Generaleño trabajará junto a Frankling Chang en el diseño del motor de plasma

Imagen: Generaleño trabajará junto a Frankling Chang en el diseño del motor de plasma
Se acortarán los viajes al espacio.

“La tecnología de plasma tiene aplicaciones terrestres muy importantes
tales como el procesamiento de desechos tóxicos, industriales y hospitalarios,
los cuales ayudarían a eliminar de forma limpia y ambientalmente amigable
los problemas de la basura”

Xinia Zúñiga Jiménez
xinia@perezzeledon.net

Ing. Jorge Oguilve Araya
Ing. Jorge Oguilve Araya

En el Campus Daniel Oduber-La Flor, de la Universidad EARTH, en Guanacaste,
el físico, astronauta y empresario costarricense Dr. Franklin Chang
Díaz, establece su laboratorio, el cual nace como una subsidiaria de
su compañía Ad Astra Rocket de EE.UU, en donde junto a científicos
ticos desarrollará parte de las nuevas tecnologías necesarias
para completar el prototipo y desarrollo del Cohete de Magnetoplasma de Impulso
Específico Variable (VASIMR por sus siglas en inglés),
un motor de plasma que acortará los viajes en el espacio, entre muchas
otras aplicaciones.El equipo de trabajo está integrado por el Ingeniero Jorge
Oguilve Araya de
Pérez Zeledón, los
físicos Eduardo Calderón y Jorge Andrés Díaz,
y el ingeniero Ronald Chang. El astronauta planea desarrollar tecnologías
costarricenses, con patentes nacionales, que serán exportadas para
el desarrollo del VASIMR. Según nos confirmó Oguilve
Araya, de 28 años de edad, él
estará trabajando específicamente en el área de diseño
mecánico y transferencia de calor de diversos sistemas del cohete VASIMR.

La Compañía fue fundada por el Dr. Chang Díaz hace poco
más de un año y tiene el propósito de llevar el propulsor
VASIMR al espacio en el año 2010. A partir del 15 de febrero se construirán
las instalaciones del Laboratorio Ad Astra Rocket Costa Rica. Chang espera
que el edificio esté listo el primero de julio, fecha en que los científicos
podrán empezar a trabajar.

“Es un gran honor”

Para conocer un poco más quién es este generaleño que
fue llamado a formar parte del equipo de trabajo del astronauta tico Franklin
Chang, les contamos que nació un 14 de enero de 1978 en el Hospital
Escalante Pradilla de Pérez Zeledón. Su padre se llama Jorge
Oguilve Pérez y su madre Yolanda Araya Bolaños. Su abuelo
paterno (conocido como Don Lindor) fue muchos años profesor de Física
y Matemáticas en el Liceo UNESCO, desde sus inicios, cuando este se
ubicaba en el costado sur del parque. Por el lado materno, su familia
proviene de la comunidad generaleña llamada Bolivia.

“Cuando mi mamá tenía 8 años, emigraron hacia el
distrito de San Isidro. Tengo dos hermanas menores Indira y Verónica,
quienes tienen 25 y 24 años, respectivamente. Ambas trabajan y estudian. Viví en
diversos lugares como el Barrio Santa Cecilia, Barrio el Invu y en Barrio
Ciudadela Blanco. Mis pasatiempos son la aviación, el baloncesto,
y la lectura. Actualmente leo dos libros: “Biografía
de Costa Rica” de Eugenio Rodríguez y “La Isla de los Hombres
Solos” de Jose León Sánchez”, reveló Jorge
a este sitio.

Agregó que debido a la profesión de
su padre con su compañía constructora, estudió en diversas
escuelas y colegios
. En San Isidro cursó estudios de
primaria en la Escuela Pedro Pérez Zeledón y de secundaria
en el Liceo UNESCO. Posteriormente se graduó de la primera generación
del Colegio Científico de Pérez Zeledón en 1994.

Después de su graduación, con 17 años, se fue para San
José a estudiar Aviación en el Aeropuerto Tobías Bolaños
de Pavas e Ingeniería Mecánica en la Universidad de Costa Rica. Actualmente
está trabajando en su proyecto de graduación en la Maestría
en Sistemas Modernos de Manufactura en el Instituto Tecnológico de Costa
Rica
.

Ing. Jorge Oguilve Araya
Jorge Oguilve en la casa Refugio Ojo de Agua, febrero 2006.

