Generaleños están en contra del nuevo plan regulador

Imagen: Generaleños están en contra del nuevo plan regulador

Se oponen a la propuesta de Produs-UCR porque limita el uso de suelo

Juan Diego Jara A.
prensa@perezzeledon.net


Municipalidad de Pérez Zeledón.

Los vecinos de Pérez Zeledón consideran que el nuevo plan regulador que está en gestión debe replantearse, pues así como está, afecta principalmente al campesinado por la segregación de tierras que este contempla.

El plan, que es impulsado por el ayuntamiento local y elaborado por el Programa de Investigación en Desarrollo Urbano Sostenible de la Universidad de Costa Rica (Produs-UCR) desde hace varios años, se encuentra en una etapa de diagnóstico final, pero tiene el rechazo de la comunidad.
Incluso, organizaciones sociales realizaron una marcha en días pasados por las calles de San Isidro en contra del plan regulador, que culminó con una concentración masiva en el Complejo Cultural donde actualmente sesiona el Concejo Municipal y donde se discutió el tema.

En esa ocasión el presbítero Gerardo Fernández, vicario de la Diócesis de San Isidro de El General, en representación de las organizaciones sociales, presentó al Concejo un documento con las propuestas que consideran son acordes al ordenamiento territorial que el cantón requiere.

“En ese documento expresamos la preocupación que tenemos. Necesitamos un plan que asegure el desarrollo de nuestro cantón, de acuerdo con las exigencias jurídicas y los requerimientos necesarios para el bienestar social de los habitantes”, acotó el sacerdote.

Fernández reconoció que el plan regulador cuenta con elementos de gran valor, como la planificación urbanística. No obstante, agregó que la propuesta de desarrollo de Produs está basada en núcleos de población migratorios que afectan a quienes viven en zonas rurales, lo que se contrapone al modelo desarrollo que históricamente ha tenido Pérez Zeledón.

Plan limita uso de tierra. “La propuesta obliga  a una forma de vida  diferente para un sector muy importante como el campesinado. El fraccionamiento para las diferentes zonas de uso de suelo, no es congruente con el modelo de desarrollo deseado. Lo que pretende Produs no es aplicable a la zona rural, pues imposibilita que las familias de bajos recursos puedan acceder a un bono de vivienda, ya que el área mínima de fraccionamiento aumentaría significativamente, y por ende su valor económico, por lo que se les haría imposible adquirir un lote”, detalló el vicario.

Otro de los fines de las organizaciones sociales del cantón es que antes que se implemente el nuevo plan regulador, se gestione ante la Comisión Nacional de Emergencias (CNE) la verificación de mapas diseñados por Produs-UCR.

Los regidores se mostraron identificados con la preocupación del pueblo generaleño, inclusive, la mayoría afirmó que el nuevo plan regulador debe modificarse.

Elidio Fonseca, regidor del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC), indicó que los estudios de Produs-UCR no son beneficiosos para el cantón pues propician el hacinamiento de la ciudad y el desplazamiento de las zonas rurales.

Por su parte Manuel Alfaro, del Movimiento Libertario, expresó un no rotundo al nuevo plan regulador y agregó que la decisión es del pueblo.

“No se justifica que cuatro personas no puedan tener  su pedacito de tierra dentro de la finca. No vamos a permitir que se vengan a meter anillos de pobreza a las áreas más pobladas.  Este valle se ha desarrollado de una manera auténtica. En El Águila, en Platanares, San Pedro y Cajón y en todos los lugares hay un pueblo nuevo, y es así como queremos seguir creciendo”, concluyó el regidor.


19 Agosto, 2010

Anúnciate Gratis