Generaleños sumados a las manifestaciones de hoy

No ciervos manguados

Carlos Monge
prensa@perezzeledon.net

A
unque no acudieron más que unos cientos de funcionarios,  a la concentración convocada para esta mañana, representantes de los sindicatos de la educación y los sectores de electricidad y salud se presentaron en respaldo de las manifestaciones que se están dando hoy, martes 25 de junio de 2013, a lo largo y ancho del territorio costarricense.

El anfiteteatro fue el centro de la concentración.

El anfiteteatro fue el centro de la concentración.

El parque municipal de San Isidro de El General fue el escenario de la concentración, que se inició a las nueve de la mañana y que luego habría de convertirse en un desfile hasta El Relleno, a unos dos kilómetros arriba de la ciudad, por la carretera interamericana.

En esta mañana se están realizando manifestaciones en al menos 28 puntos del territorio nacional, a iniciativa de diversos sindicatos nacionales que han querido expresarse contra una serie de males que están poniendo en entredicho al sistema democrático costarricense y sus gobiernos.

Las manifestaciones se originan en diversos tópicos, como acusados actos de corrupción e irregularidades en los procesos de adjudicación de obra pública y su construcción, como la trocha paralela al río San Juan y la carretera a San Ramón de Alajuela o la instalación de una refinería en Moín.

Algunas pocas personas no se dieron cuenta de que había manifestación hasta que llegaron al hospital.

Algunas pocas personas no se dieron cuenta de que había manifestación hasta que llegaron al hospital.

Pero también se reprocha a los gobiernos, y muy específicamente al de Laura Chinchilla, de iniciativas para eliminar derechos laborales adquiridos por los funcionarios públicos, la prohibición de la huelga como derecho de los costarricenses a manifestarse y las políticas salariales y sociales sindicadas de estar agravando la situación de los más pobres y desapareciendo a la clase media, entre otras muchas razones.

Un momento para recordar que los costarricenses no son ciervos menguados.

Un momento para recordar que los costarricenses no son ciervos menguados.

La molestia social se viene incrementando, paulatinamente, por una sensación de impotencia frente a falta de acciones gubernamentales efectivas contra los diversos males: la corrupción, la inacción, el deterioro socio económico… En Pérez Zeledón, a los males nacionales e internacionales también se suman las limitaciones municipales para atender obligaciones tan elementales como el buen estado de los caminos.

En Pérez Zeledón, más bien por razones de horario, las manifestaciones se iniciaron en el hospital Dr. Fernando Escalante Pradilla, a las siete de la mañana. Fueron suspendidos todos los servicios de medicina general.  Aunque la información sobre la paralización de labores fue abundante, alguna gente llegó a cita, sólo para encontrarse con puerta principal cerrada.

Pequeños grupos, por todo el parque. Aquí, algunos trabajadores del Hospital.

Pequeños grupos, por todo el parque. Aquí, algunos trabajadores del Hospital.

Frente a esa situación, los que se sentían más mal o los que no podían postergar algún tratamiento, se sumaron a la fila de la sección de Emergencia, que sí se mantuvo en funcionamiento.

Luego, los trabajadores del Hospital se encontraron con los representantes de los sindicatos de la educación y el Instituto Costarricense de Electricidad y de otras pequeñas organizaciones, como los taxistas y, tras los actos protocolarios, iniciaron un desfile por la carretera angosta –la salida norte, hacia San José- y no por la vía de cinco carriles (salida sur, hacia Panamá) para alcanzar un mayor efecto de presión.
 


25 Junio, 2013

Anúnciate Gratis