“Siempre he mantenido un vínculo muy cercano con Pérez
Zeledón, le debo mucho y le guardo un gran cariño. Tengo
muchos recuerdos bonitos de esta tierra
, como por ejemplo cuando recorrí el
cantón completo para realizar mi Trabajo Comunal Universitario. En esa
oportunidad pude recorrer una gran cantidad de comunidades del cantón
durante 2 meses realizando estudios socioeconómicos para familias en

condiciones de pobreza (en un convenio entre la Universidad de Costa Rica y
el Instituto Mixto de Ayuda Social). También me trae lindas memorias
el haber pertenecido al único equipo de baloncesto masculino de Pérez
Zeledón que ha llegado a la final en los Juegos Nacionales en Cartago,
en 1998. Siempre me mantengo en contacto con Pérez Zeledón y
he tenido el honor de participar en foros regionales de academia, industria
y agricultura en la Universidad Nacional”, reveló.

¿Cómo llegó a trabajar con Frankling Chang?

La historia de cómo tuvo la oportunidad de trabajar en el equipo de
trabajo del Dr. Franklin Chang, surgió después de una serie de
eventos que se iniciaron en el año 1986, cuando tenía 8 años.

“En ese año, le escribimos a Don Franklin mi primo Henry y yo.
Ambos recibimos un paquete de fotos de parte de Don Franklin. Quedamos
impresionados de todas las fotos que envió: fotos del trasbordador,
fotos en su traje espacial autografiadas e información de la NASA
.
Recordando ese momento, me inundó una felicidad grandísima que
compartí con mis compañeros de escuela, los cuales, muchos de
ellos, también le escribieron. Esas fotos que recibí todavía
las conservo, llevan 20 años conmigo.

Posteriormente, durante mis años en el Colegio Científico,
tuve la oportunidad de asistir a diversas teleconferencias con Franklin
,
en las cuales él nos explicaba el avance del motor de Plasma y las
diversas misiones que debía realizar en el espacio.

En el año 1997, mientras estudiaba Aviación, tuve la
oportunidad de conocer a Elsa Chang, quien es hermana de Don Franklin
,
y me comentó que él, con su interés de siempre de apoyar
a Costa Rica, quería establecer un programa de pasantías para
estudiantes costarricenses en su laboratorio de Houston, Texas. Debido
a esto, establecí un contacto con él para ver cómo podía
participar en este programa de pasantías, y él siempre respondió mis
correos. Sin embargo, en ese momento no pude cumplir mi sueño
debido a que fue difícil conseguir financiamiento, adicionalmente
yo no había terminado la Universidad y además no sabía
hablar inglés.

Ya en el año 2000, mientras era estudiante, tuve la oportunidad
de obtener una beca para realizar estudios de Inglés e Ingeniería
en la Universidad de Nuevo México
mediante un convenio entre
la Universidad de Costa Rica e Intel, junto con otros 6 compañeros,
durante 3 meses. Los cursos eran intensivos, de 9 a.m. a 5 p.m. y en
los cuales aprendí el idioma. En ese mismo año, mientras estaba
en Nuevo México, se inició el programa de pasantías
con el Laboratorio de Propulsión Avanzada de Plasma de la NASA con
el ingeniero Aider Matarrita y aproveché el estar en Estados Unidos
para visitar el laboratorio de Franklin. En ese contacto me propuse
intentar ser del grupo de pasantes para el próximo año.

Ing. Jorge Oguilve Araya
Trabajando en el Cohete VASIMR en el Advanced Space Propulsion Laboratory
en Houston, Texas, 2001.

Así, en
el año 2001 apliqué para realizar la pasantía en Houston
,
en esa ocasión, entre muchas otras cosas tuve que buscar financiamiento,
el cual obtuve por medio de la Universidad de Costa Rica, el Ministerio de
Ciencia y Tecnología y la Federación de Estudiantes de la Universidad
de Costa Rica. También utilicé mis ahorros personales
durante mis 6 meses de trabajo después de graduarme de Ingeniero Mecánico.
El coordinador del programa de pasantías en Costa Rica era el
Ing. Ronald Chang Díaz, y tuve que realizar varias entrevistas con él,
con doña Maria Eugenia de Chang, mamá de Don Franklin, con
profesores universitarios y representantes de las instituciones involucradas,
presentar currículums y las notas de la universidad. Luego,
me dieron la gran noticia que había sido escogido en esa ocasión
junto con otra estudiante de Ingeniería Mecánica, Inge Puschendorf.

