Ganaderos retirarán las reses de quebradas y mananatiales

Foto del MAG

Carlos L Monge B
prensa@perezzeledon.net

Diecinueve ganaderos de Pérez Zeledón y los cinco cantones del sur de la provincia de Puntarenas, que participan en la Estrategia Nacional de Ganadería Baja en Carbono, entraron en la etapa de instalación de bebederos, para alejar a las reses de las fuentes naturales de agua.

Con el aporte del programa, los ganaderos podrán llevar agua hasta los bebederos, para que el ganado no afecte las fuentes de agua naturales.

Con el aporte del programa, los ganaderos podrán llevar agua hasta los bebederos, para que el ganado no afecte las fuentes de agua naturales.

Hoy, 12 de mayo de 2016, recibieron las tuberías necesarias con el fin de que construyan poliductos, para abastecer los bebederos. De esta forma, las instituciones involucradas en la Estrategia Nacional de Ganadería no solo apuntan a evitar la contaminación de ríos y quebradas, sino a abastecer  de agua a los ganaderos, cada vez más afectados por la sequía.

Los ganaderos que recibieron los insumos tienen en proceso, de la ganadería extensiva hacia la producción en apartos: la finca dividida en parcelas, con pastos mejorados, para que el ganado se vaya alimentando por sectores, en lugar de dispersarse por toda la propiedad.

En la Estrategia Nacional de Ganadería participan el Ministerio de Agricultura y Ganadería a través de su Dirección Regional Brunca y el Instituto Nacional de Innovación y Transferencia de Tecnología Agropecuaria (INTA) la Corporación de Fomento Ganadero (Corfoga) y la Cámara de Ganaderos Unidos del Sur (Pérez Zeledón) y la Cámara de Ganaderos Independientes de la Zona Sur (Zona Sur).

Sus fincas se están convirtiendo en modelos de producción ganadera.

Sus fincas se están convirtiendo en modelos de producción ganadera.

Las instituciones están apostando a convertir estas diecinueve fincas en áreas demostrativas que sirvan como modelo, para otros ganaderos. Entre Pérez Zeledón y la Zona Sur hay de 6.500 a 7 mil fincas ganaderas, la inmensa mayoría consideradas como “pequeñas” (con un promedio de 19 reses).

Los propietarios de las fincas experimentales –seleccionados por las cámaras de ganaderos del sur- han recibido aportes institucionales en insumos, como el alambre y los instrumentos impulsores de electricidad, para las cercas que separan los apartos, detalló Horacio Chi, coordinador del programa.

También han recibido semilla, para mejorar la calidad de los pastos y, algo muy importante: un libro en que los ganaderos –como contraparte- deben llevar un informe detallado de los cambios que se están dando en sus fincas: inversiones, producción, nacimientos… todo con el fin de conocer qué está ocurriendo en el rubro de la ganadería.

Representantes de las instituciones involucradas en la Estrategia Nacional Ganadera.

Representantes de las instituciones involucradas en la Estrategia Nacional Ganadera.

Los conocimientos que se tienen acerca de la producción costarricense, tanto en la ganadería como en la agricultura, son vagos e imprecisos. No se sabe a ciencia cierta cuánto ganado hay, cuántos viven de la actividad, cuando cuesta su producción, etc.

Chi estima que el programa está surtiendo efecto. Apenas se están teniendo algunos resultados preliminares, pero ya se cuenta con una línea base de indicadores de eficiencia, como para ir dando recomendaciones a generales a los ganaderos.

Estos son pasos que se están dando hacia la innovación, para hacer las cosas más técnicamente. A los ganaderos se les viene dando la oportunidad de capacitarse y se les pide la innovación, pero también se les deben dar los recursos que necesitan para invertir, complementó Róger Montero, director regional del MAG, durante el encuentro de esta mañana con los ganaderos.


12 Mayo, 2016

Anúnciate Gratis