Gerardo Garro, empresario sobre ruedas en EE.UU.

Imagen: Gerardo Garro, empresario sobre ruedas en EE.UU.

Intrépido generaleño se fue de ‘mojado’ hace 23 años al país del norte en busca del sueño americano y lo conquistó

Juan Diego Jara A.
prensa@perezzeledon.net


Gerardo prefiere contratar personal tico en su empresa

Apenas era un muchachillo cuando transportaba ganado de San Isidro a Cartago sin licencia. Pero su sueño era comprarse su propio camión y se lo propuso. Fue así como a los 19 años Gerardo Garro Araya emprendió la travesía hacia el país del norte,  impulsado por su anhelo.

¡Y claro que lo logró! Luchó victorioso ante las garras del gigante, donde muchos regresan derrotados. Actualmente, con 41 años de edad, Gerardo no solo adquirió su camión, sino que es propietario de la empresa “Ian Express”, la cual transporta materiales de construcción en diferentes condados de los Estados Unidos, país en el cual es residente y pronto obtendrá la ciudadanía.

¿Cómo lo logró? Gerardo siempre fue arriesgado y nunca puso obstáculos a nada. Por ello no titubeó cuando se fue de mojado en 1986 a las tierras del Tío Sam, consciente de que enfrentaría diversas vicisitudes. 

Sin embargo, muy empunchado pidió trabajó en lo que sabía hacer: manejar camión. De esta manera, se fue adaptando al entorno y al poco tiempo ya conducía por las colosales autopistas.

“Un cubano, Emilio Álvarez, me contrató y me ayudó a sacar la licencia, la cual compramos, lo vacilón era que me llamaba Wainer”, relató Arce.


Gerardo actualmente está divorciado y tiene tres hijos: Gabriel, Ian y Sebastián, quienes son su fortaleza.

Gerardo pretendía ahorrar para comprarse el camión y regresarse a Costa Rica, pero la vida tomó otro rumbo, ya que se casó con una americana y cimentó su  empresa en ese país.

Radicado en Elizabeth, New Jersey, desde hace 23 años, narró que gracias a que contrajo matrimonio, obtuvo residencia, lo que le ha permitido viajar todos los años a Costa Rica.

“En el 1996 me compré un trailer MACK CH en 30 mil dólares, luego fue creciendo la empresa y adquirí un Peterbilt. En mi compañía procuro darle solo empleo a costarricenses “, relató.

Gerardo viene constantemente a Costa Rica y espera quedarse de manera permanente muy pronto, y poner a funcionar su empresa de acarreo aquí.

“En la actualidad hay más facilidad en Costa Rica que en los Estados Unidos. Antes no eran tantos los hispanos, pero ahora sí, y con esto de la crisis lo mejor es pensar en venirse. Me imagino con mis camiones transportando ganado y con una finquita”, acotó.

La historia de este generaleño, vecino de barrio San Luis, resulta interesante, pues demuestra que los sueños pueden cumplirse con base en superación y esfuerzo.

 


31 Marzo, 2009

Anúnciate Gratis