De esta forma, en los primeros días del mes de enero de 2001,
tomé mi maleta y me fui a vivir a Houston, donde realicé mi
pasantía por 6 meses en el Laboratorio de Propulsión Avanzada
del Centro Espacial Johnson
, implementando un magneto superconductor
para el “motor de plasma” cuyo nombre preciso es “Cohete
de Magnetoplasma de Impulso Específico Variable” (VASIMR, por
sus siglas en Inglés). Este cohete permitirá llevar a
cabo vuelos tripulados y no tripulados a Marte y otros planetas de una forma
más rápida y eficiente, además tendrá aplicaciones
para reposicionamiento de satélites, estaciones espaciales y turismo
espacial, entre otras.

Experiencia en Houston

En Houston viví una gran experiencia al trabajar al lado de don Franklin Chang
y su equipo, quienes nos trataron muy bien y aprendimos mucho de ellos tanto
en la parte humana como científico-tecnológica. También
aprendí a valorar aún más ciertas cosas que a veces damos
por un hecho: mi familia y la belleza de mi país y su gente
.
Nunca olvidaré esa experiencia en el laboratorio, en la cual tuve oportunidad
de conocer y realizar muchas actividades: Conocí a John Young, pionero
de los viajes espaciales, George Abbey, Director del Centro Espacial Johnson
por muchos años, y también astronautas. Inclusive en una
ocasión
tuve la oportunidad de pilotear (la aviación es uno de mis pasatiempos)
el simulador que utilizan los astronautas para realizar sus entrenamientos
como parte de un tour para pasantes.

Recibíamos cursos y charlas cuyas
enseñanzas hoy aplico y comparto muchas cosas. Otros estudiantes costarricenses
realizaron posteriormente la misma pasantía, con el apoyo del Centro
Nacional de Alta Tecnología. Andrés Mora, Guido Carballo, Melania
Guerra, Jose Castro, Gonzalo Araya y Frank Lavagni, son sus nombres y ellos
han continuado sus estudios tanto en Costa Rica como en el extranjero.

Ing. Jorge Oguilve Araya
Junto al astronauta Mike Massimino antes de su entrenamiento en
el Advanced Space Propulsion Laboratory de la NASA en Houston, Texas,
2001.

Una vez terminada mi pasantía a finales de junio del 2001, regresé a
Costa Rica e inicié mis estudios de Maestría en el Instituto
Tecnológico de Costa Rica. Adicionalmente ingresé a
laborar a Baxter, una compañía de manufactura de productos médicos
ubicada en Cartago
, en la cual tuve la oportunidad de trabajar con
gente muy profesional durante 4 años, en los cuales aprendí muchas
cosas del área de Ingeniería y aún más importante
el aprendizaje en otras áreas tales como el enfoque en el recurso humano.
En Baxter tuve la oportunidad de trabajar durante 2 meses en el Centro
de Tecnología
de la Corporación ubicado en Chicago, Illinois, USA, donde se diseñan
los productos y los procesos de la compañía a nivel mundial. En
esas gestiones me apoyaron los señores Ing. Julio Aguilar, Ing. Bernal
Solano y el Gerente General Ing. Chester Zelaya. La motivación
que tenía en Baxter tenía mucho que ver con estar trabajando
con productos que ayudan a salvar la vida de la gente
. Por otro lado,
en Baxter tuve la oportunidad de realizar otro sueño: viajar a Europa.

Franklin anuncia su separación de la NASA

En el año 2005, el Dr. Franklin Chang hizo el anuncio que se separaba
de la NASA para privatizar su laboratorio de Houston en un convenio único
y pionero en la historia de la NASA. Así nace Ad Astra Rocket
Company. Esta noticia la leí por los periódicos. Don
Franklin, en su deseo perpetuo de ayudar a Costa Rica, llevó la iniciativa
más allá y decidió establecer una subsidiaria de su compañía
en Costa Rica
, con el fin de estimular el desarrollo científico
y ser la punta de lanza para el desarrollo de un centro tecnológico
sostenible en los terrenos de la Universidad EARTH en Guanacaste, como ya lo
hemos visto en diversos medios de comunicación nacional. También
el objetivo es crear vínculos muy fuertes con las Universidades costarricenses
con el fin de llevar a cabo investigación de punta para beneficio del
país.

Un día, de camino a mi casa, recibí una comunicación
del Ing. Ronald Chang Díaz, Director Ejecutivo de Ad Astra Rocket Company -Costa
Rica- en la cual me preguntaba si quería ser parte del equipo de trabajo
de la nueva compañía. Fue un gran honor para mí el
haber sido escogido para esta aventura. Todo el equipo está enfocado
en lograr los objetivos y de esta forma colaborar con Costa Rica
,
pues esto será el detonante para muchas otras cosas que nos pondrán,
como dice don Franklin, “en órbita”. Yo estaré trabajando
específicamente en el área de diseño mecánico
y transferencia de calor de diversos sistemas del cohete VASIMR.

