Froilán Mesén, la patica del Pérez en los 60

Imagen: Froilán Mesén, la patica del Pérez en los 60

Legendario jugador de futbol en el cantón generaleño

Juan Diego Jara A.
djara@perezzeledon.net

‘Patica’ Mesén, junto con su hijo Vernan.

Corría el año 62 y el Pérez Zeledón disputaba la final de la Liga Nacional ante su acérrimo rival Puriscal. Habían ganado 2- 1 de visita y sufrido un revés 3-2 en casa, por lo que sostuvieron un último partido en el antiguo Estadio Nacional, donde por desgracia, caerían derrotados 5-1, desvaneciéndose así el título provincial y nacional para los generaleños.

 

Fue en ese cotejo, donde un carajillo de apenas 17 años,  apodado “Patica”, sentado en la banca, comenzaría su era en el club sureño… quería jugar esa final, pero luego tendría el tiempo suficiente para hacer grandes proezas con el balón.nnFroilán Mesén, el legendario “Patica Mesén”, militó cerca de ocho años en el Pérez Zeledón, donde hizo decenas de goles y centenares de asistencias, lo que le permitió convertirse en una de las figuras más emblemáticas del equipo.

“En la final contra Puriscal empecé con Pérez Zeledón, y aunque estuve en la banca, pues era el jugador más joven con 17 años, junto con el más viejo, Moisés Muñoz, perdimos el campeonato. Siempre recuerdo ese partido ya quE fue el comienzo de mi carrera en el futbol”, señaló.

“Patica”, compartió cancha con grandes jugadores de ese entonces en el cantón, tales como Kermith Ruiz, Rigo Monge, “Chingolo” Mora, “Mosca” Campos, “Papillo” Salas, Fabio Fonseca, Pepe Cantillo, Carlos Luis Godínez, entre otros.

Con esa camada se dio el lujo de lucirse en el terreno de juego como delantero y volante derecho en la Tercera División, hasta que decidió retirarse en el 70.

“No recuerdo cuántos goles hice, pero sí muchos servicios a Godínez. Antes, los partidos estaban llenos de goleadas; era un fútbol aguerrido de mucha delantera, y tampoco dejábamos de defender; dos otros pases de pared y hacíamos el gol”, relató Mesén.

Patica, narró que lo duro en aquel tiempo era que casi no percibían ingresos económicos, por lo que se veían en la obligación de hacer rifas para salir adelante con el club. Agregó que  antes se entrenaba poco, si a caso una o dos veces por semana.

En la década del 70 se fue a trabajar y estudiar topografía a San José, lamentablemente retornó en el 82 por la muerte de su madre en el terremoto que sacudió el país y en especiala a la zona sur.

 

A pesar de esa dura prueba, salió adelante, y alternó su oficio de topógrafo con el futbol, ya que  se mantuvo en terceras en compañía del finado “Tigre Ilama”, luego en veteranos con el cuadro de Sinaí, equipo con el cual fue campeón.

Al morir el “Tigre” le quedó el gusanillo de dirigir los equipos de los veteranos del Pérez Zeledón, lo cual ha venido haciendo a la fecha.

Patica Mesén, vecino de San Isidro centro, vive con su señora en barrio Cooperativa. Es padre de dos hijos: Vernan Mesén, quien jugó con Pérez, Cartago y Heredia en Primera División y fue a los Panamericanos en Argentina, y Silvia Mesén, quien vive en los Estados Unidos.


26 julio, 2012

Anúnciate Gratis