Exjuez condenado por favorecer a narcos

Un tribunal condenó ayer al exjuez de la República Andrés Pérez González a cinco años de prisión por favorecer con una rebaja de 12 años en su condena a dos narcotraficantes mexicanos, en 1999.

También encontró culpable por el mismo hecho, pero en calidad de cómplice, al exfiscal del Ministerio Público Mínor González González, contra quien se impuso un castigo de tres años de cárcel.

No obstante, a González se le concedió el beneficio de ejecución condicional de la pena.

Esto implica que no será encarcelado, pero permanecerá a prueba por cinco años.
Mientras tanto, los otros dos exjueces, Miguel Larios Ugalde y José Antonio Madrigal Soto, fueron absueltos de toda responsabilidad.

Pérez, González, Larios y Madrigal fueron juzgados por el delito de prevaricato, que es aquel en que incurre todo funcionario judicial que resuelve en contra de la ley o con base en hechos falsos.

También se les acusó por infracción al artículo 64 de la Ley de psicotrópicos, que implica procurar la impunidad o evasión de narcotraficantes.

Por este segundo delito a todos se les declaró inocentes.

El único de los imputados que no laboraba en el Poder Judicial es Hugo Navas Vargas, quien intentó sobornar a otro juez para favorecer a los mexicanos. El tribunal lo condenó ayer a cinco años.

Aunque la sentencia no está en firme aún, pues cabe la apelación ante la Sala III (casación), el tribunal ordenó detener a Pérez y a Navas, al considerar la posibilidad de que se evadan. Se les dictó seis meses de prisión preventiva

El caso

A los exjueces y al exfiscal se les investigó por su participación en la rebaja de pena en favor de los narcotraficantes Federico Lozano Cadena y Mario Alberto Agis Peña, en julio de 1999, sin que tuvieran competencia para tomar esa decisión.

Ambos fueron condenados inicialmente a 18 años de prisión, pero el Tribunal de Pérez Zeledón –conformado por Larios, Pérez y Madrigal– rebajó la pena a 6 años.

En el proceso también participó el fiscal Mínor González.

Sin embargo, los mexicanos todavía están en prisión.

La razón

Tras la lectura de la parte dispositiva del fallo, que se inició a la 1:59 p. m., los jueces explicaron las razones de su pronunciamiento.

Así, consideraron que fue el exjuez Andrés Pérez quien resolvió en forma independiente rebajar la pena y luego, al presentar el caso a sus entonces colegas en el mismo Tribunal Pérez Zeledón, ocultó información, evadió tratar el tema de la competencia y se “apartó hábilmente de la jurisprudencia de la Sala Tercera”.

“Es cierto que ellos (Larios y Madrigal) debieron haber estudiado el expediente, pero ese expediente lo tuvo Andrés Pérez y fue hasta el momento de la deliberación que los otros lo conocieron”, puntualizó el juez Paúl Hernández.

El tribunal, además, dio crédito al testimonio de Miguel Larios según el cual Pérez manejó este caso “en una forma que no era la usual” y con mucha prisa.

El exfiscal González “se confabuló” para que Larios y Madrigal no ahondaran en el asunto al citarles jurisprudencia, pero en forma contraria a la correcta.

Finalmente, justificaron su sentencia contra Hugo Navas por la versión “poco creíble” que dio.


Celebración y protestas

El fallo judicial conocido ayer llevó alivio a unos pero más insatisfacción a otros.

El exjuez condenado, Andrés Pérez González, manifestó:

“No compartimos el fallo porque entendemos perfectamente que el Tribunal ha claudicado desdichadamente a la independencia del juez.

“Con valentía vamos a hacer las cosas, porque nadie puede renunciar a tener ideas, de ciudadanos que piensen en forma distinta a como lo tiene el sistema establecido”.

Su abogado defensor, Wílliam Guido, se expresó de manera similar:

“Esa sentencia es para la prensa, no tiene ninguna sustancia, ningún fundamento jurídico.

Era para la prensa para que divulgue que ahora el Poder Judicial puede mandar a un juez a la cárcel”, opinó.

Según el jurista la rebaja de la condena fue una decisión colegiada.

Adujo que ya hay jurisprudencia de que cuando se da una resolución por un tribunal colegiado la responsabilidad es compartida y no solamente uno tiene la responsabilidad.

Agregó: “Es un terrible error de este Tribunal, obviamente se ha tratado de dañar a un juez distinguido, inteligente, para limpiarle un poquito la cara al Poder Judicial”.


Gracias a Dios

José Antonio Madrigal Soto, exjuez absuelto dijo a La Nación :

“Gracias infinitas a mi Dios, a mi familia, a mi defensora, tantos amigos del Poder Judicial y fuera de él, a mi familia de Alajuela y de Pérez Zeledón. Muchas gracias a todos”.

Miguel Larios Ugalde, exjuez absuelto, declaró que confiaba en que saldría absuelto porque nunca cometió ningún delito.

Larios reiteró que durante toda su trayectoria como juez mantuvo la misma línea y nunca actuó maliciosamente.

“Fui inducido por un compañero. Hay que esperar qué dice la sentencia integral”.


¿Y los mexicanos?

Federico Lozano Cadena y Mario Alberto Agis Peña fueron sentenciados, el 25 de abril de 1997, luego de que se les encontró 21 kilos de cocaína en su casa.

El primer intento por liberarlos fue una infructuosa solicitud ante el Juzgado Ejecutor de la Pena de Alajuela , que después se elevó ante Tribunal de Pérez Zeledón, entonces integrado por los jueces Andrés Pérez, Miguel Larios y José Antonio Salazar.

Este Tribunal rebajó la pena de 18 años a seis años de prisión , no obstante que no tenía la competencia para hacerlo.

Su proceder dio origen a una investigación administrativa y otra penal. Finalmente, fueron destituidos los tres jueces y el fiscal.

El resultado de la causa penal se conoció ayer.

El otro intento por beneficiar a los extranjeros se realizó en octubre de 1999. Fue entonces cuando Hugo Navas Vargas ofreció al juez ejecutor de la pena de Alajuela –encargado de vigilar el cumplimiento del castigo de los extranjeros– ¢3 millones. Ese funcionario judicial denunció el intento de soborno y esto terminó en una condena impuesta ayer contra Navas.

Entretanto, los mexicanos continuaron cumpliendo su pena.

En agosto del 2002 y nuevamente el pasado agosto solicitaron el beneficio de libertad condicional , pero les fue rechazado por el mismo Juzgado Ejecutor de la Pena de Alajuela.

La Oficina de Prensa del Ministerio de Justicia y Gracia confirmó ayer que Agis Peña y Lozano Cadena continúan recluidos en el Centro Penitenciario La Reforma, en San Rafael de Alajuela.

Fuente: La Nación
Vea la noticia original haciendo click aquí


9 Octubre, 2003

Anúnciate Gratis