Es importante mencionar que, entre muchos otros campos, la tecnología
de plasma tiene aplicaciones terrestres muy importantes tales como el procesamiento
de desechos tóxicos, industriales y hospitalarios, los cuales ayudarían
a eliminar de forma limpia y ambientalmente amigable los problemas
de
la basura”
comentó el generaleño Jorge Oguilve.

Este joven además dijo que todos los días le agradece a Dios
por las oportunidades que le ha dado, ya que este es un esfuerzo en el que
siempre ha contado con el apoyo de diversas personas y su familia.

15 años después de haber recibido ese paquete de fotos, me di
cuenta que el astronauta Franklin Chang siempre dedica parte de su apretadísima
agenda a responder cientos de cartas de niños y adolescentes de escuelas
y colegios.

“Actualmente entre mis metas principales está trabajar
fuerte para ver el cohete VASIMR operando exitosamente en el espacio
.
Quiero colaborar con forjar un país cada día mejor mediante
la participación activa en mi comunidad. Creo que por haber crecido
entre pozas, árboles y ríos, me motiva mucho la conservación
del ambiente. Por otro lado, soy un fiel creyente de la importancia de la
educación y estoy convencido que nosotros los costarricenses tenemos
un potencial extraordinario para lograr grandes cosas, si como país
nos lo proponemos. A nivel personal una de mis metas es formar una
familia, aprender otro idioma y dar clases a nivel universitario por las
noches”,
indicó Oguilve Araya a este sitio.

“Jorge es la mejor representación del costarricense
modelo”

Ing. Jorge Oguilve Araya
Aquí junto al arquitecto Hong Bin de visita en el futuro
sitio del laboratorio Ad Astra Rocket Company Costa Rica, 2006.

Quisimos conocer la opinión del astronauta costarricense Franklin Chang
Díaz sobre el generaleño Jorge Oguilve; sin embargo, debido a
sus múltiples compromisos tanto en nuestro país como en Estados
Unidos, obtuvimos la respuesta de su hermano Ronald Chang Díaz, Director
Ejecutivo de la Compañía Ad Astra Rocket –Costa Rica-.

“He visto muchas cosas buenas en Jorge Oguilve, yo diría que él
es la mejor representación del costarricense modelo, debemos
seguir su
ejemplo. Su capacidad intelectual y dotes de genio son compartidos por
muchos otros generaleños y costarricenses en general, pero yo
resalto un

valor que sobresale de todos sus dotes, su corazón
. Jorge
trabaja por
corazón y no tiene agendas ocultas, es un verdadero honor el conocerlo
y me atrevo a decir que él tiene la misma aura que mi hermano Franklin,
se siente
su bondad y su humildad”, manifestó a este sitio don Ronald Chang.

Sobre la compañía

“Ad Astra Rocket es una empresa con lineamientos muy diferentes a los
típicos, por ejemplo, somos una empresa que nace de un sueño
más que de ansias por dinero. Ad Astra Rocket EE. UU fue fundada
por Franklin hace poco más de un año y tiene el propósito
de llevar el propulsor VASIMR al espacio en el año 2010. El capital
necesario será financiado por empresarios tipo ángel, lo que
se llama empresarios sofisticados, los cuales no piensan en ganancias sino
en el beneficio a largo plazo para la humanidad. Ad Astra Costa Rica
recibirá el 10% de dicho financiamiento y será un verdadero experimento
del ingenio costarricense. La operación en Costa Rica fue imaginada
por Franklin con el único propósito de permitirle a nuestro país
el poder participar de esta gran aventura.

Es una tecnología muy nueva y admito que, aunque estoy muy emocionado,
también estoy muy preocupado, ya que debo dirigir a la orquesta de científicos,
ingenieros, administradores, técnicos y demás colaboradores que
tendré que coordinar para llevar a cabo este trabajo. Si todo
esto funciona, quien sabe, podría ser que Costa Rica tenga la oportunidad
de convertirse en la Irlanda de América Latina, dando un servicio de
altísimo valor agregado al mercado espacial”, subrayó a
PerezZeledon.net el señor Ronald Chang Díaz.


22 febrero, 2006

Anúnciate Gratis