Fray Gabriel: “El sacerdocio no es un invento de los curas”

Semana Santa 2015, San Isidro de El General.

Carlos L Monge B
prensa@perezzeledon.net

E
l sacramento del sacerdocio no es un invento tardío de la Iglesia, creado por los curas o los obispos para conveniencia propia; Jesucristo instituyó un sacerdocio para el servicio de su pueblo; para que le sirvan con humildad, amor y sacrificio, expresa fray Gabriel Enrique Montero, obispo de la Diócesis de San Isidro de El General.

Establece el sacramento de la eucaristía.

Establece el sacramento de la eucaristía.

El obispo fue categórico en afirmar que los obispos y los sacerdotes no fueron creados para que sirvieran con glorias humanas ni con poder, a la manera de una casta privilegiada, sino como un sacramento, como también lo son la eucaristía y el amor.

Y enfatizó en la eucaristía: Para ser un cristiano mediocre no necesitamos la eucaristía. Hay que comer Su Cuerpo y beber Su Sangre para llegar a la santidad. ¿Quién, sino Jesucristo, puede dar la fuerza a los sacerdotes y a los fieles para hacer frente a la tentación?, expuso.

Monseñor Gabriel Enrique Montero habló sobre el triduo pascual, que se estará conmemorando durante hoy (viernes), el sábado y el domingo -la pasión, muerte y resurrección de Jesucristo- durante la eucaristía previa a las representaciones de la Santa Cena y la aprehensión de Jesús, en la que participan decenas de actores, en San Isidro de El General.

Los fieles corren, para ver la representación del prendimiento.

Los fieles corren, para ver la representación del prendimiento.

Hizo referencia, asimismo, a la claridad del mensaje de la Iglesia Católica, de la doctrina, de los sacramentos y de la jerarquía que le permite existir como una unidad indisoluble, por la que un pastor como Ulf Ekman, fundador de la iglesia pentecostal más influyente de la Escandinavia, anunció en días recientes su conversión al catolicismo.

Eckman, fundador de la iglesia pentecostal de la Suecia moderna –justificó su conversión, entre otras razones- en que en la fe Católica encontró “una fuerza ética y moral y una coherencia que puede enfrentarse a la opinión general y una tendencia bondadosa hacia los pobres y los más débiles”.

“Me he adherido porque ahí hay seguridad de doctrina, hay una jerarquía que mantiene unida a la Iglesia. Porque hay unos sacramentos y una eucaristía que vivifican permanente la vida de los fieles. Y por tanto hay un amor fraterno, una unidad que caracteriza a ese pueblo de la iglesia católica”, dijo.

Por las calles céntricas de San Isidro de El General, en la noche previa a su crucifixión.

Por las calles céntricas de San Isidro de El General, en la noche previa a su crucifixión.

Frente a esta decisión de un líder, que causó revuelo en todo el mundo, fray Gabriel Enrique lamentó que haya “católicos” buscando respuestas en otros credos. ” ¡Cuántas personas cambian de religión como cambian de vestido! Pero aclaró: (Los católicos) …no tenemos derecho sentirnos mejores, ni peores que nadie. No es mérito de nadie. Así nos hizo Jesucristo”, expresó.

Tradicionalmente, los católicos han tenido el Viernes Santo como un día de luto y de tristeza; pero el Obispo dice que no tiene por qué serlo, porque no se está celebrando el dolor, porque el dolor por sí mismo no salva a nadie. “Cuando el dolor viene como consecuencia de amar, entonces es el amor lo que celebramos. Se ama dando la vida, y dando la vida hasta el final”, expuso.


3 abril, 2015

Anúnciate Gratis