Fibromialgia: Una enfermedad real pero incomprendida

Imagen: Fibromialgia: Una enfermedad real pero incomprendida

Por Alexandra Cortes, periodista



Muestra del calendario

La fibromialgia está catalogada como la segunda enfermedad reumática crónica del mundo y la padece cerca de un 4% de la población.

Más del 90% de las personas que sufren esta enfermedad son mujeres que van de los 20 a los 50 años; sin embargo también se ha detectado en niños.Dicho padecimiento ataca las articulaciones, los tendones y los huesos de quienes la padecen. A la fecha, la fibromialgia no tiene cura, por tanto es muy importante que las personas fibromiálgicas, y sobre todo sus familias, estén informadas acerca de las recomendaciones que deben seguir para aprender a vivir con este padecimiento.

“Para que a una persona le diagnostiquen fibromialgia primero tiene que hacerse todos los exámenes médicos para descartar cualquier otra enfermedad”, señala Marielos Mora, psicóloga especialista en Fibromialgia.

“Justo acá está uno de los problemas de las fibromiálgicas, porque todos los exámenes de laboratorio salen limpios; es decir, los exámenes indican que la persona no padece ningún problema, entonces muchas pacientes y familiares creen que quien padece de fibromialgia se está inventando su dolencia para llamar la atención”, enfatiza la especialista.

Esta enfermedad no se ve. No hay inflamación, ni coloración, ni ningún signo externo que haga evidente que la paciente está enferma, de ahí que dicha enfermedad se ha llegado a conocer como invalidez invisible.

El dolor que se produce por la fibromialgia por lo general se describe como un ardor interno, que va desde los pies hasta la cabeza pero que se concentra en aquellas partes del cuerpo con mayor movimiento, por ejemplo los pies, las manos, el cuello, los hombros, arriba y debajo de la cintura, y en la región pélvica.

En algunas pacientes este dolor puede ser tan intenso que las llega a incapacitar hasta el punto de que no pueden continuar realizando sus actividades cotidianas; en otras, el dolor es más leve.

Algunos datos:

En el mundo entre el 3% y el 6% de la población padece de fibromialgia.

En España: 2,4% de la población total. En Costa Rica: se han diagnosticado entre 100 a 200 personas (datos del 2005). Precisamente en nuestro país, como en el resto del mundo, esta enfermedad no es ampliamente conocida debido a que la Organización Mundial de la Salud reconoció a la fibromialgia como enfermedad hasta en 1992.

En la actualidad, se puede encontrar diversa información por Internet donde también se puede evidenciar que, a la fecha, son pocas las facultades de medicina las que están informando sobre esta dolencia a sus alumnos.

Síntomas

Los síntomas pueden variar de una persona a otra, por lo tanto el siguiente listado es sólo un ejemplo:

• Dolor generalizado en diferentes partes del cuerpo
• Dolor de cabeza, incluyendo migraña
• Rigidez al levantarse
• Calambres
• Intolerencia al frío y al calor
• Fatiga persistente
• Bajo rendimiento
• Hipersensibilidad al dolor
• Transtornos del equilibrio (tendencia a que se caigan objetos de la mano)
• Cambios en el estado de ánimo y en sus pensamientos
• Depresión o ansiedad
• Dificultad para concentrarse
• Problemas del intestino o de la vejiga
• Tensión premenstrual
• Sensación de hinchazón
• Adormecimiento u hormigueo, o intolerancia al frío

¿Es curable?

No. La fibromialgia no desaparecerá. Es un padecimiento crónico que vivirá con el paciente todos los días. La paciente se podrá sentir bien unos días y en otros el dolor podrá agudizarse. Con la atención médica, apoyo grupal, apoyo individual y una adecuada alimentación y automotivación, podrá llevar una vida activa y productiva.

Tratamiento

La medicina plantea que lo que enferma a las víctimas de la fibromialgia es la combinación de dolencias físicas con los síntomas de sufrimiento, como fatiga y alteraciones cognitivas, del ánimo y del sueño. Esto último se comprueba por el hecho de que el comienzo o la agudeza de los síntomas ocurre en períodos de estrés o tristeza.

Mora indica que es vital que las pacientes asistan a su consulta regular con su médico para que continúen con su tratamiento; sin embargo, el tratamiento debería estar dirigido a la causa y no a la consecuencia.

“Debemos ver la fibromialgia como un enfermedad que necesita un tratamiento integral, los calmantes, los relajantes musculares, antidepresivos y demás medicamentos pueden disminuir el dolor entre un 30 al 40%, nada más, el resto depende de la misma paciente, de sus hábitos alimenticios, de su disciplina en hacer ejercicios, de su amor propio”, puntualizó Mora.

“La autocapacitación y autoayuda es la clave”, recalcó la especialista.

Luego de dos años de investigación con pacientes fibromiálgicas, Mora produjo un manual de autoayuda con el fin de que sean las mismas pacientes quienes puedan ayudarse para vencer dicha enfermedad.

Este manual está escrito en un lenguaje coloquial, a través del cual, se explica de forma interactiva, qué es la fibromialgia y cómo se puede convivir con ella. Además, se dan consejos sobre el tipo de alimentación que debe consumirse, sugerencias sobre ejercicios físicos, ejercicios de relación y ejercicios para disminuir el dolor. Todo el texto del manual apunta a trabajar fuertemente la parte de automotivación a través de un personaje llamado NATY, una mujer fibromiálgica que es el resultado de todas las entrevistas y sesiones clínicas que la autora ha ido documentando en su investigación. Naty es la voz de todas aquellas mujeres que padecen fibromialgia pero que saben que se puede salir adelante y continuar con un vida llena de satisfacción y optimismo a pesar de tener una enfermedad incurable.

Dicho manual está a la venta en diferentes partes del país y tiene un costo de 6500 colones. Para información puede llamar al 83 79 82 20 ó 83 57 79 55


25 julio, 2008

Anúnciate Gratis