Hay 166 con régimen de confianza de La Reforma de Pérez Zeledón

La Reforma, Pérez Zeledón.

Carlos Monge
prensa@perezzeledón.net  

S
on 166 las personas acogidas al programa de libertad condicional del Ministerio de Justicia, procedentes del centro penal La Reforma de Pérez Zeledón, y aunque todos llenaron los requisitos para intentar un regreso arrepentido y renovado a sus hogares, se considera entre lo posible que algunos de ellos estén relacionados con la explosión delictiva que está viviendo la Región Brunca.

Virgilio Gamboa Monge, director nacional de Institucionales –un mecanismo del Ministerio de Justicia, en la administración penitenciaria- explica que el programa beneficia a los privados de libertad que están cerca de cumplir sus condenas y han demostrado tener condiciones para reinsertarse en la sociedad, de conformidad con las valoraciones del Instituto Nacional de Criminología.

El OIJ considera que personas en régimen de confianza están incidiendo en el incremento de la delincuencia.

El OIJ considera que personas en régimen de confianza están incidiendo en el incremento de la delincuencia.

Este beneficio está condicionado a que tengan un lugar fijo de residencia y un trabajo estable y a que se estén presentando a firmar un documento o a pasar la noche en la cárcel por semana, por quincena o mes, de acuerdo con las disposiciones establecidas para cada uno de ellos.

Además, se les da un seguimiento externo, con el apoyo de vigilantes de centro La Reforma y la Fuerza Pública. Pero afirma que, aun así, se ha venido dando en el país una deserción del 10% y que, del total de personas beneficiadas, el 2% vuelve a cometer delitos.

Conforme lo expone Gamboa, Pérez Zeledón tiene la particularidad de que acoge a los privados de libertad procedentes de las cárceles cerradas de Ciudad Neily, Golfito, Puerto Cortés y Quepos, que se suman a los del Valle de El General. Y el centro de Pérez Zeledón es pequeño, debido a lo cual se da una presión hacia afuera, que demanda el descongestionamiento.

Los registros indican que el 60% de las personas que obtienen ese beneficio de libertad condicional son del “Sur Sur” y de Quepos y Gamboa explica que, si se les da la oportunidad, es porque garantizan que van a regresar a sus lugares de origen.

NOTA: La marcha convocada para el próximo viernes cuatro de abril fue suspendida, debido a que una disposición del Tribunal Supremo de Elecciones prohibe todo tipo de manfestación masiva durante los días previos a la elección del próximo presidente de la República. Su reprogramación será comunicada oportunamente.


Aun así, reconoce que “todo puede ser”, cuando el propio Jefe local del Organismo de Investigación Judicial (OIJ), denuncia que el aumento en la incidencia delictiva, que afecta a la comunidad de Pérez Zeledón, parece ser causada por individuos beneficiados por ese régimen de libertad. Una alternativa, para desahogar la presión que vive Pérez Zeledón, concebida por el Ministerio de Justicia, es la construcción de centro semi institucional, en el cantón de Corredores.

Pérez Zeledón ha estado muy lejos de ser una comunidad ajena al vandalismo y la delincuencia. Es el cantón de Costa Rica donde se reporta la mayor cantidad de robos en viviendas; pero en el presente año se ha dado una ola de asaltos a mano armada que eran más bien extraños.

En Pérez Zeledón existe una comisión de seguridad ciudadana.

En Pérez Zeledón existe una comisión de seguridad ciudadana.

Por las características de los delitos, se ha llegado a pensar en la influencia de personas que se encuentran en libertad condicional, pero también hay circunstancias que demuestran que, tras algunos asaltos, los delincuentes huyen hacia San José.

La Fuerza Pública ha logrado recuperar, en la ruta hacia San José, dos camioncitos que habían sido robados en San Isidro y, ayer se atribuía al Organismo de Investigación Judicial –también en la carretera a San José- la captura de unos delincuentes que habían asaltado a una mujer, en San Isidro, para robarle dos millones de colones.

Hay problemas; y con alguna frecuencia también soluciones y explicaciones. Pero uno de los principales inconvenientes es el acaparamiento, en San José, de las comunicaciones que deberían existir entre los cuerpos de seguridad destacados en Pérez Zeledón y la comunidad, debido a directrices emanadas por los jerarcas institucionales y las oficinas de prensa.

Tales son los casos de las oficinas de Prensa del OIJ y la Fuerza Pública, donde tamizan las informaciones, de manera que transmiten a los medios informativos las que mayor repercusión pueden tener en el ámbito nacional, relegando a segundo término las que sólo tienen interés regional o local.


1 abril, 2014

Anúnciate Gratis