Generaleña lleva ilusión a países en desarrollo

Imagen: Generaleña lleva ilusión a países en desarrollo

Sith Ying Sánchez es consultora independiente en proyectos de cooperación internacional

Juan Diego Jara A.
prensa@perezzeledon.net


Sit Ying en Uganda, Africa

Desde pequeña su anhelo siempre fue ayudar a los demás y viajar por el mundo, pero en contacto con la naturaleza. De esta manera, Sith Ying Sánchez, una generaleña amante de su tierra y orgullosa de sus raíces es, hoy por hoy, una importante consultora independiente en proyectos de cooperación internacional.

Ella interviene con las  agencias de cooperación internacional de los países ricos como Suecia, Dinamarca, Irlanda, Suiza, Estados Unidos y Japón para que estos trasladen fondos de su Producto Interno Bruto (PIB) a los países en vías de desarrollo. “Cuando conocí el mecanismo y me di cuenta cómo las agencias ayudan a las asociaciones de productores y cooperativas a nivel mundial con el fin de que maximicen sus recursos, tomé la decisión de involucrarme en esta iniciativa de empresarialidad agrícola”, acotó Sánchez.

De acuerdo con Sith Ying, diversos grupos organizados de Mesoamérica la contactan para diseñar, auditar o ejecutar proyectos, los cuales canaliza por medio de las agencias de cooperación, a través del Banco Mundial o el Banco Interamericano de Desarrollo
(BID) en el caso de los países ricos que no tienen agencia.

Otra de las labores de esta generaleña, consiste en participar a diferentes foros internacionales, una o dos veces al año, con el propósito de demostrar cómo las empresas asociativas de la región se están desarrollando gracias a los fondos de cooperación.

“Con estas giras a Europa pretendo enseñarles a los países primermundistas que su dinero está bien usado y cuando viajo a África o Asia –países en condiciones de pobreza– es para que copien y multipliquen la experiencia que estamos logrando en mesoamérica”, narró.

Las raíces de Sith Ying. Aunque nació en San José, toda su infancia y juventud la vivió en el Valle de El General.  Su nombre Sith Ying es chino, ya que sus abuelos provienen de esa nación oriental.

Sith Ying creció en Palmares de Pérez Zeledón, entre haciendas ganaderas y la pureza del campo. Cursó sus estudios primarios en la Escuela La Asunción y la secundaria en el Liceo Unesco.

Desde pequeña aprovechaba las vacaciones para sembrar pasto y darle de comer al ganado junto a su padre Rubén Sánchez. “Como yo nací en una finca no tenía muchos vecinos. Mis amigos de juego eran los perros, las vacas. Mi infancia estuvo llena de cosas maravillosas y realmente me siento muy privilegiada”, declaró.


En Bali, Indonesia

Disciplina. De los siete a los diecisiete años Sith Ying participó en natación con el Comité Cantonal de Deportes, tiempo en el que obtuvo medalla de oro y dos de bronce  en los Juegos Nacionales Pérez Zeledón 1992.

El entorno en el que creció, la impulsó a elegir la carrera de Ingeniería Agronómica y fue así como ingresó a la Earth en Guápiles.  Según Sith Ying fueron cuatro años muy intensos y de mucho crecimiento personal.

Tras alcanzar su título en la Earth, esta generaleña comenzó a trabajar en el Ministerio de Comercio Exterior (Procomer), y de esta forma entró en contacto con empresas agro-exportadoras que estaban en procesos grandes de expansión.

A partir de ese momento, Sith Ying decidió laborar como consultora independiente, lo cual le ha permitido viajar por todo el mundo y exportar la experiencia a otros países.

“Prueba de ello, ha sido un caso de éxito de manejo de aguas en Honduras, donde una asociación de productores protege el líquido y realiza la venta de agua embotellada. Así como la iniciativa de un grupo comunitario en Guatemala, que promueve un manejo adecuado de bosque y posee ingresos mensuales mediante la exportación de la madera”, comentó.

Anécdotas. Sith Ying relató que como parte de sus destinos exóticos ha tenido que viajar junto con productores de Mesoamérica, quienes cuentan sus logros y así captan más fondos de las agencias que financian los proyectos.

Es por ello que en una gira a Sudáfrica, dos miembros de la delegación, un tico y un nica, resultaron atropellados en la ciudad de Johannesburgo porque no se percataron que ahí los vehículos transitan en dirección contraria a Latinoamérica.

“Tuvieron que ser hospitalizados. Se robaron el show porque estaba la prensa, con motivo de la Cumbre Mundial de los Presidentes”, dijo.

Esta generaleña, actualmente está felizmente casada, tiene 31 años de edad y es vecina de San Isidro de Heredia, pero afirma que cada 15 días se viene al valle para compartir con su familia, la cual considera el pilar más importante de su vida.

En cuanto a proyectos por concretar, Sith Ying aseveró que aunque su trabajo ha originado un impacto importante, le gustaría generarlo con grupos de productores organizados de Pérez Zeledón. “Eso me falta y es una prioridad para mí”, concluyó.

 


8 enero, 2009

Anúnciate Gratis