Generaleños contentos con el Mercado

Frutería en el Mercado de Pérez Zeledón.

Carlos Monge
prensa@perezzeledon.net

C
on los olorcillos que a veces se escapan y con sus borrachitos;  con los supervivientes de la mala racha sobre ofertando lotería y los predicadores que se sienten acreditados para profetizar los destinos más crueles, el Mercado Municipalidad de Pérez Zeledón sigue siendo  una joyita de la que se precian los generaleños.

Con sus goteras y sus palomas inocentemente  irreverentes, y alguna lámpara que a veces no enciende, y la guerra de las sodas (algunas sodas) frente a la cual se vuelven impotentes los buenos oficios y el reglamento, el Mercado sigue siendo el principal punto de convergencia de miles de personas diariamente y es aceptado tal como está, sólo con el cambio de detalles.

Uno de los pasillos del Mercado de Pérez Zeledón.

Uno de los pasillos del Mercado de Pérez Zeledón.

Con una fotografía que muestra un sector de la Terminal de Buses municipal (que junto con el Mercado forma un solo conjunto) publicada en estos primeros días de julio de 2013, la página de PerezZeledon.Net en Facebook,  lanzó la pregunta: “Si pudieran agregar o quitar algo del Mercado Municipal, ¿Qué sería?”

Y las respuestas no se hicieron esperar: un parqueo; una sala de espera, preferiblemente para cuando llueve y con televisión; eliminar a los vendedores de lotería;  el predicador que agrede con gritos y maldiciones; los borrachos eternamente majaderos, los pedigüeños y las palomas que oxidan las estructuras y ensucian a la gente.

Alguien dijo, inclusive, que le agregaría la red Wi-Fi libre, acaso sin darse cuenta de que hay  Wi-Fi (servicio de Internet inalámbrico) disponible, gratuitamente, en el Mercado, la Terminal de Buses y el parque de San Isidro de El General, por cortesía de la Municipalidad de Pérez Zeledón! Y, en la Biblioteca Humberto Gamboa, la Municipalidad tiene computadoras a la disposición del público.

Nadie menciona, por ejemplo, un  dispositivo  o al menos un tablero que permita tener acceso a los horarios de los buses.

Los inconvenientes

Las palomitas, ciertamente, son un gran atractivo en plazas y parques de muchas ciudades del mundo, pero un verdadero contratiempo para las autoridades sanitarias, por sus “modales” y el efecto corrosivo de la cuita. ¿Eliminarlas? Casi imposible, en tiempos de tanta generosidad con la madre naturaleza.

Los olores; eso sí es un problema en que diversos seguidores de  PerezZeledon.NET coinciden y al que la Municipalidad deberá buscar solución antes de que “le caiga la higiene”. Decía Estaban Gutiérrez Espinoza: “Yo por mi conocimiento de causa podría decir que quitaría lo que no se ve, por ejemplo… sistemas de aguas de desecho e instalación eléctrica”.

Terminal de buses Pérez Zeledón

Terminal de buses Pérez Zeledón

Gustavo Castro también dijo que “Trataría de encontrar la solución a los malos olores”; en coincidencia con Juan Flores Badilla, quien expresó que… “ Trataría de buscar la manera de que exista un tratamiento a los pésimos olores que se generan en ese lugar, me imagino que es por las carnicerías…”.

En lo relacionado con los olores, Abel Brenes aclara que: “Fue diseñado como terminal de buses con locales comerciales. No es un Mercado municipal. Las condiciones no son para carnicerías. El estacionamiento es para dejar y recoger pasajeros únicamente”.  Explica que ese fue el propósito en 1988 cuando el Ifam encargo a su compañía la ejecución de los planos y el calculo estructural de las cerchas del techo.

Pero, aunque Mercado, es un lugar limpio y aseado. Roberto Carranza comentó que, aunque no fue diseñado para carnicerías ni marisquerías, lo real es que existen. Pero afirma que junto con el Ministerio de Salud y un gran apoyo de las carnicerías y ventas de mariscos, SENASA (Servicio Nacional de Sanidad Animal) ha trabajado en mantener la inocuidad de los productos que se venden.

“Siento que si no el mejor, es uno de los mejores mercados de Centro América”; dice Carranza, en tanto Brenes manifiesta su satisfacción con que, a pesar de la evolución que ha tenido en 25 años, el Mercado siga sirviendo a sus amigos de Pérez Zeledón.

Aceptación generalizada

Claro que hay que darle una pintadita; en eso coinciden diversos comentarios. Hay que estar en eso y se está en eso. Otro de los problemas que la Municipalidad está tratando de resolver –y deberá hacerlo en el transcurso del presente año, porque si no Salud le cierra el Mercado- es el de la sustitución de las instalaciones eléctricas.

Un bazar en el Mercado de Pérez Zeledón.

Un bazar en el Mercado de Pérez Zeledón.

Pero:  “El mercado es muy lindo, higiénico; nada que envidiar a los otros países”, decía Yamileth Cartín –la que propone una sala de espera; o… “Que siga así de limpio; el Mercado de Pérez es uno de los más limpios que he visto en Costa Rica”, complementa Alejandra Larsen.

“Nada, porque si le quitamos algo, ya no sería el Mercado Municipal”, recalca Violeta Segura. Una joven herediana dice que el Mercado es hermoso y la gente la trata muy bien cuando llega a tomarse un cafecito; y José Pablo Jiménez da el puntillazo: “yo comí buen pollo y buen fresco de crema en ese mercado”.


10 julio, 2013

Anúnciate Gratis