Hay plata para parques; lo que falta ir por ella

II Feria UNA Emprendedores.

Carlos L Monge B
prensa@perezzeledon.net

Dos estudiantes de Ingeniería de Sistemas de la Universidad Nacional, Sede Región Brunca, proponen la creación de una Oficina de Proyectos que sirva de puente entre las asociaciones de desarrollo comunal y las instituciones gubernamentales.

Ellos se encargarían de intermediar, para que las comunidades generaleñas –básicamente las comunidades rurales- consigan los fondos que necesiten para desarrollar espacios recreativos, con el fin primordial de contrarrestar la creciente delincuencia, drogadicción y ociosidad que están victimizando a los jóvenes.

Josías Chávez Murillo y Cristian Gamboa Elizondo.

Josías Chávez Murillo y Cristian Gamboa Elizondo.

La iniciativa, de Josías Chávez Murillo y Cristian Gamboa Elizondo, fue presentada al público durante la II Feria de Emprendedores de la UNA, Sede Región Brunca, realizada el tres de octubre de 2015, como requisito para aprobar el Curso de Emprendedores, optativo para la graduación de los estudiantes universitarios, indiferentemente de la carrera que estén llevando.

Los estudiantes observan que en las instituciones públicas hay dinero, mucho dinero, para desarrollar obras comunales; pero faltan iniciativas en las asociaciones de desarrollo para aprovecharlos.

Esta falta de iniciativas se origina, en parte, en que hay poco conocimiento acerca de las oportunidades que brindan instituciones públicas como, por ejemplo, el Ministerio de Vivienda. Ellos montarían una empresa que se ocupe de realizar los trámites, elaborar los planos, contratar la mano de obra y entregar a la comunidad un espacio recreativo.

Especifican que han desaparecido, de los pueblos, parques con columpios, subibajas y otros instrumentos recreativos (como el que existió, durante décadas) en la Escuela Doce de Marzo de 1948.

Proponen crear una Oficina de Proyectos, que sirva de enlace entre las asociaciones de desarrollo y las instituciones públicas.

Proponen crear una Oficina de Proyectos, que sirva de enlace entre las asociaciones de desarrollo y las instituciones públicas.

Estiman que faltan espacios para actividades tradicionales: bingos, deportes, eventos sociales. Y ponen énfasis en las comunidades rurales, porque en las urbanas las personas –adultas y jóvenes- son más reacias a participar en este tipo de actividades comunales.

De la partida que corresponde a los ingenieros, arquitectos y empresas constructores, su empresa recibiría una comisión del 20%, especificaron los estudiantes.

La inventiva de los muchachos es una práctica más bien común entre empresarios desarrolladores de proyectos de vivienda (y, por la vía de la excepción, porque solamente se ha realizado en proyecto de Cocorí y se está por desarrollar el de Tierra Prometida, los bonos comunales) y no es hasta ahora que, entre las propuestas políticas con miras a las elecciones municipales del próximo siete de febrero de 2016, se ha mencionado la creación de una Oficina de Proyectos dentro de la Municipalidad.


9 Noviembre, 2015

Anúnciate Gratis