la selección nacional que participará próximamente en los Juegos Centroamericanos.

Ha subido a lo más alto del podio tras haberles ganado a todos los mejores boxeadores aficionados del país, al abrigo del Comité Cantonal de Deportes de Heredia, pero sus medallas brillan en la casa de sus padres, en el barrio Boston. Son de un oro que no deslumbra, porque además de sudor están cubiertas de lágrimas; porque si hubiera tenido espacio, Israel hubiera preferido representar a Pérez Zeledón.

Aparte que en el boxeo generaleño le han dado la espalda, y de que Israel ha tenido que entrenarse sólo, últimamente ha tenido que sufrir un derrumbe económico, por dos causas: una, que el esposo de una hermana falleció y un hermano mayor suyo tuvo que irse a ayudarle a trabajar, para que pueda atender a sus tres hijos; otra porque debido a reveses que ha sufrido su padre podrían perder la casa, por no poder hacerle frente a los pagos, en una financiera.

Si ha podido salir adelante en sus estudios (acaba de ganar el décimo año en el colegio) y en su afición por el boxeo, es por el abierto apoyo que le han brindado su padre y gente como el Dr. Robert Emerson, propietario de la Casa Quiropráctica del Sur, Avixely y Lorely, del Centro de Acondicionamiento PRANA y el Gimnasio Bellavista, que le han brindado sus servicios de manera gratuita.

A manera de agradecimiento por el apoyo del Dr. Emerson, por ejemplo, al cuatro veces campeón de boxeo en Juegos Nacionales, Israel Galeano, es posible encontrarlo en las aceras de San Isidro repartiendo volantes de la Casa Quiropráctica.

El campeón no tiene patrocinadores ni tiene suerte en los propósitos económicos. En Alajuela, cuando fue declarado como mejor atleta, no daban premios en efectivo. En Desamparados, donde perdió por un punto la escogencia de todos los entrenadores de boxeo como mejor atleta, le hubieran dado un reconocimiento de 100 mil colones, para que se garantizara una continuidad en la práctica del deporte.

La situación apremia. Pérez Zeledón podría perder a uno de sus atletas más destacados de todos los tiempos, si la situación económica obliga a Israel a salir a conseguir trabajo.

El joven que va llenando la pared de la casa en que vive (todavía) en Pérez Zeledón, con el oro ganado gracias al apoyo del cantón de Heredia, reside en “La entrada de la Carbonera”, en el barrio Boston, 40 metros al sur de la empresa Alarmas ICR. Su número de teléfono es 7044-0241.

 


3 enero, 2013

Anúnciate Gratis