Fiestas Patronales finalizaron con un espectacular desfile

Imagen: Fiestas Patronales finalizaron con un espectacular desfile

Xinia Zúñiga Jiménez
xinia@perezzeledon.net

Pese a que aquella emoción que producían las Fiestas Patronales del 15 de Mayo se ha perdido mucho y la mayoría de las tradiciones ya no se practican, hay quienes contribuyen para que no desaparezcan, lo que se observó durante el último día de los festejos.

El tradicional desfile inició desde Pollos Delji, luego pasó por la Casa de Lámparas (antigua Puerta del Sol) y llegó al Parque Central, en donde Monseñor Guillermo Loría dio la bendición a los agricultores y demás presentes que se acercaron.La cantidad de público fue enorme, en donde sobresalió la participación de27 boyeros, el tope, carrozas, bandas y hasta las tradicionales mascaradas presentadas por el Periódico IMPACTO, entre otras atracciones para toda la familia.

El buen clima prevaleció, pareciera que se cumplió aquel decir de “San Isidro Labrador quita el agua y pone el sol”, lo cual ayudó para que la actividad se realizara sin problemas, aunque eso sí el sol estuvo muy fuerte, lo que muchos arreglaron con botellas de agua y refrescos de todo tipo.

Semana de actividades

Desde el 3 de mayo se inició la recolección de donativos en Las Esperanzas y durante toda la semana hubo una serie de actividades; sin
embargo, a diferencia de antes, ahora predomina la Ciudad Mágina con todos su carruseles y comidas hasta de otros países.

Gerardo Mora Benavidez de 72 años y vecino de Pejibaye, nos contó que hace muchos años, desde que San Isidro dejó de llamarse Quebrada de Los Chanchos, él participa en las Fiestas Patronales y que el cambio es muy grande.

“Antes uno venía a reirse con el palo y chancho encebado, el tiro de argollas o bien disfrutaba de comidas netamente típicas, pero los tiempos cambian y ahora lo que más se venden son los algodones y las palomitas de maíz”, expresó a este sitio don Gerardo.

Agregó que estos festejos eran de mucha ilusión para las familias, porque se tenía la costumbre de comprarle ropa nueva a los hijos, quienes la estrenaban durante el desfile.

Y hablando con diversas personas de edad avanzada sobre esta actividad, nos dijeron que antes la colaboración era más grande, ya que por ejemplo en la cocina se aportaba una serie de platillos típicos y casi no había que cocinar porque las donaciones eran muchas.

También se tenía la costumbre de engordar gallinas o escoger un ternero para donarlo el Día del Santo Patrono. Se construía un corral en una esquina de la Parroquia, en donde colocaban los animales para luego hacer una especie de subasta y el dinero que se recogía era para los gastos de la Iglesia.

Desfiles más grandes

Con respecto al Desfile del 15 de Mayo, los antepasados recuerdan que eran más largos, lo cual se debe a que la carreta en esos tiempos era un tradicional medio de transporte, no como ahora que la mayoría de boyeros tienen que trasladar los animales en un vehículo, y muchos deben pagar varios miles de colones por el viaje.

Don Marcelo Blanco, quien tiene una venta de motierras Husqvarna en el distrito primero y participó con “El Torito Nelo” (un toro que maneja a base de galosina) por cuarta ocasión, manifestó que el cambio de los tiempos es el que ha influido en que las tradiciones se hayan ido perdiendo, ya que por ejemplo actualmente para un boyero poder participar en el desfile, debe pagar el transporte de la yunta de bueyes desde lugares lejanos, lo que representa un gasto económico que antes no debía hacerlo.

Asimismo, dijo que antes lo que habían eran calles de tierra o con lastre y que los animales no se maltrataban como sí lo hacen ahora con el asfalto, el cual es sumamente caliente.

Referente a la tradición de colocarle billetes en los cachos a los bueyes, los cuales después donaban a la Iglesia, también dijo que se ha perdido por la misma difícil situación económica.

Se tenía la costumbre también de llenar las carretas de productos que los agricultores de los diversos distritos producían y luego los donaban a la Parroquia, lo cual se ha perdido.

En cuanto a los chinamos la situación también ha variado con los años, ya que los mismos vecinos eran quienes los trabajaban, entre ellos los grupos apostólicos; no obstante, en la actualidad vienen personas de diferentes partes del país e incluso extranjeros.

Así las cosas, una vez más se realizaron los tradicionales festejos en honor al Santo Patrono de los Agricultores, pues muchos continúan con la fe de que él les bendice las cosechas y que es importante dedicarle un día al año, en agradecimiento a tantas bendiciones que le da a quienes labran la tierra y sacan de ahí el sustento de sus familias.

Imágenes del evento

Ver todas las fotos del desfile 15 de mayo 2006


18 mayo, 2006

Anúnciate Gratis